ShareThis

Me aburre hablar de feminismo (La carta de Verne #32)

La carta de Verne #32 Me aburre hablar de feminismo
¿Sabes qué? Me aburre un poco hablar de feminismo. Es uno de esos temas sobre los que se discute a diario en internet y los medios lo usan como un recurso seguro para atraer lectores. Es el típico debate que llama rápidamente al oportunismo, al victimismo y al radicalismo más descerebrado. Por lo tanto, llega un punto en el que te saturas. El problema es que te satura leer opiniones sobre el feminismo en la misma medida que te aburres de leer sobre "Regreso al futuro" o las princesas Disney siendo malos de Star Wars. Te cansas de los lacitos rosas y las acciones contra el cáncer de mamacomo de las listas de los mejores disfraces para Halloween. Y lo de las madres quejándose por la conciliación lo tienes ya más visto que la última broma de moda en Facebook.
Pero es que justo este es el drama de nuestros tiempos. Los temas importantes comparten espacio con los más banales y compiten, sin ventaja alguna, por tu atención. ¿Qué enlaces de arriba has pinchado?
Así que todos los días, tengo que recordarme que lo que le aburre a la parte más superficial de mí misma es completamente irrelevante. No puedo permitir que esa reacción tan impulsiva y tan egoísta se convierta en una opinión. Y tengo que recordarme también que cuando me canso de leer sobre un problema, ese problema sigue sin resolverse.
El machismo sigue imperando, no solo en esos países donde las mujeres apenas tienen derechos, no solo en muchos aspectos de nuestra sociedad, sino en nuestra propia cabeza. Porque aunque yo racionalmente me considere feminista, mi cerebro está programado para reproducir actitudes machistas. Y lo hago sin darme cuenta. Así que está bien reflexionar y hablar sobre feminismo, aunque algunas opiniones nos aburran, nos incomoden o nos ofendan. Es importante que sigamos hablando de ello.
Mitin
Remontémonos al pasado, a cuando las mujeres no podíamos votar. ¿Te imaginas? No poder votar solo por ser mujer. Qué tiempos bárbaros y medievales, ¿no? Pues no han pasado ni 100 años desde que lo conseguimos en España. La votación que nos dio ese derecho se llevó a cabo en 1931 y se lo debemos en parte a Clara Campoamor. Con un nombre tan bonito como ese, ¿cómo es posible que apenas nos suene? Lee este discurso suyo y piensa si realmente parece de una época tan distante a nuestros días.
A veces las palabras y los discursos no bastaban para defender un derecho tan básico. Había también que salir a la calle y protestar. Algunas sufragistas en Gran Bretaña, para defenderse del abuso policial, recurrieron al jiu-jitsu, o al “suffrajitsu”, como acabó llamándose.
Defensa
Mucho ha llovido desde entonces, y además de poder votar, ahora es normal que una mujer se entrene para ser más fuerte y poder defenderse a sí misma, ¿verdad? Pues no. Lo normal es que hagamos cardio sin parar, para quemar calorías y conseguir "esa figura que anhelamos". Porque parece que de sexo débil hemos pasado a ser el sexo ligero. En este artículo explican muy bien por qué la obsesión de las mujeres con el cardio resulta más bien una obsesión impuesta.
Y más pruebas de que seguimos sin hacernos oír del todo. El "manterruption": a las mujeres se nos interrumpe más cuando hablamos en una reunión de trabajo o en un debate. Algo especialmente descorazonador cuando tu actividad se desarrolla en un campo donde las mujeres seguimos siendo minoría. Si eres ingeniero, por ejemplo, lee esta carta y piensa si este estudiante no tiene razón.
Mundos
Parece lógico que la igualdad tarde más en llegar a campos donde tradicionalmente han predominado los hombres y que en las profesiones nuevas la igualdad impere desde el principio. Por ejemplo, ser youtuber. Solo hace diez años que Youtube existe, pero la semana pasada, los dos españoles a los que se premió con un botón de diamante por llegar a los diez millones de suscriptores fueron hombres. ¿Es casualidad? ¿Podría haber una Rubius? Las mujeres youtubers con millones de suscriptores existen (especialmente si son guapas y enseñan cómo maquillarse), perosegún este artículo, en Youtube seguimos siendo minoría. ¿Por qué? ¿Cuál es una de las razones para que haya menos mujeres que se graben a sí mismas y se expongan en internet? Seguro que lo has adivinado: el acoso.
Carmen Maura
Para terminar, te animo a que veas el vídeo de Carmen Maura en el que habla de una violación que sufrió. Hay varias cosas de este vídeo que me impactaron profundamente: el hecho de que fuera la primera vez que lo contaba públicamente, la vergüenza que parece que siente a veces (“no sé por qué te estoy contando esto”), cómo intenta quitarle hierro durante todo el relato, y por supuesto, los hechos que describe.
¿Crees que ya se ha hablado suficiente sobre estos temas? ¿Que es hora de dejarlos estar? Yo tengo claro que me seguirá aburriendo hablar y leer sobre feminismo, pero no por ello pienso dejar de hacerlo.
Selección de contenido y redacción de la carta:@Carmen_Pacheco

Quiero Ser Maestro...La realidad es la misma en todas partes!!1

"Yo quiero ser maestro": hay 235 mil docentes más en las aulas que hace una década

Una vocación que atrae cada vez a más hombres y mujeres.Lo reveló un censo nacional. Es una suba del 28,6%. Y se sumaron más varones. Lo atribuyen a la estabilidad laboral.

Hoy no habrá manos resecas con polvo de tiza, ni rodillas y gargantas latiendo después de dar cuatro horas de clase seguidas: hoy celebran su día los maestros de todo el país, que son cada vez más pese al desprestigio social que sufre la profesión. En diez años creció un 28,6% la cantidad de docentes (235 mil) y ya son 1.057.136, según datos del Censo Nacional Docente 2014. 
El aumento se concentra en el nivel inicial, en la secundaria y en los institutos de formación, según informó el Ministerio de Educación. Los mayores incrementos se dieron en Tierra del Fuego (63,3%) y Chaco (45,9%). Si bien sigue siendo una profesión “feminizada”, en la última década aumentó 2 puntos la participación de los varones (son el 22,3%). En cuanto a la edad, más de la mitad de los docentes (55%) tiene entre 25 y 44 años; solo el 4,3% tiene menos de 25.
Entre las principales causas que explican este aumento, los expertos señalan la expansión de la matrícula en el nivel secundario, que repercute en las carreras de formación docente, y la estabilidad laboral que ofrece la docencia, cuyos sueldos mejoraron en los últimos años.
“Tanto para los docentes titulados como para aquellos que ejercen aunque no sean profesores, la docencia constituye una oportunidad de contar con un trabajo en condiciones formales, que a lo largo de los años es factible regularizar –plantea Sandra Ziegler, investigadora de Flacso–. Contra la idea de que docencia es ‘trabajo seguro’, hay que contemplar que muchos docentes inician como suplentes y les puede llevar años estabilizar un cargo y salario”. Sin embargo, añade Ziegler, “frente a un contexto general de trabajo que resulta incierto, la docencia sigue siendo una opción atractiva para un sector importante de la población”.
¿Es más seductora que antes la carrera docente? Para Axel Rivas, de Cippec, el aumento de la cantidad de educadores “es parte de un proceso de expansión del sistema más que una consecuencia de que se haya vuelto más atractiva la profesión”. Según Rivas, en estos diez años hubo “un gran incremento de la oferta educativa, tanto por construcción de escuelas y acceso de nuevos alumnos al sistema como por expansión de la cantidad de cargos (docentes de inglés, educación física, bibliotecarios, etc.)”. 
Rivas también menciona la mejora de los salarios docentes, variable entre las provincias, pero que “fue muy fuerte entre 2004 y 2008: aumentó un 45% en términos reales frente a los años noventa, con datos creíbles de inflación”. 
Aunque los sueldos mejoraron, las dificultades de la tarea parecen cada vez mayores. Emilio Tenti Fanfani, profesor en la UBA y consultor de Unicef y Unesco, describe las expectativas innumerables (y contradictorias) que la sociedad deposita en los docentes: “¡Se esperan tantas cosas del maestro! Que sea un transmisor de conocimientos, un motivador, un héroe capaz de vencer todos los obstáculos, un mago capaz de hacer mucho con pocos recursos, un sacerdote dispuesto a sacrificar todo para cumplir con su misión”. Para Tenti Fanfani, si se sumaran todas las demandas que la sociedad vuelca sobre el docente, “éste debería ser una especie de superhombre o supermujer: una entidad magnífica pero imposible”.
Además de honrar el trabajo de un millón de docentes, el Día del Maestro conmemora la muerte del único presidente argentino recordado por su compromiso con la educación. Los diccionarios dicen que la palabra maestro se oponía, en su origen latino, a ministro. Magister incluye el término magis, que significa “más”; minister deriva de minus, “menos”. De algún modo esa antítesis sobrevive en el presente, aunque la etimología no compense la injusticia plasmada en los recibos de sueldo: en la Argentina de 2015, pocas realidades tan opuestas como las de nuestros maestros y nuestros políticos.

Un estado de vigilancia permanente.....M.Castell...

Me permito sin ninguna licencia reproducir este articulo de Castells y publicado en Ssociologos(blogs de sociologia)..con el objetivo de que quienes me leen puedan ir tomando conciencia de lo que acontece con nosotros en esta sociedad en la que vivimos.

______________________________________


Vivir en estado de vigilancia permanente | Manuel Castells

La digitalización global de datos ubica a todos los ciudadanos en el papel de espiados tanto por los estados que dicen luchar contra el terrorismo como por quienes buscan más consumidores. 
Vivir-vigilancia-permanente_manuel_castells
El Estado nos vigila y el Capital nos vende, o sea vende nuestra vida transformada en datos.
El 97% de la información del planeta está digitalizada. Y la mayor parte de esta información la producimos nosotros, mediante Internet y redes de comunicación inalámbrica. Al comunicarnos transformamos buena parte de nuestras vidas en registro digital. Y por tanto comunicable y accesible mediante interconexión de archivos de redes. Con una identificación individual. Un código de barras. El DNI. Que conecta con nuestras tarjetas de crédito, nuestra tarjeta sanitaria, nuestra cuenta bancaria, nuestro historial personal y profesional –incluido domicilio–, nuestras computadoras –cada uno con su número de código–, nuestro correo electrónico –requerido por bancos y empresas de Internet–, nuestro permiso de conducir, la matrícula del coche, los viajes que hemos hecho, nuestros hábitos de consumo –detectados por las compras con tarjeta o por Internet–, nuestros hábitos de lectura y música –gentileza de las webs que frecuentamos–, nuestra presencia en los medios sociales –como Facebook, Instagram, YouTube, Flickr o Twitter y tantos otros–, nuestras búsquedas en Google o Yahoo y un largo etcétera digital. Y todo ello referido a una persona; usted, por ejemplo. Sin embargo se supone que las identidades individuales están protegidas legalmente y que los datos de cada uno son privados. Hasta que no lo son. Y esas excepciones, que de hecho son la regla, se refieren a la relación con las dos instituciones centrales en nuestra sociedad: el Estado y el Capital.
En ese mundo digitalizado y conectado, el Estado nos vigila y el Capital nos vende, o sea vende nuestra vida transformada en datos. Nos vigilan por nuestro bien, para protegernos de los malos. Y nos venden con nuestro acuerdo de aceptar cookies y de confiar en los bancos que nos permiten vivir a crédito (y, por tanto, tienen derecho a saber a quién le dan tarjeta). Los dos procesos, la vigilancia electrónica masiva y la venta de datos personales como modelo de negocio, se han ampliado exponencialmente en la última década por efecto de la paranoia de la seguridad, la búsqueda de formas para hacer Internet rentable y el desarrollo tecnológico de la comunicación digital y el tratamiento de datos.
Las revelaciones de Snowden sobre las prácticas de espionaje masivo del mundo entero (con escasa protección judicial o simplemente ilegales) han expuesto una sociedad en la que nadie puede escapar a la vigilancia del Gran Hermano, ni Merkel. No siempre ha sido así porque no estábamos digitalizados y no existían tecnologías suficientemente potentes para obtener, relacionar y procesar esa inmensa masa de información. La emergencia del llamado big data, gigantescas bases de datos en formatos comunicables y accesibles (como el inmenso archivo de la NSA en Bluffdale, Utah) ha resultado del reforzamiento de los servicios de inteligencia tras el bárbaro ataque a Nueva York así como de la cooperación entre grandes empresas tecnológicas y gobiernos, en particular con la Agencia de Seguridad Nacional de EE.UU. (que forma parte del Ministerio de Defensa, pero que goza de amplia autonomía).
El director de la NSA, Michael Hayden, declaró que para identificar una aguja en un pajar (el terrorista en la comunicación mundial) necesitaba controlar todo el pajar, y eso es lo que acabó consiguiendo, según su criterio, con una flexible cobertura legal. Aunque Estados Unidos es el centro del sistema de vigilancia, los documentos de Snowden muestran la activa cooperación con las agencias especializadas de vigilancia del Reino Unido, de Alemania, de Francia y de cualquier país, con la excepción parcial de Rusia y China, salvo en momentos de convergencia. En España, tras la escandalosa revelación de que la NSA había interceptado 60 millones de llamadas, Snowden apuntó que en realidad lo había hecho el CNI por cuenta de la NSA. Siguiendo la política de Aznar que dio a Bush permiso ilimitado para espiar en España a cambio de material avanzado de vigilancia. Y vigilaron a cualquiera que estuviera compartiendo información. Pero fueron las empresas tecnológicas las que desarrollaron las tecnologías de punta para el Pentágono. Y fueron empresas telefónicas y de Internet las que entregaron datos de sus clientes. Sólo se enfadaron cuando supieron que la NSA los espiaba sin su permiso. Facebook, Google y Apple protestaron y encriptaron parte de sus comunicaciones internas. Porque en realidad esa es una posible defensa de la privacidad: comunicación encriptada facilitada a los usuarios. Sin embargo, no se difunde porque contradice el modelo de negocio de las empresas de Internet: la recolección y venta de datos para la publicidad enfocada (que constituye el 91% de las ganancias de Google).
Aunque la vigilancia incontrolada del Estado es una amenaza para la democracia, la erosión de la privacidad proviene esencialmente de la práctica de las empresas de comunicación de obtener datos de sus clientes, agregarlos y venderlos. Nos venden como datos. Sin problema legal. Lea la política de privacidad que publica Google: el buscador se otorga el derecho de registrar el nombre del usuario, el correo electrónico, número de teléfono, tarjeta de crédito, hábitos de búsqueda, peticiones de búsqueda, identificación de computadoras y teléfonos, duración de llamadas, localización, usos y datos de las aplicaciones. Aparte de eso, se respeta la privacidad. Por eso Google dispone de casi un millón de servidores para procesamiento de datos.
¿Cómo evitar ser vigilado o vendido? Los criptoanarquistas confían en la tecnología. Vano empeño para la gente normal. Los abogados, en la justicia. Ardua y lenta batalla. Los políticos, encantados de saberlo todo, excepto lo suyo. ¿Y el individuo? Tal vez cambiar por su cuenta: no utilice tarjetas de crédito, comunique en cibercafés, llame desde teléfonos públicos, vaya al cine y a conciertos en lugar de descargarse pelis o música. Y si esto es muy pesado, venda sus datos, como proponen pequeñas empresas que ahora proliferan en Silicon Valley.
Artículo de Manuel Castells en revistaenie.clarin.com. Más sobre Manuel Castells

Sobre la libertad!!!!

Podemos decir que el hombre es un ser libre?, nos han inculcado aquello del libre albedrio, de la autonomia de la voluntad...Pero podemos decir o definir en que consiste la libertad?..
Si buscamos ayuda en algunos pensadores como Hegel que planteaba que la libertad es aceptar la necesidad...O tal vez apegarno a Leibniz, para quien la libertad es la inteligencia en su espontaneidad, o quizas la respuesta la tiene Spinoza, quien hablo de la libertad como la mas perfecta racionalidad. Lo cierto que todos ellos la definian en un sentido "interno", es decir como manifestacion de la intima voluntad del ser humano.
Vale decir que no se toma en cuenta la libertad, como manifestacion externa, en relacion con los demas, es decir como expresion de la interaccion con la libertad del otro y mas aun como una forma de resistencia frente a la "falta de libertad".
Cuando se habla de libertad interna, esta relacionada con la "libertad de querer", sin embargo la libertad "externa"(tomando en cuenta al otro), hablamos de libertad de "hacer". Es una diferencia fundamental, expresada de manera precisa cuando se entiende que la primera o interior es responsabilidad de la Filosofia, en tanto que la exterior es objeto de la "Politica". Es decir que podemos hablar de "Libertad Politica", que segun Tomas Hobbes "...significa propiamente ausencia...de impedimentos externos"..Aqui este filosofo politico se refiere o considera la libertad desde la posicion de los "ciudadanos" cuando ellos se relacionan con el Estado. 
En esencia, lo importante eses senalar que la "libertad politica"(externa), sirve para 'proteger al ciudadadano de la opresion". Como diria Ciceron: Somos siervos de la ley con el fin de ser libres, lo cual se complementa con la sentencia de Locke: Donde no hay ley no hay libertad.
Esta consideracion de la Libertad a partir de la existencia de la Ley, tiene una de sus maximas expresiones en JJ Rosseau: Cuando la ley esta sometida a los hombres, no quedan mas que esclavos y amos; es la certidumbre de la que estoy mas seguro: la libertad siempre sigue la misma suerte que las leyes, reina y perece con ellas".
Se preguntaran y por que la libertad necesita de la ley?...Y entonces la respuesta pertinente seria; porque si gobiernan las leyes(generales e impersonales), no gobiernan los hombres y con ellos la decision arbitraria o tal vez absurda de otro hombre. Se podra aludir a que la ley es una expresion de la coercion, y cierto que es asi, sin embargo, por su naturaleza ella se aplica a todos sin "distincion"(incluyendo a quienes la hacen), las convierte en un medio extraordinario para impedir el abuso, y el exceso de poder.
En principio podemos entender que la libertad en su expresion politica es una libertad "de"(defensa frente a), sin embargo, en su desarrollo se convierte en una libertad de caracter afirmativo, y se convierte en libertad "para", en conclusion si no existiera la proteccion "DE" la ley, no llegariamos a tener libertad "PARA" hacer nada.