ShareThis

PLD en el Gobierno!!!!!!

Bosch, Leonel y Danilo: 180 meses de brillante gestión gubernamental 



Por:  .
Afortunadamente, 33 años después del derrocamiento del gobierno de Don Juan, el Presidente Leonel Fernández, a partir del 16 de agosto de 1996, da inicio a un proceso democrático que procura reeditar y superar la obra de gobierno iniciada por su maestro, el 27 de febrero de 1963, la cual fue interrumpida el 25 de septiembre de ese año.
Los gobiernos de Leonel (agosto 1996-agosto 2000; agosto 2004-agosto 2008, y agosto 2008-agosto 2012) han sido catalogados como los abanderados del crecimiento económico por encima de la media de América Latina, de la estabilidad y la modernización de la nación.
En ellos se llenó la Capital dominicana de túneles, elevados y corredores para agilizar el tránsito, se construyó (por primera vez) el Metro de Santo Domingo y una extraordinaria gama de avenidas, circunvalaciones y carreteras, que han contribuido grandemente con una mejor comunicación del país.
En efecto, los 144 meses de extraordinario ejercicio gubernamental del doctor Leonel Fernández han de ser valorados como muy positivos, y constituyen un gran aporte para el progreso económico y social y la apertura de la República Dominicana al proceso integracionista que rige las relaciones internacionales en el mundo de hoy.
Como parte de los éxitos más sobresalientes de los tres períodos de gobierno de Leonel se destacan la estabilidad macroeconómica y un crecimiento económico sostenido que en 1996 alcanzó el 7.3 por ciento del Producto Interno Bruto; en 1997, el 8.2 por ciento; en 1998, el 7.0 por ciento; y durante todo el período 2004-2012 osciló entre un 7 y un 11 por ciento.
El gobierno peledeísta, aparte de garantizar la estabilidad cambiaria y de llevar la tasa de desempleo de un 15.7 por ciento a un 14.3 por ciento, mediante la creación de cerca de 500,000 nuevos empleos en beneficio de 900,000 hogares dominicanos en sus primeros 38 meses (de 1996 a 1999), también formó parte, junto a Argentina y Panamá, del grupo de países de América Latina y el Caribe con menor tasa de inflación, asegurando una tasa que permaneció por debajo de los dos dígitos.
El manejo acertado y ejemplar dado por los gobiernos del doctor Fernández a la economía del país ha merecido elogios y reconocimientos de varios organismos internacionales, entre ellos, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Agencia para el Desarrollo Internacional de Estados Unidos (AID), la Comisión Económica de América Latina y El Caribe (CEPAL), el Banco Mundial (BM), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Congreso de los Estados Unidos, entre otros.
El doctor Enrique Iglesias, a la sazón presidente del BID; José María Ocampo, entonces secretario ejecutivo de la CEPAL, y consultores internacionales de la talla del profesor Arnold Harberger y el economista Carlos Solchaga, calificaron de brillante, envidiable, de ser el mayor de América Latina y uno de los más elevados del mundo, el crecimiento económico registrado por el país durante las administraciones peledeístas encabezadas por Leonel.
Tanto los organismos internacionales como los consultores coinciden en señalar que la República Dominicana es una de las pocas naciones que cuentan con una economía sólida y brillante, en relación con los demás países, y que la ONU está pendiente del ejemplo dominicano.
En ese tenor, un reciente Informe del Congreso de los Estados Unidos pone de manifiesto que en el transcurso de los mandatos gubernamentales de Leonel Fernández se restauró la confianza en la economía dominicana, alcanzando niveles de crecimiento sin precedentes, se modernizó la infraestructura del país y el jefe de Estado jugó un papel trascendental en la política regional, que fue elogiado por el Presidente Barack Obama y la Casa Blanca.
Destaca el informe del Congreso Norteamericano que fruto de su exitosa gestión, Fernández ayudó a la República Dominicana a reanudar su posición como una de las naciones de más rápido crecimiento económico en la región, a que la inversión extranjera alcanzara cifras records, que la economía se diversificara significativamente, se redujera la inflación y el porcentaje de personas que viven en la pobreza de un 43% en el 2004 a un 34% en el 2010.
Conviene poner de relieve que en los primeros 38 meses de gestión de Leonel se redujo la deuda externa (con la entrada de 2,485 millones de dólares) y se aplicó una política fiscal equilibrada, al tiempo que se ejecutaron 5 mil obras fundamentales de gran interés económico y social.
Constituyen elementos altamente positivos que se haya establecido la tasa cero a las importaciones de insumos, equipos y maquinarias agrícolas y textiles, el incremento de las pensiones del Estado y los salarios de los servidores públicos, mientras que se modificó la base imponible del Impuesto Sobre la Renta para favorecer a los asalariados de bajos ingresos.
También se sentaron las bases para impulsar un proceso de acabar con los apagones, y en ese aspecto –en 3 años- se instalaron más de 300 megavatios nuevos, mediante la adquisición de nuevas planta, y se rehabilitaron cerca de 140 mil nuevos megavatios. La elaboración y puesta en vigencia de la Ley 141-97 sobre Reforma y Capitalización de la CDE, CORDE y el CEA le proporcionó cuantiosos ahorro de recursos anualmente al Estado Dominicano.
En el área de la educación, sobresalen como logros del período 1996-2000 de Leonel el aporte de 21 mil 597 aulas en óptimas condiciones, mediante la construcción de más de 460 nuevas escuelas y la reparación de mil 870 planteles; la distribución de un millón trescientos mil raciones de desayuno escolar y el ingreso de 450 mil nuevos estudiantes de los niveles inicial, básico y medio.
Además en los primeros 22 meses del referido período- se alfabetizaron más de 100 mil personas, se distribuyeron 5 millones 700 mil libros de texto gratis, instalaron 40 laboratorios de computadoras, nombraron 17 mil 86 nuevos maestros y se incrementaron notablemente los salarios en el sector en más de un 90 por ciento. (A partir de ahí se empezó la era en la que muchos profesores pasaran a tener vehículos y dejaran de andar en motores).
En ese mismo aspecto se estableció el reconocimiento al mérito estudiantil, la construcción y equipamiento de 500 Centros Tecnológicos Comunitarios (CTCs) en toda la geografía nacional, el más amplio programa de construcción y ampliación de las infraestructuras de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, el Programa de Formación y Capacitación Magisterial y el Gobierno destinó cuantiosas inversiones al área de la educación.
Son brisas alentadoras y luminosas los logros obtenidos por el Gobierno en los sectores salud, zona franca, turismo, telecomunicaciones, manufactura, agropecuaria, vivienda y transporte, los cuales son notorios y figuran en el Informe del Congreso de los Estados Unidos que mencionamos más arriba. Obras como el Hospital Traumatológico Profesor Juan Bosch en el Cibao, el Doctor Ney Arias Lora en Santo Domingo y el Instituto Nacional del Cáncer (Rosa Emilia de Tavares) en la Zona Universitaria, hablan por sí solas.
En el aspecto de la asistencia social se estaca la instalación de más de 1,000 puestos fijos y 1,000 móviles de ventas a la población de productos de primera necesidad, a través del INESPRE, así como de 79 plazas agropecuarias por medio a la Secretaría de Agricultura.
En esa misma línea se escribe la rehabilitación y ampliación de los comedores económicos, la instalación de 400 boticas populares y la distribución de millares de raciones alimentarias a familias humildes, a través del Plan Social de la Presidencia y la puesta en vigencia de los programas Tarjetas de Solidaridad, Bono Luz, Bono Gas, Bono Educción en beneficios de cientos de miles de hogares, lo que –obviamente- redundó en una drástica reducción de la pobreza.
La consigna era: “Comer es Primero,” y con ella se incrementó en toda la geografía nacional la “gordomanía” y la “barrigocracia.”
Cuando Leonel arribó por primera vez a la Presidencia de la República, en agosto de 1996, en el Palacio Nacional había una sola computadora y nadie tenía una cuenta de internet. A su salida, en el año 2000, no solo en las instituciones del gobierno, sino en el país entero, había computadoras por doquier, cientos de centros tecnológicos comunitarios (CTCs) en casi toda la geografía nacional y cuantiosas cuentas de internet.
Además, tenemos metro moderno, diversos túneles y elevados, corredores, nuevas y modernas autopistas, avenidas de circunvalación y carreteras, ampliación y modernización de la UASD, decenas de miles de nuevas escuelas, acueductos, templos religiosos, hospitales normales y especializados, y de un 1.3% del PIB que se asignaba a la educación en el año 2000-2004, lo llevó a un 3% en el 2008.
Hay que destacar que en los gobiernos de Leonel se crearon los nuevos instrumentos de apoyo a las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (MIPYMES), tales como PROMIPYME, y se relanzaron el Consejo Nacional de Competitividad (CNC) y el Centro de Desarrollo y Competitividad Industrial (PROINDUSTRIA), entre otros organismos y mecanismos legales con miras a fomentar la competitividad de los sectores productivos.
Los logros más importantes alcanzados por el gobierno del Presidente Leonel Fernández son, además de los ya citados, las acciones encaminadas a institucionalizar y modernizar el país e insertarlos en las relaciones y mercados internacionales.
El ex jefe de Estado –que ha sido tres veces Presidente de la nación (las dos últimas en única vuelta), elegido democráticamente con el voto mayoritario de la población- tiene un peso y un gran respeto en América Latina y el Caribe (como se evidencia en el recién Informe del Congreso de Estados Unidos). Ese peso, en lo personal, y de su Partido, en lo general, es tan contundente que el PLD –bajo su liderazgo- ha ganado 6 de las últimas 9 elecciones, 5 de ellas de manera consecutivas y se encamina a ganar cómodamente la del 2016.
Por sus exitosas administraciones –además de ser garante de la paz en la Región- Fernández ha recibido los más variados elogios de la Casa Blanca, del primer ministro de Japón, de Canadá, de los ex presidentes de España José María Aznar y Felipe González, del ex presidente de la ONU, Kofi Annan, del Congreso Norteamericano y de organismos internacionales como el BID, el FMI, la Caja Madrid, la CEPAL y el Banco Mundial.
El ex presidente y líder político de fuste, justamente, fue reconocido en el 2012 por el Consejo Canadiense de las Américas (CCA) con el Premio “Estadista del Año,” precisamente por el liderazgo ejercido en el hemisferio y el impresionante desempeño económico de la República Dominicana a lo largo de sus 144 meses de mandatos gubernamentales.

0 comentarios: