ShareThis

Responso por Humberto...Porque ocurren estas cosas?



A lo largo de mi existencia he vivido, sentido, sufrido diversas situaciones, que han puesto a prueba la sensibilidad de mi corazon, la profundidad de mis lagrimas, la capacidad de soportar el dolor.

Quien  me conoce sabe de mis sentimientos, de mi solidaridad, de mi amor a mi familia; del carino y el afecto a los amigos. Quien ha compartido conmigo, es consciente que tras la coraza de una persona que no desmaya, que no descansa y que vive "al salto de la pulga" en la lucha constante por la supervivencia, existe un ser con la debilidad emocional a "flor de piel".

Quizas lo mas cercanos han visto como el dolor lacera mi corazon ante la partida de un familiar; de un amigo; pero tambien han sido testigo de como brotan mis lagrimas ante la inesperada partida de una mascota, de uno de esos companeros fieles que ha muchos les resultan indiferentes.

Por razones diversas he tenido la suerte, a veces indeseada, de compartir con personas de diferentes niveles sociales, profesionales, razas, credos religiosos, es decir con muchas personas. Un tesoro incalculable que cada dia lo renovo y valoro. No son pocas las ocasiones que me he encontrado con personas que la vida una vez nos puso en contacto y luego nos ha separado, sin embargo ni el tiempo ni la distancia nos ha borrado de la memoria. Es como si nuestra conducta, nuestra forma de ser dejara una "impronta" en quienes nos han conocido.

Una de las ultimas de esas responsabilidades con las que me reproduzco y sobrevivo junto a los mios, es la de ser "facilitador" en el Centro UASD-San Juan. En  el tiempo que llevo desarrollo una lucha tenaz por no dejar que esa ocupacion se convierta en un "trabajo"(al que se acude solo por cumplir y por el dinero que te ganas). A veces decaigo pero me "relevo" a  mi mismo y sigo adelante. Alli he conocido muchas personas unos con deseos de obtener un titulo, otros con la intencion de engordar el curriculum, aquel que para "matar el tiempo"(no se entera que el tiempo lo esta matando a el), esa que no encuentra como justificar la salida de la casa, y claro una enorme cantidad de jovenes , de ambos sexos, con la meta de alcanzar algun sueno, con talento y disposicion para salir adelante, de jovenes que se entregan con voluntad, corazon, esfuerzo y compromiso para lograr "ser algo mas" en la vida; de aportar a la sociedad a partir de su desarrollo personal.

Frente a mi realidad y a la esos seres tan diversos, nunca imagine que un momento como el de hoy llegaria; apenas el dia empezaba a despuntar y luego de mi acostumbrada caminata matinal, realizaba algunas tareas para afrontar los deberes cotidianos, sonaba el telefono y una voz entrecortada me decia "Edgar, Profe..." no lo escuchaba, y volvio la llamada; lo mismo "Edgar..Profe"...El solo escuchar lo de "profe" me auguraba que algo no caminaba bien(ellos mis companeros de aulas saben porque), se caia la llamada y entonces decidi, impulsado por la premonicion de que "algo grande ocurria"(recorde a Garcia Marquez), y llame la voz se quebro para decirme que: Humbertico habia muerto!!!!!!

Apenas veintitres(23) anos; lleno de vida, de entusiasmo, avido de conocimiento, curioso y tenaz. Siempre dispuesto a la discusion, a la reflexion para encontrar, para buscar la verdad, la certeza, el conocimiento. Nunca pense que la muerte de un ser humano, al cual le sobrepasaba unas decadas en edad, al cual no me cansaba de aguijonear para sacer lo mejor que siempre intento dar en las aulas, me impactaria de tal manera que desde que recibi la noticia , hasta el momento de escribir estas lineas no he podido contener las lagrimas.
Nunca habia visualizado hasta donde he llegado en mi interaccion con esos estudiantes; Hoy, que siento este lacerante dolor en lo mas profundo de mi corazon, me doy cuenta de la dimension de la frase atribuida a la Madre Teresa "Da hasta que te duela".
Existen misterios de la vida que ni la muerte es capaz de aclarar. Solo me resta dejar estas lineas como testimonio de que seguire luchando hasta mi muerte para que las cosas que realice "nunca se conviertan en trabajo", por mas dolor y tristeza que provoquen a mi corazon. Al final se que la mansedumbre y la nobleza de personas como Humberto Jose, me brindaran una sonrisa de satisfaccion.
Descansa en Paz!

0 comentarios: