ShareThis

Que es y en que consiste la Democracia...

Que es la Democracia?
Etimológicamente, la palabra Democracia (del griego demokratía, de dëmos, pueblo y Krátos, autoridad) es entendida como el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo. Según el Diccionario SALVAT, es el Sistema político basado en el reconocimiento del principio que toda autoridad emana del pueblo, y que se caracteriza por la participación de éste en la administración del Estado; garantiza las libertades básicas del individuo (expresión, reunión, asociación), así como la libre elección para los cargos de gobierno y el control popular de la gestión gubernativa.1
La democracia es una forma de gobierno del Estado donde el poder es ejercido por el pueblo, mediante mecanismos legítimos de participación en la toma de decisiones políticas
Esta puede ser entendida como:
1-Forma de Gobierno.(Republica o Monarquía)
2-Doctrina Política o Forma de Vida Social.(Respeto a Derechos Humanos, la protección de las libertades civiles y de los derechos individuales, y la igualdad de oportunidades en la participación en la vida política, económica y cultural de la sociedad.)
Origen y Evolución de la Democracia.-
Es de todos sabido que lo reputado como DEMOCRACIA, tiene su origen en aquellas prácticas desarrolladas en algunas ciudades-estado en la Grecia antigua. Para algunos el creador de este sistema político fue Solón, quien impuso eso de  un “gobierno del pueblo”. Sin embargo, es importante señalar que el concepto de “Pueblo” no tiene correspondencia a lo que conocemos hoy.
En esa época, “la práctica democrática se materializaba en la reunión periódica de la asamblea general de ciudadanos (que excluía esclavos y extranjeros residentes) que adoptaba las medidas más importantes y elegía a los magistrados encargados de llevarlas a cabo y de adoptar decisiones…”
Sin dudas que Pericles-con su exaltación de la libertad - y Aristóteles-con su clásica división de los tipos de gobierno- y el establecer la necesidad de que estos “estuvieran bajo el imperio de la Ley” lo que da origen al Estado de Derecho, fundamento del Sistema Democrático, ambos fueron los que más aportaron, en Grecia, al desarrollo de la formas democráticas.
Posteriormente los romanos, por sus características expansivas, aunque desearon no pudieron implantar un sistema democrático al estilo griego, allí la Aristocracia se impuso sobre la mayoría, más bien sobre la Plebe. Ahora bien, que no pudieran aplicar un sistema democrático no impidió que los romanos hicieran aportes al desarrollo de la democracia. Por ejemplo, notable son, entre otras; la idea de igualdad ante la ley y la delegación del poder, que es un principio básico de la democracia representativa.
En el periodo de la Edad Media, cuya característica es el predominio, auge y esplendor de la Monarquía Teocrática (o de origen divino), lo cual representa una etapa de retroceso en el proceso de desarrollo de la democracia, como sistema político. Se tiene que esperar hasta el momento en que el sistema feudal, fundamentalmente agrario, entre en crisis en algunos lugares y el surgimiento de formas comerciales incipientes lo que permite el resurgimiento de las ideas democráticas, sobre todo en la región de los países bajos.
Hay que esperar hasta la llegada de los siglos XVII(su segunda mitad) y XVIII, en los que se desarrollaron nuevas ideas y corrientes filosóficas-políticas, una de ellas es el liberalismo y su reflexión sobre la doctrina de los derechos naturales(Locke), el cual también proponía que el medio más seguro de preservar “el bien público”, era llevar al pueblo la discusión de los más importantes asuntos. Estas ideas de Locke, vinieron a ser complementadas por: “
Montesquieu, Rousseau y Voltaire; “el primero evidenció la necesidad de repartir el poder entre estructuras estatales que se contrapusieran para evitar los abusos de poder y la tiranía, diseñando la clásica división de los tres poderes: legislativo, ejecutivo y judicial. Voltaire consolidó este edificio teórico basándolo en el principio de la soberanía popular y Rousseau acabó vinculando la legitimidad de todo poder a la voluntad general de los ciudadanos libremente expresada, base del sistema democrático.
Si Gran Bretaña fue el escenario de la primera revolución liberal (1688-89), y con ella la proclamación de la República, la primera declaración de derecho (Bill of Rights) y la restauración en una nueva dinastía que, aunque en aparente oposición a los hechos inmediatamente anteriores, respetó la labor legislativa republicana; ésta había recortado los derechos reales, reducido los privilegios de la aristocracia y abierto definitivamente la participación en los asuntos públicos a la ciudadanía, que vio garantizadas sus libertades públicas.
Las otras dos grandes revoluciones se produjeron un siglo después en las Doce Colonias británicas en América del Norte y en Francia; la independencia de los Estados Unidos y la agitada vida de la República Francesa a pesar de sus diferencias externas, estaban asentadas sobre las mismas bases teóricas y depararon dos logros semejantes: establecer sobre el principio de soberanía nacional toda legitimidad del poder político y desarrollar los mecanismos que posibilitaron la fundación de la democracia representativa.
Definición de Democracia según autores.
Aquí solo tomaremos como referencia cuatro autores, de los más contemporáneos, a sabiendas de que existen múltiples y diversas definiciones, así como decenas de autores que se han referido al tema. En nuestro caso, hacemos referencia a:
1-Giovanni Sartori:
Este considera que la "democracia" es una abreviación que significa Liberal-democracia. Distingue tres aspectos:
(1) La democracia como principio de legitimidad. Este postula que el poder deriva del "demos", el pueblo, y se basa en el consenso verificado, no presunto, de los ciudadanos.
(2) La democracia como sistema político. Aquí tiene relación con la titularidad del poder y el ejercicio del poder.(factible en sociedades pequeñas no así en las grandes o extensas, esto provoca el surgimiento de la Democracia Representativa).
(3) La democracia como ideal. La democracia como es en la realidad, no es la democracia como debería ser. El elemento dinámico es esta diferencia entre la democracia ideal y la democracia real, que hace a esta última perfectible.
2-Samuel P. Huntington.
Luego de Segunda Guerra Mundial, se desarrolló un desacuerdo en torno al significado. Todos definían a la democracia según sus propios intereses. Así surgen los conceptos de: democracia directa, democracia representativa, democracia liberal o burguesa, democracia proletaria, socialdemocracia, democracia totalitaria, etc.
Todo esto creó problemas importantes para los pensadores. Y acrecentó la confusión terminológica y conceptual.
En el esfuerzo por concretar y reducir dicha confusión cristalizaron tres enfoques acerca de la definición de democracia:
(1) De acuerdo a las fuentes de autoridad. En relación a esta la connotación más recurrida es la democracia como gobierno del pueblo. Algunos agregan en forma retórica: el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo. Pero para Huntington esta definición carece de sentido desde un punto de vista empírico y analítico. El órgano gobernante en una democracia no siempre es definido en una forma tan amplia.
La premisa implícita en la definición de democracia como gobierno de la mayoría, es que, mediante la persuasión y la movilización de apoyo, las minorías pueden llegar a ser mayoría. De no ocurrir así, si se impide de forma permanente el acceso de una parte de la sociedad al gobierno, se viola el concepto mismo de democracia.
(2) De acuerdo a los fines o propósitos del gobierno. Pero ¿cómo definir estos objetivos? ¿Serán el Bienestar Humano, la Igualdad, la Justicia, los Derechos Humanos, la Realización del Individuo, la Libertad, el Bien Común, etc., etc.?
(3) De acuerdo a los medios o instituciones. La dificultad de definir a la democracia en términos de fuentes de autoridad o de propósitos de gobierno, ha llevado en las últimas décadas a enfatizar una definición institucional de democracia. La democracia tiene un significado útil sólo si se le define en términos institucionales. La institución clave en una democracia es la elección de los líderes por medio de elecciones competitivas.
3-Joseph A. Schumpeter. Este define la democracia como método.
Un aspecto central de esa formulación es concebir la democracia como un método, como un modo de proceder, cuya ausencia o existencia es, por consecuencia, fácil de comprobar en la mayoría de los casos.
Esta opción le permitió resolver ambigüedades y dificultades implícitas en la teoría clásica que definía la democracia como " la voluntad del pueblo", o "la voluntad general" o "el bien común", máximas, que a juicio de Schumpeter, muchas veces eran mejor servidos por gobiernos que nada tenían de democráticos.
Para Schumpeter(1942) la democracia se define de la siguiente manera: "el método democrático es el instrumento institucional para llegar a decisiones políticas, en virtud del cual cada individuo logra el poder de decidir mediante una competencia que tiene por objeto el voto popular".
4- Robert A. Dahl. Este considera que un gobierno democrático se caracteriza fundamentalmente por su continua aptitud para responder a las preferencias de sus ciudadanos, sin establecer diferencias políticas entre ellos. Para que esto tenga lugar es necesario que todos los ciudadanos tengan igual oportunidad para:
(1) Formular sus preferencias.
(2) Manifestar públicamente dichas preferencias entre sus partidarios y ante el gobierno, individual y colectivamente.
(3) Recibir por parte del gobierno igualdad de trato: es decir, éste no debe hacer discriminación alguna por causa del contenido o el origen de tales preferencias.
Estas tres condiciones básicas deben ir acompañadas por ocho garantías:
(1) Libertad de asociación.
(2) Libertad de expresión.
(3) Libertad de voto.
(4) Elegibilidad para el servicio público.
(5) Derecho de los líderes políticos a competir en busca de apoyo.
Derecho de los líderes políticos a luchar por los votos.
(6) Diversidad de las fuentes de información.
(7) Elecciones libres e imparciales.
(8) Instituciones que garanticen que la política del gobierno dependa de los votos y
demás formas de expresar las preferencias.
Para poder medir con mayor precisión el grado de democratización de un sistema político, Dahl recurre a dos dimensiones teóricas, Una dimensión refleja la amplitud con que el régimen facilita la oposición, o el debate público, en otras palabras la liberalización. La otra dimensión es el número de personas que están facultadas para participar, mediante adecuados mecanismos de representación en un plano de mayor o menor igualdad, en el control y discusión de la política del gobierno.
Estas dos dimensiones: el debate público y la capacidad de representación varían independientemente una de la otra.
En definitiva se puede considerar que las dimensiones claves por las que se pueden comparar con la democracia son tres:
(i) La forma en que se eligen los líderes a través de elecciones competitivas u otros
medios.
(ii) El alcance y la naturaleza de la participación de la ciudadanía en el gobierno.
(iii) El alcance y la naturaleza del control de la sociedad, en especial, el control de la
Economía por parte del gobierno.
Tipos de Democracia: Para este apartado, necesariamente tendremos que acudir a uno de los más importantes y profundos estudiosos de las Ciencias Políticas: N.Bobbio, quien presenta la Democracia como una de las tres formas más antiguas de gobierno según el número de gobernantes; desde lo prescriptivo, señalándonos que en un arco de opiniones dicotómicas a lo largo del tiempo, ha variado desde buena a mala , a favor o en contra.

Nos habla de la Democracia de los Antiguos, como la libertad de distribuir el poder entre una cantidad numerosa de ciudadanos, y de la Democracia de los Modernos, como una seguridad de limitar dicho poder.

Democracia Directa (imposible en grandes Estados Modernos) a Democracia Representativa, inaugurada e institucionalizada a partir de la independencia de los Estados Unidos de Norteamérica.

Define la Democracia Social como superadora de la Democracia Política, ya que implica considerar al ciudadano en toda su multiplicidad, profundizando el proceso democratizador y extendiéndolo de manera ascendente en la ocupación democrática de nuevos espacios.

Considera que la Democracia Representativa será de tipo fiduciario; representará el interés general, siendo por lo tanto no imperativa y no revocable de manera directa.

La Democracia Formal, para este, nos más que un mecanismo de renovación de autoridades, oponiéndole la Democracia Sustancial como contenido realmente significativo de esta forma señalada.
Además nos habla de  la Democracia Moderna, la cual la considera como consecuencia casi natural del Liberalismo, adquiriendo un sentido procedimental (formal) pero también un sentido ético (sustancial).

Finalmente, debemos compartir la aseveración de cuando la Democracia pasa a ser sólo procedimental,(como parece ser la Dominicana) resurge el desencanto y los movimientos antidemocráticos.  Y entonces aparece, finalmente, el concepto de Democracia Condicional (Nun) que se presenta ante la falta de atractivo y viabilidad de la Democracia en ausencia de un Estado Benefactor.

Bibliografía:
Bobbio, N. (2000) Liberalismo y democracia - Breviarios del Fondo de Cultura Económica - México.
Bobbio, N. (1984) Democracia representativa y Democracia directa en “El futuro de la Democracia - Fondo de Cultura Económica - México.
Dahl, R.  (1987) Democracia de Poliarquía, en “Un Prefacio a la teoría democrática” - Ed. Gernika.
Dahl, R. (1999) Democratización y oposición política y ¿Tiene importancia la poliarquía? en “La Poliarquía. Participación y Oposición” - Ed. Tecnos. Giddens, A. (1971) El capitalismo y la moderna teoría social – Ed Labor – Barcelona – España.
Fernández E., C. M. (2003) Democracia: Definiciones, épocas y sistemas: De los antiguos a los modernos, de los liberales a los revolucionarios [en línea]. Trabajo final de grado. Universidad Nacional de La Plata. Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación. Disponible en: http://www.memoria.fahce.unlp.edu.ar/tesis/te.616/te.616.pdf
Sartori, G. (1994) El debate contemporáneo y Los problemas clásicos. en “Teoría de la Democracia “ - Ed. Alianza - Buenos Aires - Argentina.

Schumpeter, J. (1996) La teoría clásica de la democracia y Otra teoría de la democracia en “Capitalismo, socialismo y democracia” - Ed. Folio - Barcelona - España.

0 comentarios: