ShareThis

Ojala el sentido comun se imponga en el PLD..

17/5/2011
Afirma si precandidatos declinan se crecen
Politólogo pondera binomio Danilo-Margarita por consenso
 

 
   11:42 AM -
Santo Domingo. El politólogo Belarminio Ramírez Morillo, tras manifestar que Leonel Fernández tiene un desafío grande frente al futuro político inmediato, similar al que se le presentó a Joaquín Balaguer en el proceso electoral de 1996, aseguró que hace tiempo que el PLD debió escoger un binomio por consenso integrado por Danilo y la Primera Dama y que el simple hecho del que el resto de los precandidatos declinen y lo entiendan, les haría crecer en el ámbito político.  
“Sin embargo, no lo han hecho y siguen perdiendo el tiempo, porque hay unos dirigentes que no apelan al sentido común, que muestran mucho interés en participar en un proceso interno que ya está decidido, y que para ellos presenta dos oportunidades: Primero, pueden crecerse declinando sus candidaturas, y de este modo se preservan de cara al porvenir; y segundo, pueden por decisión propia optar por sepultarse sacando una votación pírrica, y a la vez, manteniendo en la indefinición a las candidaturas del PLD, hecho que según los sondeos, está beneficiando al PRD”, enfatizó el politólogo y abogado.
Expresó que el momento político que vive la nación es interesante, y ojalá contribuya a que muchos dirigentes del PLD que inclusive aspiran a la candidatura presidencial aterricen y se den un baño de humildad y respeto, frente al liderazgo de Leonel Fernández.
“Es conveniente que no sigan perdiendo el tiempo frente a un disgregamiento del Bloque Progresista, y a una oposición que ante el vacío que deja la ausencia de Leonel en la boleta se rearticula y gana terreno”, aconsejó el experto.
El profesor universitario subrayó que el presidente Fernández  debe encarar la compleja y difícil tarea de convencer a sus seguidores no peledeístas, los cuales constituyen un porcentaje importante del electorado, de que voten por un candidato que no será él.
“Debe hacer un ejercicio de endosamiento de su popularidad, agrado y confianza”, sostuvo el experto en derecho electoral y constitucional y precisó que la posibilidad que tiene el PLD de ganar las elecciones en el 2012 y continuar en el poder depende de que el mandatario haga ese ejercicio.
Dijo que las elecciones presidenciales que deberán celebrarse el 20 de mayo del 2012 serán menos competitivas que las elecciones del 2004 y del 2008, en las que con un año de anticipación se percibía la existencia de un amplio margen de simpatías a favor del candidato del Partido de la Liberación Dominicana y el Bloque Progresista, el doctor Leonel Fernández Reyna.
Manifestó que desde el momento en que el presidente del Partido de la Liberación Dominicana fijó su posición de que no optaría por la candidatura presidencial en el 2012, los partidos aliados al PLD iniciaron procesos de reorganización y reactivación, en procura de concurrir con sus propias candidaturas en el certamen electoral venidero.
Dijo que el mensaje de consenso enviado por los aliados del partido morado, es una señal obvia de que su pacto era con Leonel, y ahora como él no es candidato, perciben que deben volver a sus esencias.
Adujo que la reacción de los aliados del PLD no debe ser pasada por alto por el Comité Político del PLD. “Deberían preguntarse: ¿por qué los aliados se sienten cómodos y representados en Leonel y no en la organización que éste preside?” cuestionó a modo de reflexión.
Precisó que altos dirigentes del PLD, cometieron el error de decir que esa organización ganaba en el 2012 con cualquiera de los peledeístas que aspiraban, pero a juicio del politólogo, esas expresiones constituyen una señal obvia de que todavía no entienden que el factor determinante de los triunfos de ese partido en la primera vuelta en las elecciones del 2004 y el 2008 estuvo en la naturaleza y el perfil del líder que presentaron como candidato.
El escritor y profesor universitario dijo que a partir del 2004, Leonel Fernández alteró el mapa de las adhesiones y simpatías políticas de una forma nunca antes vista en la historia dominicana. A pesar de que el PRSC concurrió en el 2004 con su propia candidatura, Leonel ganó las elecciones en la primera vuelta con un porcentaje de votos superior al obtenido en la segunda vuelta de 1996, cuando se formó el Frente Patriótico y sus manos fueron levantadas por Balaguer y Bosch.
Expresó que en el 2008, en un momento en que la economía dominicana enfrentaba grandes desafíos como consecuencia de los embates de la crisis económica mundial, Leonel repitió la hazaña del 2004 y ganó en la primera vuelta casi con el mismo porcentaje de votación, lo que demuestra que su liderazgo mantenía los mismos niveles de confianza, credibilidad y popularidad.
“No tengo ninguna duda de que estaban dadas las condiciones para un triunfo similar en el 2012”, enfatizó Belarminio Ramírez Morillo, quien dijo además que no es necesario ser un genio político para concluir que los triunfos alcanzados por el PLD, en las últimas cuatro elecciones, dos presidenciales y dos congresionales y municipales, fueron decididos en parte por la superioridad del liderazgo de Leonel. “Los resultados demuestran que no existe otro motivo”.
El analista político adujo que las encuestas pagadas por los medios de comunicación, midiendo las percepciones de cara a las elecciones presidenciales del 2012, han comenzado a salir, y estas arrojan que el mapa de las simpatías políticas y electorales, ante la ausencia de Leonel en la boleta, está siendo modificado, y Leonel tiene por delante el gran desafío de detener ese proceso.

Copyright 2009 El Nuevo Diario | Todos los derechos reservados.

0 comentarios: