ShareThis

A San Juan hay que sacudirlo(articulo de Fabio Cabral)

Reproduzco este articulo creo de interés que sanjuaneros en la distancia(aunque dice que estuvo por aquí) se interesen en lo que acontece por estas tierras..Aunque debo decir que la distancia permite cierta objetividad, también impide conocer ciertas verdades y uno asume alguna que otra mentira. Porque me pregunto Yo, quien ha dicho que la puesta en funcionamiento de la Plaza  va a crear "cientos de nuevos empleos" como plantean algunos? Acaso los negocios, oficinas y personas que buscan un espacio en la misma no están funcionando en otros lugares o es que le darán esos espacios a nuevos comerciantes, profesionales? Pienso es una ilusión lo de los empleos, lo que si creo es que luego de invertirse tanto dinero para la construcción de la susodicha Plaza, resulta contraproducente que, por razones que todos suponemos, conocemos, y hasta especulamos, la misma aun este cerrada. (EOR) Aquí el articulo.

_______________________________________________. 
CRONISTA DE PASO
A San Juan hay que sacudirlo

Fabio Cabral(Listin Diario 20-1-2015)

El pasado fin de semana estuve visitando a mi natal Juan de Herrera y, como siempre, me di “una vuelta por el pueblo”, como le llamamos allá los que no somos residentes en la ciudad de San Juan de la Maguana, capital de la provincia que lleva el mismo nombre.
Siempre es grato ir a San Juan para reencontrarse y hacer contacto, además de los familiares, con aquellos compañeros de escuela que, por diversas razones, decidieron “echar el pleito” allá, así como con los profesores responsables, en los inicios, de una buena parte, de nuestra formación.
La gente, como es de costumbre, se muestra alegre haciendo honor al dicho de que “el sanjuanero nunca tiene mala cara”, pero aún así no deja de expresar su inconformidad ante la falta de atención a las necesidades que más les afecta.
La falta de oportunidades para generar recursos económicos es quizá el mayor problema que tienen que encarar día a día los de nuestra generación, y esa gran masa de jóvenes que sale del bachillerato y de las universidades.
Aunque duela decirlo, San Juan se ha quedado atrás. Ya no es el granero del Sur que con tanto orgullo exhibíamos en los años 70 y 80 quienes salimos a buscar nuevos senderos de progreso y bienestar, lejos de nuestra querida patria chica.
Para esos años esta provincia exhibía una gran pujanza y  dinamismo, en momentos cuando se construían las presas de Sabaneta y Sabanayegua, esta última en jurisdicción de Azua, pero su impacto se sentía y era más que notorio,  con mayor vigor en San Juan.
Aunque es una ciudad que sigue impactando al visitante que llega por primera vez, ante su impresionante entrada muy bien cuidada y ahora con casi todas sus calles asfaltadas, incluidas las de barrios que nunca habían olido siquiera una gota de asfalto, al adentrarse a la zona comercial se da cuenta que “en este pueblo hay poca vida”, que es lo mismo a decir que aquí hay poca actividad económica.
Y hay poco movimiento económico porque la demanda de bienes y servicios es muy pobre, por la simple razón de que los salarios se distribuyen entre los que trabajan en oficinas públicas, vale decir en el gobierno, los pocos empleos que generan las tiendas y algunos bares y los que provienen de los jornales de la agricultura que se está cayendo a pedazos.
Ante este cuadro resulta altamente preocupante que pasado casi un año desde la inauguración de una moderna plaza comercial, en la que se invirtieron millones de pesos, donde funcionó durante décadas el mercado público, en el centro del pueblo, a esta fecha aún no ha entrado en operación porque dos o tres legisladores y funcionarios del cabildo no se ponen de acuerdo para abrir, de una vez y por todas, esa que será una segura fuente de trabajo y de negocio para cientos que andan arañando por conseguir un trabajito.
Las autoridades deben explicar las causas reales por las que se mantiene inactiva y sin darle apertura a esa plaza, que no es pertenencia de los políticos que se la disputan. Es hora de que las asociaciones de comerciantes, los partidos y todo el que tenga interés en que San Juan progrese y se generen empleos dignos comiencen a exigir la apertura de ese establecimiento público.
Parece que a San Juan tendremos que sacudirlo para sacarlo de ese letargo en que se ha mantenido durante las últimas décadas.

0 comentarios: