ShareThis

Dejar de usar el y/o.....

Y/o, uso innecesario

  
51
Se recomienda evitar, por innecesaria, la doble conjunción y/o en lugar del uso normal de esas dos conjunciones por separado.
En los últimos años, el empleo de y/o se ha hecho cada vez más frecuente en la República Dominicana en los medios de comunicación y en el lenguaje jurídico, como se nota en los siguientes ejemplos: «Varios sectores del país han analizado la posibilidad de modificar y/o eliminar los incentivos fiscales a la actividad cinematográfica local», «Esta alianza busca […] intercambiar consultas sobre aspectos administrativos y/o técnicos», «El Congreso se reduce a una mera caja de resonancia del presidente y/o del partido gobernante», «En caso de accidentes de trabajo y/o enfermedades profesionales, el seguro cubre todo los gastos médicos», «Puedes realizar consultas y transacciones de tus servicios móviles y/o fijos» o «La suma total de energía eléctrica entregada a las redes de comercialización no incluye el autoconsumo mediante instalaciones privadas y/o plantas privadas de emergencia».
Según la Nueva gramática de la lengua española, en español la conjunción o desempeña varias funciones: a) enunciar alternativa entre dos opciones («¿Qué color prefieres, rojo o verde?»), b) indicar equivalencia («En la avenida Tito Mella o carretera del Puerto de Haina»), c) expresar una cantidad aproximada («Repita la dosis en dos o tres horas») y d) coordinar los dos últimos elementos de una enumeración.
En esta última función, la conjunción o puede expresar al mismo tiempo tanto un valor conjuntivo como disyuntivo, de manera que cuando se dice, por ejemplo, «Esta alianza busca intercambiar consultas sobre aspectos administrativos o técnicos» no se excluye la posibilidad de que se puedan intercambiar consultas sobre ambos aspectos a la vez. De igual modo, de haberse usado la conjunción y («Esta alianza busca intercambiar consultas sobre aspectos administrativos y técnicos»), no se excluye la posibilidad de que se puedan intercambiar consultas sobre solo uno de estos aspectos.
Por su parte, el Diccionario panhispánico de dudas desaconseja el uso de la fórmula y/o salvo que resulte imprescindible para evitar ambigüedades en contextos muy técnicos.
Aun en el lenguaje jurídico inglés, donde nació el uso de la doble conjunción (and/or), se ha considerado incorrecto su uso, tildándolo de ‘abominación’ y de ‘muletilla conjuntiva-disyuntiva para pensadores desordenados’. Como ha señalado el gramático estadounidense Bryan Garner, ante un rótulo que diga «No se permite la entrada con alimentos o bebidas», a nadie se le ocurriría pensar que se puede entrar con ambas cosas a la vez.
Por estas razones, en los ejemplos citados habría sido más apropiado escribir «Varios sectores del país han analizado la posibilidad de modificar o eliminar los incentivos fiscales a la actividad cinematográfica local», «Esta alianza busca […] intercambiar consultas sobre aspectos administrativos y técnicos», «El Congreso se reduce a una mera caja de resonancia del presidente o del partido gobernante», «En caso de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, el seguro cubre todo los gastos médicos», «Puedes realizar consultas y transacciones de tus servicios móviles o fijos» y «La suma total de energía eléctrica entregada a las redes de comercialización no incluye el autoconsumo mediante instalaciones privadas o plantas privadas de emergencia».

0 comentarios: