ShareThis

Infancia corta / Un fenómeno biológico y cultural

Que mejor tema y articulo para recuperar el tiempo y volver a conectar con quienes hacen de este proyecto personal una parte de sus costumbres....A los que tienen hijos y sea consideran padres..
_______________________________________________
Infancia corta / Un fenómeno biológico y cultural
Ahora, los ocho años son los nuevos doce
La niñez se acorta y los chicos adoptan conductas propias de adolescentes; la tecnología, una de las claves
de esta transformación
Por Soledad Vallejos | LA NACION

Paloma Gutiérrez, de 9 años, escucha música conectada a su
computadora; los auriculares son un accesorio inseparable de
muchos chicos. Foto: LA NACION / Fernando Gutiérrez


"Tengo dos hijos mayores, uno de 22 y una de 21, que no hacían ni la mitad de lo que hace hoy Lucas, a los 9: se preocupa por cómo se viste, por su peinado y por tener siempre perfume, que son cosas que elige él y que le encantan. Ahora los chicos de esta edad deciden a dónde salir, van al shopping o se reúnen a escuchar música". Para Marisa Giudice, madre de Lucas Pupilli, no hay dudas de que su hijo ya llegó a la
adolescencia.
No es el único. Manuel tiene celular, perfil en Facebook y se viste -solo, por supuesto- como si tuviera 15 años. Pero tiene 9. Lola ya no juega con sus muñecas y se la pasa chateando con sus amigas. Está preocupada por la ropa que llevará en el décimo cumpleaños de Iara, su mejor amiga, y le pide a la mamá "ir de shopping".
Las vidas de los chicos ya no están gobernadas sólo por los códigos del juego. Aún son niños, pero su elección por la ropa, sus peinados, sus preferencias a la hora de escuchar música (a menudo encerrados en su cuarto), su manera de relacionarse con sus pares del sexo opuesto y hasta su desarrollo hormonal los codea con el mundo adolescente, donde los dibujitos y los juguetes quedan prematuramente atrás. Los 8 años, ahora, son los nuevos 12.
El doctor Mario Elmo, secretario del Comité Nacional de Pediatría Ambulatoria de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP), lo observa como un fenómeno masivo, "donde los niños responden con una demanda reactiva a una propuesta de consumo, publicidad y marketing que genera una fuerte influencia en su entorno. Además, en muchos aspectos, el adulto observa al niño con capacidades superiores, como el manejo de la tecnología, algo que nunca antes había sucedido".
 
Las manifestaciones conductuales típicas de los "niños adultos" son: cambios bruscos en el ánimo, irritabilidad, hipersensibilidad y bipolaridad entre introversión y extroversión; en términos generales, una personalidad que se muestra desintegrada e inestable, tal como sucede en la adolescencia. Sus gustos son específicos, manejan la tecnología a la perfección y la imagen personal pasa a ser muy importante.
La especialista en niñez y adolescencia Susana Mauer, miembro titular de la Asociación Psicoanalítica de Buenos Aires, asocia este tipo de situación a una marca de época. "Acortar distancias y minimizar diferencias es una marca actual. Casi sin solución de continuidad, los chicos van adoptando una pose
que genera desajustes en sus comportamientos, desconcierto en los adultos y algunas batallas en el interior de las familias".
La psicóloga Cristina Castillo, supervisora de pareja y familia en el Centro de Asistencia Fernando Ulloa, advierte: "Muchas veces escucho cosas como «es muy maduro, tiene 10 años pero parece un adulto» o «ella es muy compañera mía», que los ubican en un lugar de gente mayor. Los chicos hoy cuestionan y
responden como grandes. Por ejemplo, te dicen «yo no me baño para cuidar el medio ambiente». Estas respuestas descolocan".
EL PAPEL DE LOS PADRES
El doctor Elmo también destaca que este tipo de conductas muchas veces son inspiradas por los padres. "Existe un doble discurso. Se alerta, pero en forma sistemática lo promueve. La familia permite y muchas veces estimula. Pero la familia por sí misma no es responsable porque forma parte de un fenómeno
social que la supera". Mauer coincide en la necesidad de no responsabilizar a los padres de esta situación: