ShareThis

Notas a un Proceso Electoral...

Notas sobre el Proceso Electoral 2016.
A partir de este lunes el proceso electoral entra en su fase definitoria y definitiva. Unos pocos días nos esperan para conocer si lo que vienen anunciando las encuestas en los últimos meses será cierto o si por el contrario la acción ciudadana resulta un mentis a las mismas.
Una cosa si es cierta, estas elecciones muestran unas características que las convierten en únicas. Haciendo abstracción de los escarceos y las conductas ambivalentes en relación a las decisiones de la JCE, debemos estar contestes que nunca como ahora el país ha contado con un Padrón electoral tan idóneo y seguro. Nunca como ahora tanto la JCE, como el TSE (en su condición de Contencioso) han ofrecido tantas garantías a los derechos de los ciudadanos, de las organizaciones políticas. Asi como seguridad, transparencia y la organización del proceso. Tal vez, solo un sector de los dominicanos no acepta esa realidad reconocida en el mundo.
Más de 24 mil candidatos optando por unos 4,106 cargos electivos convierten estas elecciones en “sui generis” y si valoramos los esfuerzos de esas dos instancias (JCE y TSE), para que todo el que haya acudido a ellas encontrara resguardados sus derechos, conforme al debido proceso y a la tutela judicial efectiva, hemos de concluir que este proceso habrá de culminar demostrando al mundo que la Republica Dominicana camina, en materia electoral, un camino libre, diáfano y seguro.
Que a una semana de celebrarse las elecciones no se hayan producidos hechos lamentables, propios de certámenes anteriores nos hace pensar que la sociedad avanza, ojala que podamos culminar el próximo domingo de la misma manera como ha transcurrido la campaña; En Paz y Armonía.
Otra de las razones que convierten este proceso en paradigmático es en relación a los propios actores;  quien pudiera pensar que un partido que obtuvo la mayor cantidad de votos en las últimas elecciones, caso PRD, en estos comicios participe como un convidado de piedra, aliado al partido de gobierno. Al analizar la conformación del principal partido de oposición PRM, nos damos cuenta que el partido que le permite presencia en la boleta (ASD) además de ser un coto familiar del propio candidato, tiene como historia que surgió en 1961 de la división del PRD, y a partir del 2012 otra crisis divisionista en el propio PRD le da carta de ciudadanía. Habria que esperar una vez pasadas las elecciones cual será su futuro.
El caso del PRSC, es uno de los que merecen ser estudiados; durante mas de 30 anos tuvo una incidencia extraordinaria en la vida política dominicana, sin embargo a partir del fallecimiento del Dr. Balaguer,mas bien desde aquella crisis del 1994 y el posterior apoyo al PLD, esta organización política ha venido en franca disolución, al punto que nos parece que luego de estas elecciones el futuro es incierto.
Una de las cuestiones mas interesantes de estas elecciones es, sin dudas, el surgimiento de nuevas opciones que al principio levantaron algunas expectativas incluso la “esperanza” de que pudiera conformarse un bloque opositor que “plantara cara” al PLD y su candidato sobre todo en aquellos momentos en que las tensiones al interior de ese partido presagiaba una crisis importante, sin embargo, ni una cosa ni la otra: Ni fueron capaces los opositores de unificar sus aspiraciones, algunos mas bien se posicionaron para garantizar puestos electivos; ni el PLD se dividio, al contrario, emergio con mas fuerza, consolidando su liderazgo en la sociedad política dominicana.
Por último, sin ser limitativo pienso que una de las más trascendentes decisiones de cara al proceso electoral próximo tiene que ver con el anuncio de que unos 1,800 reclusos podrán ejercer el voto el próximo día 15 de mayo. Visto en su cantidad quizás no tiene repercusión en un padrón que ronda los 7 millones de votantes. Sin embargo, de cara a la consolidación al Estado Social, Democrático y de Derecho que establece nuestra Constitución, este solo hecho que garantiza el ejercicio de los derechos civiles y políticos a ciudadanos privados de libertad, pero sin una sentencia firme en su contra,  convierte el proceso electoral en un evento de trascendencia para la democracia dominicana, ojala y todos estemos al nivel que corresponde y demandan los tiempos

0 comentarios: