ShareThis

La materialista, individualista, mezquina y egoísta naturaleza humana

VIERNES, 17 DE OCTUBRE DE 2014

La materialista, individualista, mezquina y egoísta naturaleza humana

Adán Salgado Andrade (especial para ARGENPRESS.info)

Oscar Lewis (1914-1970) fue un antropólogo estadounidense muy conocido por sus trabajos sobre la pobreza. Según él, la precariedad provoca deshumanizados comportamientos sociales. Algo que denominaba “cultura de la pobreza”. Quizá una de sus obras más conocidas sea “Los hijos de Sánchez”, en la cual se refiere a los infortunios de una familia mexicana asentada en los empobrecidos barrios de la ciudad de México de los 1950’s, específicamente en Tepito. Retrata Lewis todo lo que sucedía entre hacinados personajes, habitando en las llamadas “vecindades”, las carencias con que vivían, la promiscuidad, la falta de valores y otras anomias.

En otro libro, “La vida”, refiere la existencia de puertorriqueños pobres viviendo en Estados Unidos (EU), tales como prostitutas, ladrones y otros personajes del llamado “bajo mundo”.

Sin embargo, muchas de las características negativas de su denominada “cultura de la pobreza”, no sólo se circunscriben al nivel social de los pobres, sino que son generalizables a toda la estirpe humana. Son, digamos, intrínsecos a hombres y mujeres de todo el mundo, en unos más, en otros, menos, pero están presentes. Y, contrario a lo que afirmaba Lewis, al crecer en poder y dinero la gente, se agudizan tales negativas características.

Extrañamente, Lewis nunca realizó estudios dentro de los EU sobre los estadounidenses pobres, quizá para no afectar la imagen de país “rico” que tenía su país, sobre todo cuando el llamado American Dream pareció mostrar que el bienestar logrado por el capitalismo era permanente y a prueba de fallas, pero si lo hubiera hecho, habría escrito también sobre la marcada carencia de valores en EU que, como señalo antes, se extiende a la sociedad mundial y no es sólo típica de la pauperizada población.

Precisamente hay autores estadounidenses que, justo, a pesar de la panacea que pareció mostrar el Sueño Americano, se atrevieron a desafiar que todo en EU fuera, si no perfecto, sí, algo cercano a la utópica “sociedad ideal”. Realmente Lewis pudo haber analizado en su país el bajo comportamiento social que se da en todos los niveles, no sólo en los estratos pobres. Mezquindad, egoísmo, ruindad, deshumanización… entre otras negativas facetas son características inherentes al ser humano, pero que dentro de la materialista, individualista sociedad que el capitalismo salvaje nos ha impuesto, se acentúan aún más.

Ya me he referido en otro artículo a Sinclair Lewis (1885-1951), agudo escritor, muy crítico del sistema de vida estadounidense, quien, al ser galardonado con el Premio Nobel de literatura en 1930, dijo que “En Estados Unidos, muchos de nosotros, no sólo los lectores, sino los escritores, aun tememos cualquier literatura que no sea aquélla que sólo sea la glorificación de todo lo estadounidense, una glorificación de nuestras faltas y también de nuestras virtudes. Pero Estados Unidos es uno de los países más contradictorios, depresivos y convulsos de cualquier otra tierra que exista en el mundo hoy día. Nuestros profesores prefieren solamente una literatura que sea clara, fría, pura y terriblemente muerta”. Justamente Lewis era muy criticado por sus novelas, como la de “Elmer Gantry”, en la que se refiere a un mediocre personaje, Gantry, que acoge la religión tan sólo como una manera fácil de enriquecerse, aunque para ello simulara buen comportamiento y que poseía grandes valores, pero que, en el fondo, era un explotador de las conciencias y un mercenario religioso, que no dudaba en hacer lo que fuera, aún siendo reprobable y perverso, con tal de lograr sus materialistas fines (ver: http://adansalgadoandrade.blogspot.mx/2012/06/sinclair-lewis-y-su-acerrima-critica-la.html).

Al hurgar en una colección de libros heredados de mi padre, hallé hace poco a una olvidada autora que muchos compararon, en su momento, con Sinclair Lewis, sobre todo por la crudeza y mordacidad de una de sus novelas más famosas y críticas de la sociedad estadounidense de su tiempo (y al leer dicha obra, se puede ver que los problemas relatados continúan o han crecido en nuestros días). Me refiero a la escritora Grace Metalious (1924-1964), quien a pesar de su corta existencia convulsionó a los EU cuando publicó, en 1956, su novela “Peyton Place”, su mejor trabajo.

Ubicada entre 1937 y 1945, la obra narra, como señalé antes, eventos que causaron furor, sobre todo porque su crudeza escandalizó las conciencias de millones de estadounidenses que querían, obtusamente, suponer que situaciones como las que describe Metalious no podían o no debían suceder en su país.

De hecho, fueron eventos que realmente sucedieron, pero que la autora se cuidó de disimular muy bien, con tal de no dar lugar a protestas y demandas, comenzando por el nombre del “ficticio” pueblo en donde se dieron, Peyton Place, al cual, incluso, le armó toda una leyenda, describiendo que así se llamaba en honor a un esclavo negro, Samuel Peyton, quien había logrado huir de sus amos y que había escapado a Europa, a Francia, en donde había hecho una gran fortuna. Regresó a EU, casado con una bella dama de alcurnia, se construyó un castillo y allí vivió el resto de sus días. Previamente, debió sufrir la muerte de su esposa, lo que lo dejó muy deprimido. Antes de morir él mismo, heredó a los lugareños y autoridades locales todas sus vastas tierras, con la condición de que su castillo se preservara y se llamara al sitio “Peyton Place”, en su honor.

Y en ese sitio, Metalious ubica crudas historias, que tomaban lugar tanto en los pobres suburbios del pueblo, como entre las “clases acomodadas” de la rural población. Describe las promiscuas vidas que llevaban los pobres, tales como un padre violador de su hija, un grupo de alcohólicos que se la pasaban semanas tomando, encerrados en sótanos, hasta que muchos de ellos morían por congestión etílica (quizá Metalious misma se reflejara en esas escenas de la novela, pues ella era fuerte bebedora, muriendo justo de una aguda cirrosis), la vida del rico que manejaba el pueblo a su antojo y que poseía los negocios más prósperos del lugar, como el aserradero, en donde prohibía a sus trabajadores formar cualquier tipo de organización sindical, so pena de despedirlos en el acto. Habla sobre el hijo de este rico, que embarazó una muchacha y pidió a su padre que lo desembarazara de tenerse que casar, arreglando con falsos testigos que había sido “víctima” de una chica fácil y que también logra evadir enrolarse en el ejército para irse al frente, durante la segunda guerra, alegando que desarrollaba labores “estratégicas” para el país, lo cual era, claro, mentira. Se refiere a un borracho, convertido en pastor por absurdos “milagros” (balbuceó incoherencias dentro de una iglesia, al estar sumamente borracho, que la gente tomó como “palabras y profecías divinas”). O describe el caso de una mujer que debió falsificar el nacimiento de su única hija y que se creó una historia de repentina viudez, con tal de que la gente no hiciera chismes ni burlas de su vida. Describe perfectamente un parricidio por parte de una chica maltratada y violada por su padrastro, la que es llevada a juicio, pero exonerada al comprobarse que su padrastro, el asesinado por ella, la había violado incontables veces, incluso, embarazándola (el doctor del pueblo la ayuda a abortar, a pesar de que era un delito castigado entonces con cárcel). Relata el caso de un matrimonio arreglado por conveniencia (una joven mujer que, aconsejada por su joven novio, se “casa” con un anciano médico, al que precipita hacia su muerte por suicidio por sus infidelidades, con tal de quedarse con su herencia: su casa y cientos de miles de dólares en el banco). Narra los juicios arreglados con tal de no pagar justa indemnización a una joven que perdió el brazo en un juego mecánico de una feria, cuyo propietario también era el rico del pueblo y que compró a cuanto testigo pudo, con tal de pagar una bicoca a la chica, pues alegaron en su contra que andaba “husmeando” fuera de las áreas permitidas del juego mecánico (una casa embrujada). Y describe muy bien a los ancianos quienes, por única diversión, hablaban y juzgaban a todo mundo… y así. Incluso, la maestra del pueblo, razona que de nada sirve que muchos de sus estudiantes vayan a la escuela, si su futuro va a ser como simples y pobres trabajadores de ese pueblo o de otro sitio y muy pocos tendrán, en efecto, la oportunidad de salir de ese nada promisorio porvenir.

Al leer la novela, no se dejan de ver las similitudes que no sólo con la actualidad, sino con problemas que no se limitan a la vida pueblerina, se pueden trazar.

Además, es importante recalcar la trascendencia que la literatura de denuncia tiene, pues refleja, como señalo arriba, la naturaleza materialista, individualista, violenta, mezquina y egoísta, que entre otras negativas “cualidades” posee el ser humano, las que sólo con un sensibilizador proceso pueden, si no anularse del todo, sí, mitigarse.

Un primer aspecto de comparación es sobre los pobres de los que habla la autora, a los que muchos consideraban una carga. Pues bien, en EU, actualmente, ya poco más de la mitad de estadounidenses viven de vales para comida del gobierno, así como que habitan en sitios asistenciales, como casas-hogar, los más afortunados, pues muchos viven en la calle, en alcantarillas, o en bosques. El proceso de pauperización es brutal, a pesar de ser EU el centro del capitalismo salvaje mundial, el que lo defiende a ultranza. De acuerdo con estudios recientes, EU está regresando a los niveles de concentración de la riqueza que había en el siglo 19, cuando unos cuantos millonarios, como Jay Gould, el magnate ferroviario, o los Rockefeller, que no constituían más del 1% de la población, controlaban más de un tercio de la economía (ver:http://www.jornada.unam.mx/2014/04/28/opinion/032o1mun).

Aún así, muchos republicanos, principalmente, están en contra de que se siga ayudando a los pobres y han buscado recortes, sobre todo en vales de comida. Ese es un miserable comportamiento. En la novela de Metalious, muchos de los habitantes clasemedieros de Peyton Place pugnaban porque se expulsara a los pobres que vivían a las orillas, pues daban, decían, un “mal aspecto”, viviendo en sus “chozas”, construidas con cartón y otros endebles materiales. Alegaban, los más molestos, que si se les permitía seguir viviendo así, incluso se les hacía un mal. Eso recuerda los planteamientos de Thomas Malthus, quien proclamaba que darles salarios altos a los pobres favorecía que se reprodujeran aún más y eso crearía sobrepoblación, la que, según él, crecía exponencialmente, en tanto que la producción de alimentos lo hacía aritméticamente, por lo que habría muy pronto una catástrofe, conocida como la “catástrofe malthusiana”, justo en “honor” a esos absurdos “principios”. Entonces, concluía Malthus, era mejor dar salarios muy bajos a los pobres, para que, casi, casi, se murieran de hambre.

Vemos el paralelismo de los mafiosos “congresistas” estadounidenses con tales ideas, sobre todo los republicanos, quienes alegan, para recortar la ayuda alimentaria que, en realidad, es una afectación y que ese dinero, bien puede emplearse para “crear empleos”. Sin embargo, lo que no consideran es que la pobreza en el capitalismo salvaje ya es endémica, es una condición propia de ese contradictorio sistema, que cada vez crea menos empleos y concentra más la riqueza. De hecho, se han reducido los gastos sociales de todo, además de los vales de comida, como en educación, salud, programas gubernamentales… y otros, pues no se considera que los pobres sean prioritarios. Así, más de dos mil millones de seres humanos padecen hambre y deben de sobrevivir con menos de un dólar por día. Mientras tanto, el 1% de la población disfruta de muy suntuosos, obscenos estilos de vida. Son quienes compiten cada año por mostrar quién tiene la mayor fortuna y puede figurar entre los mil más ricos de Forbes o Fortune. Precisamente para que ellos existan, es que debe de haber tanta pobreza y miseria en el planeta, es una ley natural del capitalismo salvaje.

Eso lo observamos por estos días, cuando la epidemia de ébola está pegando muy fuerte en Liberia, un empobrecido país africano, así como en Nigeria y el Congo, que ya presentan casos de contagio y muertes. Claro, como se trata de pobres, más aún, africanos, para qué atenderlos, para qué ocuparse o preocuparse por tener una vacuna lista. Y si algunos esfuerzos internacionales se están haciendo ya, es porque esa mortal enfermedad, que se contagia tan fácilmente (con fluidos corporales), se está convirtiendo en un problema mundial (ver:http://www.jornada.unam.mx/2014/09/10/sociedad/042n1soc).

Simulaciones matemáticas muestran que los contagios pueden llegar a más de un millón y medio de aquí a enero del 2015. Por eso es que Cuba está enviando médicos y enfermeras. EU, por su parte, símbolo de fuerza, está enviando mariners, ¿¡para qué!?, nos preguntaríamos, ¿¡para matar a los contagiados y evitar que sigan contagiando!?

Otro mezquino aspecto de la realidad mundial es la discriminación, que, a pesar de estar en pleno siglo 21, en lugar de disminuir, tiende a crecer. Particularmente en EU es terrible que aún haya crímenes motivados por la raza. Mucho tiene que ver el aberrante legado esclavista que ha dejado hondas huellas en la historia estadounidense (ver: http://adansalgadoandrade.blogspot.mx/2014/05/estados-unidos-y-el-aberrante-legado-de.html).

Por ejemplo, sigue habiendo jóvenes afroestadounidenses asesinados por criminales “policías” blancos, tan sólo por ser “sospechosos”, como uno de los más recientes, el de Michael Brown, joven negro de 17 años, a manos de un policía blanco, Darren Wilson (ver:http://en.wikipedia.org/wiki/Shooting_of_Michael_Brown).

Lo peor es que a esos “policías” no les hacen nada, pues alegan defensa propia. Así ocurrió en un asesinato, aun más cercano, en Misuri, el Vonderrit Myers, otro joven afroestadounidense de sólo 17 años de edad, también asesinado por un policía blanco, quien alega que Myers le disparó. Sin embargo, testigos afirman que Myers iba desarmado (ver:http://www.jornada.unam.mx/2014/10/10/mundo/033n1mun).

Agreguemos a eso los casos de brutalidad policiaca en EU, que son muy frecuentes contra afroestadounidenses o latinos. Hace poco se hizo viral un video en donde un par de energúmenos policías de Nueva York le están propinando una golpiza a un afroestadounidense sólo porque, según ellos, estaba “fumando marihuana” (ver:http://www.nydailynews.com/new-york/nyc-crime/brooklyn-suspended-pistol-whipping-teen-article-1.1965977).

En otro más, también “policías” de Nueva York, golpean a una mujer colombiana embarazada, sólo porque se metió a defender a su hijo, al que dichos energúmenos estaban golpeando (ver:http://7online.com/news/pregnant-woman-slammed-to-ground-by-nypd-to-speak-out/321827/).

Justo en la novela de Metalious, Peyton es el ex esclavo que logra su libertad y hacerse rico, pero que, precisamente por ser negro, siguió siendo despreciado. Y a pesar de que EU ahora tiene un presidente afroestadounidense, pareciera que éste quiere ser mejor que un blanco en cuanto a ejercer su papel de deportador en jefe, pues han sido deportados casi dos millones de ilegales durante su mandato, más del doble de los que deportó Bush durante sus dos administraciones (ver:http://www.voanoticias.com/content/llaman-barack-obama-deportador-en-jefe-reforma-migratoria/1864931.html).

Esos miles de indocumentados expulsados que han seguido tratando de ingresar ilegalmente a EU, lo hacen huyendo de la violencia y la pobreza que se han apoderado de sus países (ver:http://www.noticiasnet.mx/portal/oaxaca/general/agropecuarias/227642-ninos-migrantes-huyen-miseria-violencia-una-tragedia-humanitaria).

Ese drama humano, finalmente, ha sido ocasionado por la depredadora acción del capitalismo salvaje, tan promovido por EU, como señalo antes, que tanto lo defiende, el que ha destruido las empresas y economía locales de decenas de países por todo el mundo, particularmente latinoamericanos, que está dejando sin empleos ni oportunidades a sus empobrecidos habitantes (ver:http://adansalgadoandrade.blogspot.mx/2010/05/el-capitalismo-salvaje-lleva-la-quiebra.html).

¿Cuál ha sido la pasmosa respuesta de EU a ese drama humano? Militarizar la frontera, como en Texas, lo que ya ordenó el gobernador Rick Perry. También, permitir que enajenados, violentos fanáticos “defiendan” su país. Tipos armados, haciéndose llamar los “Patriotas” o “Ciudadanos defensores”, recorren ranchos y zonas desérticas buscando con potentes binoculares a “peligrosos ilegales”, a los que amenazan con sus rifles de alto poder para que no “invadan” su “gran país” (ver:http://news.yahoo.com/armed-patriots-private-citizens-secure-u-border-100519616.html). Mezquinas y egoístas actitudes.

Y en este análisis de infamias humanas, destaco lo que sucede en los territorios palestinos, a los que el enclave neocolonial bautizado como “Israel”, constantemente ataca desde hace años (lo llamo enclave, porque no es un país que haya existido desde siempre en el territorio en donde precisamente se enclavó, sino que fue una apropiación forzada de territorio palestino en 1948, impulsada por Inglaterra, ese colonialista país, que entonces mantenía el control de Palestina).

Por cualquier pretexto, “Israel” ataca frecuente y duramente a lo que queda de Palestina: Cisjordania y la franja de Gaza, dejando miles de muertos, como en la más reciente invasión, la que provocó más de 2000 palestinos asesinados, casi 500 niños entre ellos (ver:http://www.milenio.com/internacional/investigacion_penal-Gaza-Israel-conflicto_en_Gaza-ataques_a_Gaza_0_370763059.html).

De por sí, además de esas crueles matanzas, los palestinos viven recluidos, cual si estuvieran en un campo de concentración, temiendo ser desalojados de sus casas, por cualquier absurdo pretexto, pasando por retenes a cualquier lugar que vayan y rodeados de altos muros que los encierran, con tal de que los judíos se sientan “muy seguros” (ver:http://adansalgadoandrade.blogspot.mx/2012/04/el-holocausto-palestino-manos-de-israel.html).

Pero lo más aberrante es que la industria militar judía ve a esos ataques como pruebas de laboratorio en donde mide la “eficacia” de nuevos armamentos que se estrenan allí. Le llaman a esa despreciable práctica “combat tested”, probado en combate, con lo que certifican que el arma comprada es muy buena y se garantiza que matara a mucha gente (ver: http://www.argenpress.info/2014/08/los-ataques-periodicos-gaza-motor-de-la.html).

De por sí que la venta de armas es un lucrativo negocio que monta más de un billón de dólares ($1,000,000,000,000) anuales en todo el mundo. Así es que la irracional “lógica” para la lucrativa industria militar es que haya guerras, tan frecuentes como sea posible (ver:http://adansalgadoandrade.blogspot.mx/2011/12/ferias-de-armas-exhibicion-de-fuerza-de.html).

Mención aparte merecen las armas termonucleares, amenaza siempre presente, que si se llegan a emplear, como cada vez es más factible que se haga (los aventurerismos bélicos de EU contra Rusia o China, podrían detonar en un cercano futuro una guerra nuclear), sería el fin irremediable del planeta (ver:http://adansalgadoandrade.blogspot.mx/2012/07/el-mortifero-legado-nuclear.html).

Cualquier conflicto bélico, por la causa y el lugar que sean, será, siempre, un muy buen negocio para los armeros, tanto las empresas legítimas, digamos, como aquellas personas que cada vez más se dedican, también, a fabricar armas artesanales, las que, últimamente, dados los precios tan altos de muchas armas o las dificultades para adquirirlas, han tenido mucho auge. Basta con que el constructor sepa elementales principios de balística, explosivos y materiales, para que pueda diseñar, por ejemplo, morteros o granadas “caseros” más o menos efectivos para el fin al que se les destina, o sea, asesinar a otros. Aquí, por estos días, en Jalisco se descubrió a una banda que fabricaba clandestinamente armas (ver:http://www.jornada.unam.mx/2014/10/08/politica/015n2pol).

También en la guerra “civil” que se sostiene en Siria desde hace tres años, han tenido mucho auge las armas artesanales, pues son más baratas y están “más a la mano” de los compradores (quienes las fabrican son igualmente mercenarios que se oponen al gobierno de Bashar Assad). Esa disponibilidad de armas de ese tipo, ha permitido que se alargue demasiado ese conflicto, el que ya lleva miles de muertos, civiles, principalmente y complicado ahora por la aberración estadounidense llamada Estado Islámico.

Por si fuera poco, ser soldado, al menos en EU, siempre se ha tratado de mostrar como si fuera un honor. En la novela de Metalious, uno de los personajes, el hijo de una viuda, se enlista para ir a combatir a Europa durante la segunda guerra mundial, pero es regresado muy pronto debido a su frágil salud. Sin embargo, su madre arregla todo con él para que pareciera que al chico lo habían herido en batalla, pero que por su “valentía”, había sido condecorado y regresado al país como un héroe. De ese engaño, sólo se entera el doctor del pueblo, quien, muy prudentemente, para evitar un escándalo mayor, nada dice. Así que a la madre del chico sólo le interesa guardar las apariencias, que la gente piense que su hijo es un héroe de guerra, sin considerar las implicaciones morales que, tanto el haber sido soldado, así como el engaño del que lo hace partícipe, puedan tener en el muchacho, con tal de que no fuera la “burla” del pueblo. Vemos cómo la carga de prejuicios que arrastra la humanidad, está siempre presente en todos los niveles y en cualquier época histórica.

También en la novela tiene lugar un incendio que dura semanas en combatirse. Se cree que fue intencional. Y es algo que muy bien podemos trasladar al presente, en donde no existe ningún respeto por cuidar el medio ambiente del planeta. Al contrario, en lugar de disminuir, crecen exponencialmente las actividades industriales, muy peligrosas y contaminantes la mayoría de ellas, que lo están destruyendo aceleradamente. EU es el país que más emisiones contaminantes produce, pues es el que más energía consume, alrededor del 38% (sólo la ciudad de Nueva York consume lo que toda el África subsahariana).

Aún así, cada que se tratan de establecer protocolos para la disminución de los gases efecto invernadero, dicho país es el primero en negarse, pues, justifica, eso pondría en “peligro” su actividad económica. Sin embargo, ya sufre los embates climáticos extremos, provocados por el calentamiento global, como fuertes huracanes, tornados, tormentas y sequías, como igualmente a todo el planeta lo están afectando.

Además, estamos destruyendo aceleradamente al medio ambiente debido a la incontrolada actividad industrial, cuya glotonería exige cada vez más y más materias primas. China es un buen ejemplo de que el inobjetable crecimiento económico que ha tenido, se está eclipsando por la altísima contaminación que está afectando a sus ríos, bosques, tierras y, sobre todo, ciudades, en donde los niveles de contaminación tan alta obligan a las personas a usar tapabocas permanentemente, sobre todo cuando sales de sus hogares (ver:http://adansalgadoandrade.blogspot.mx/2013/09/china-autoritarismo-capitalismo-salvaje.html). Eso ha hecho de China el tercer país con más enfermos del planeta (ver:http://adansalgadoandrade.blogspot.mx/2011/01/el-sobrevalorado-y-anarquico.html).

Aún así, China se negó a participar en una reciente reunión de la ONU, en la que se trató de idear un plan para reducir las altísimas emisiones contaminantes, que arrojan millones de toneladas de gases efecto invernadero cada día y están ocasionando ya el desastre ecológico que ya estamos presenciando, pues además de los efectos climáticos, miles de especies animales y vegetales están en vías de extinción o ya han desaparecido. Eso sucede en Latinoamérica, por ejemplo, en donde en sólo cuatro décadas se ha perdido el 83% de peces, aves, mamíferos y reptiles (ver:http://www.jornada.unam.mx/2014/10/01/sociedad/041n1soc).

A pesar de ese ecocidio, hay grupos criminales que trafican con especies animales en vías de extinción, como sucede en el aeropuerto de la ciudad de México, que es una vía usual para el infame tráfico de especies. Como a muchos de los animales contrabandeados, se les droga o se les mantiene envueltos en ropa, muchos llegan muertos a su destino final (ver:http://www.jornada.unam.mx/2014/09/29/sociedad/041n1soc).

Y esa falta de respeto por el equilibrio ecológico sucede en todas partes. Por ejemplo, aquí en México, una megaminera vertió, ahora se sabe, a propósito 40 mil toneladas de desechos sumamente dañinos, producto de su depredadora actividad minera (pertenece al nefasto Grupo México. Se explota cobre), al río Sonora aledaño (ver:http://www.jornada.unam.mx/2014/09/20/politica/007n1pol).

Las terribles consecuencias son, por un lado, que el envenenamiento del río y de las tierras cercanas es irreversible y, por otro, que la gente no tiene agua ni para beber, menos para sus otras necesidades fundamentales, pues se surtían del río y de las presas cercanas que se llenaban con aquél, las que también presentan altísima contaminación (ver: http://www.jornada.unam.mx/2014/08/27/politica/005n3pol).

Consecuencia de tanta destrucción y contaminación sin freno, como comento antes, es que el planeta se está calentando aceleradamente, lo que ocasiona los extremos fenómenos climáticos, tales como huracanes, torrenciales tormentas, tornados, tifones, largas sequías, rápida extinción de animales y plantas… y así, cada vez peor.

Ah, pero hasta el calentamiento global es motivo de lucro capitalista, pues hay ya varias muy rentables actividades, que se sirven del calentamiento global para existir (ver:http://adansalgadoandrade.blogspot.mx/2014/03/el-muy-lucrativo-calentamiento-global.html).

En la novela de Metalious, el rico del pueblo somete a Peyton Place a sus muy individuales intereses. Casi es el gobernante fáctico, obligando, de algún modo, a todos los habitantes del lugar a hacer lo que a él le conviene. Por estos días, tienen lugar en China una serie de protestas, sobre todo de estudiantes, en Hong Kong, exigiendo que pueda elegirse por sufragio universal a un gobernante de esa ex colonia inglesa. La respuesta del autoritario régimen ha sido la represión, pues no están dispuestos los autócratas chinos a permitir la más mínima apertura política (ver:http://www.jornada.unam.mx/2014/09/29/mundo/028n2mun).

China es un muy buen ejemplo que ilustra que crecimiento económico, apertura política y derechos humanos no van de la mano, pues gran parte de tal crecimiento se ha debido a un férreo control de la sociedad china, con tal de que el capitalismo salvaje y sus dispares leyes reinen allí y hayan convertido a ese país en la maquiladora del mundo, con abundante mano de obra y materias primas baratas (ver:http://adansalgadoandrade.blogspot.mx/2013/09/china-autoritarismo-capitalismo-salvaje.html).

No sólo eso, sino que se está transformando brutalmente a la población china, pues los tradicionales valores de solidaridad y ayuda mutua se están acabando aceleradamente y en la actualidad casi el único objetivo que mueve a los chinos es la búsqueda de la satisfacción material, tener mucho dinero, figurar en las listas de millonarios… como en el resto del planeta, claro, que mucha gente es hasta capaz de matar, si ello le permite tener mucho dinero. Un buen ejemplo de la descomposición social que ha tenido lugar en China, lo podemos ver en la cinta “Un toque de pecado”, del director chino Jia Zhangke, que refiere cuatro crudas historias de la violencia cotidiana que enfrentan a diario los chinos (ver:http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2014/04/17/pantalla-nomada-un-toque-de-pecado-9438.html).

También Metalious relata la historia de una chica violada constantemente por su padrastro, sin que nadie, ni siquiera la madre de la chica la defendiera. Ello refleja el machismo, una aberrante característica que ha reinado a lo largo de la historia de la humanidad, debido a la cual, la mujer siempre ha sido sometida y humillada por los hombres. Eso se da en todos los países y a todos los niveles sociales. A pesar de que ya estamos en pleno siglo veintiuno, se siguen violando y asesinando miles de mujeres cada año, quedando impunes la mayoría de esos delitos sexuales y asesinatos. Son abrumadoras las cifras, pues se estima que una de cada cinco mujeres en el mundo será víctima de violación o de intento de ser violada. Además, 70% de las mujeres son víctimas de violencia, tanto física, como psicológica durante su vida. Lo peor es que tal violencia es perpetrada por las parejas sentimentales de esas mujeres, como novios o esposos. De hecho, varios estudios muestran que la mitad de las mujeres asesinadas en el mundo, lo han sido por sus maridos o ex parejas sentimentales. Así de grave está lo del machismo. Lo peor es que en lugar de evolucionar, empeora día a día (ver:http://www.un.org/en/globalissues/briefingpapers/endviol/).

Justamente hablando de impunidad, se menciona en la novela que el rico del pueblo logra evadir la justicia cuando una chica pierde un brazo en una de las atracciones mecánicas de la feria que aquél poseía. En México, por ejemplo, miles de delitos de todo tipo y de cualquier nivel social quedan impunes, incluyendo, precisamente, los asesinatos de mujeres, los de activistas, los de líderes… muchos de ellos perpetrados por grupos con fuertes intereses económicos, que dominan fácticamente. De hecho, las estructuras de los poderes fácticos que dominan al planeta son mafiosas, imponiendo sus muy mezquinos intereses, como salir impunes de los delitos que cometan (ver:http://adansalgadoandrade.blogspot.mx/2014/08/la-estructura-mafiosa-de-los-poderes.html).

En una parte de la novela, Metalious refiere la historia de un grupo de hombres que solían encerrarse por varios días en un sótano, bien dotados de bebidas alcohólicas de todo tipo, principalmente aguardiente casero. No tenían ninguna otra finalidad, más que la de estar tomando hasta perderse, separarse de la realidad. Pues bien, el alcoholismo, a escala global, es un serio problema. Lo peor es que las estadísticas confirman que cada vez es menor la edad en que las personas comienzan a beber. En EU, por ejemplo, de acuerdo con el Instituto Nacional sobre el abuso del alcohol y alcoholismo, NIH, se estima que un 3.4% de adolescentes entre 12 y 17 años, tienen ya severos desórdenes de salud por el empleo de alcohol, muy grave. En el 2012, reporta el NIH, que el 87.6% de personas de 18 o más años de edad, dijeron haber bebido durante alguna etapa de su vida, 71% lo habían hecho el año anterior y 56.3%, el mes anterior. No sólo es problemático el alcoholismo en sí, pues es considerada ya una enfermedad incurable, sino que las muertes asociadas por su influencia suben año con año. Señala el NIH que en el 2012, a nivel global, 3.3 millones de muertes, que son 5.9% del total (7.6% son hombres y 4%, son mujeres), son atribuibles a la ingesta de alcohol (accidentes automovilísticos, por ejemplo, los más comunes). Además, el alcoholismo contribuye al desarrollo de 200 enfermedades y problemas ocasionados por lesiones provocadas por beber. Entre tales enfermedades, las más frecuentes son el alcoholismo, cirrosis hepática, distintos tipos de cáncer y lesiones. En el 2012, el alcoholismo fue responsable del 5.1% de la disminución del promedio de vida esperado en todo el mundo (hay que ver cómo se acaba la salud de un alcohólico, quien se ve envejecido en relación a los años que realmente tiene). A nivel global, el abuso en el beber, es el quinto factor de riesgo que lleva a la muerte prematura o a la discapacidad, pero entre gente de edades que van de los 15 a los 49 años, es la primera causa (ver:http://www.niaaa.nih.gov/alcohol-health/overview-alcohol-consumption/alcohol-facts-and-statistics).

Aparte, hay que tomar en cuenta los problemas que ocasiona vivir con un alcohólico, un padre, por ejemplo, que desatiende sus obligaciones familiares, como la manutención, con tal de pasársela bebiendo o las personas que mueren en accidentes de todo tipo por estar alcoholizados.

Aun así, la industria alcoholera es muy lucrativa. Se estima que para el 2014, las ventas mundiales serán de poco más de un billón de dólares ($1,000,000,000,000), con un volumen de litros de casi 210 mil millones de bebidas de todo tipo. La cerveza, la sidra y las bebidas alcohólicas saborizadas, son de las más demandadas. Tres empresas controlan casi el 40% del marcado, entre las que figuran el grupo Anheuser-Bush InBev, que controla poco más del 20% del mercado (ver:http://www.reportlinker.com/ci02014/Alcoholic-Drink.html).

Así que con tantas ventas y ganancias por la comercialización de bebidas alcohólicas, acompañadas con una creciente publicidad (alrededor de $2000 millones de dólares por año), pues ¿qué les va a interesar a dichas compañías que enfermen o mueran millones de personas al año por el alcoholismo? No, nada, ninguna afectación. De hecho, estudios recientes estiman que 38% de las ventas de alcohol recaen en los bebedores crónicos y los menores de edad. Así que eso de “beber responsablemente”, como hipócritamente “recomiendan” las alcoholeras hacer, es pura faramalla (ver:http://www.treatmentmagazine.com/feature/119-pathological-drinking-drives-booze-industry-profits.html).

Lo mismo podría decirse de los armeros, a quienes no afecta que cientos de miles de personas sean asesinadas año con año a causa de sus mortíferas creaciones. Ni tampoco a los fabricantes de drogas, tanto “legales”, como ilegales, les interesa que millones enfermen o mueran cada año por el consumo de algún psicotrópico, pues se calcula que el narcotráfico deja ventas por más de 400 mil millones de dólares anualmente (ver:http://adansalgadoandrade.blogspot.mx/2007/11/especulacin-y-narcotrfico-nuevos_21.html).

Mezquindad pura

Por último, Metalious se refiere a la religión y lo nefasta que puede llegar a ser. Ironiza que uno de los personajes, justo un alcohólico, al entrar a una iglesia pentecostal, en plena borrachera, se pone a gritar incoherencias. Su infiel esposa, igualmente tomada, va al rescate, pero el hombre la maldice, diciéndole “puta”, aunque nadie le entiende. Sin embargo, el pastor en turno, dice que es un “milagro”, pues el borracho es un profeta que está señalando a una “pecadora”. Así, con tan simple “argumentación”, se le toma por un “mesías” y desde ese día es parte de los pastores que ofician misa.

Muy interesante esa parte, ya que Metalious lleva a la reflexión de la hipocresía con que se conducen todas las religiones, las que comercian con la fe, además de que inducen a un fanatismo extremo, que en ocasiones llega a ser fatal. De hecho, la historia de las religiones y su influencia en la humanidad es basta, no podría abarcarse en este breve sumario de atrocidades y mezquindades. Pero, por ejemplo, las Cruzadas, fueron un enfrentamiento entre fundamentalismos católicos e islámicos, que ocasionó miles de muertos y gastos de parte de ambos bandos, todo por defender las tierras “sagradas” reclamadas para sus respectivos dioses. Quizá la religión católica es la que más se has distinguido por cometer atrocidades, como la imposición de la “Santa Inquisición”, un terrible aparato de represión, más que de “justicia”, que empleó la iglesia para asesinar a gente por cualquier motivo, sobre todo a personas acomodadas, a las que se les inventaba que estaban “poseídas por el demonio”, se les torturaba, asesinaba y sus fortunas pasaban a la “bendita curia”. Más recientemente, se han destapado todos los escándalos de pederastia que han golpeado fuertemente la “calidad moral” de la iglesia católica, incapaz de justificar tan aberrante conducta por parte de algunos de sus “representantes de Dios”. Se estima que alrededor de 4% de los sacerdotes son pederastas y es un problema que siempre ha existido (ver:http://rationalwiki.org/wiki/Child_sexual_abuse_in_the_Roman_Catholic_Church).

Además de que el comercio de la fe que realizan todas las religiones, deja muy buenas ganancias en todo el mundo. Ya en 1917, en su libro “Ganancias de la religión”, Upton Sinclair escribió que “La religión institucionalizada es una fuente de ingreso para parásitos y el aliado natural de toda forma de opresión y explotación”. Particularmente, Sinclair cuestiona a la iglesia católica, la que a pesar de hacer “obras de caridad”, trata los síntomas, en lugar de las enfermedades, ya que los católicos no cuestionan, afirma, las situaciones que hacen a la gente pobre. De hecho, en mi opinión, capitalismo salvaje y catolicismo van muy bien de la mano. Me referí arriba a Sinclair Lewis, quien en su novela “Elmer Gantry” también critica duramente a la religión y sus lucrativas prácticas.

Sí, muy lucrativas, pues, por ejemplo, la religión católica se considera una de las más ricas, ya que sus gastos equivalen a los de las mayores firmas y sus activos. Tan sólo en EU, se calcula que sus gastos, que muestran su poder económico, ascienden a $170 mil millones de dólares anualmente, así que, además de “divulgar la fe en Dios”, es muy buen negocio (ver:http://www.slate.com/articles/business/moneybox/2013/03/catholic_church_and_pope_francis_religious_institutions_are_exempted_from.html).

En fin, que la novela de Metalious es un cúmulo, finalmente, de tantas negativas características de una raza humana que, llevada a los extremos, no dudaría en matar, como lo está haciendo el 1%, a la mayoría, y destruir el medio ambiente, con tal de que prevalezcan sus materialistas, egoístas, mezquinos e individuales intereses.

0 comentarios: