ShareThis

Entre la Monarquia y la Republica...Brasil en 1993..

Pedro II, el último Emperador de Brazil. (Crédito de la imagen: Wikimedia Commons)
Pedro II, el último Emperador de Brazil. (Crédito de la imagen: Wikimedia Commons)
Entre Mundial y protestas callejeras, algunos brasileños observan con curiosidad el debate que se está produciendo en España entre monarquía y república. Y es que, hace apenas una década este país celebró un referéndum para decidir su forma de gobierno.
La historia política de Brasil en la segunda mitad del siglo XX contiene ciertos paralelismos con la historia de España.
Brasil vivió bajo una dura dictadura militar entre 1964 y 1985.
En 1964, los militares se levantaron contra el gobierno de izquierdas de Joao Goulart que había sido elegido en las urnas. El golpe fue apoyado por los terratenientes y la Iglesia, que temían que Goulart acercase a Brasil al bloque comunista de América Latina.
En 1988, tras un periodo de transición que duró tres años, se promulgó la actual Constitución de Brasil.
Esta nueva constitución reconocía el derecho del pueblo brasileño a decidir la forma de gobierno del estado: monarquía o república, sistema presidencialista o sistema parlamentario.
El referéndum se convocó para 1993. En aquel momento hacía 104 años que el país no había tenido un monarca.
Desde el siglo XV hasta 1822, Brasil había sido parte del Imperio Portugués. A diferencia de otras naciones latinoamericanas, la independencia fue proclamada en 1822 por un rey. En 1899 los militares se levantaron contra el monarca y condenaron a la familia real al exilio.
"Mire lo que ha conseguido la república durante los últimos 104 años: 2 dimisiones presidenciales, 1 presidente que se suicidó, 3 presidentes depuestos, 7 constituciones diferentes y 2 largos periodos de dictadura", decía un anuncio monárquico para el referéndum de 1993.
"¿Por qué un rey mejor que un presidente? Porque un rey no está atado a los juegos políticos de los partidos ni a los intereses de un grupo económico", declaraba entonces Joao Enrique de Orleans y Bragança, uno de los posibles herederos del trono de Brasil que se había lanzado a una feroz campaña pro-monarquía.
Los brasileños fueron a las urnas el 21 de abril de 1993. Un 87% votó a favor de la república.
Alberto Sicilia / Sao Paulo

0 comentarios: