ShareThis

Diabetes y Ejercicio Físico


Diabetes y Ejercicio Físico.-
Dentro del grupo de los factores de riesgo vascular, con extraordinaria importancia hoy día por la alarmante producción de procesos tales como; angina de pecho, infarto al miocardio o apoplejías cerebrales, y entre los que se deben mencionar como causas fundamentales de tales ocurrencias el tabaquismo, colesterol, sedentarismo, hipertensión, sobrepeso, obesidad, hay que destacar por su gran relevancia y a veces silenciosa actuación a la Diabetes Mellitus.
La cantidad de personas afectadas por esta enfermedad cada día aumenta, por ejemplo la Asociación Británica para la Diabetes calcula que en 2010 cerca de 220 millones de personas sufrierón esta enfermedad sólo en Europa. (Hoy día se calcula en un 5% de toda la población europea como afectada.)¿sabremos nosotros en RD cuantas personas existen con este mal? Sería una buena oportunidad para los responsables de la Salud Pública.
Deberían tomar como excusa la llamada que cada 14 de noviembre(día mundial de la Diabetes)hace la OMS, bajo el lema” Aligerando la carga. Diabetes y enfermedades cardiovasculares. Tómatelo a pecho”.
Para comprender el origen de ésta enfermedad debemos saber que a través de la digestión el organismo transforma los hidratos de carbono que consumimos(azúcares y almidones)en una sustancia llamada Glucosa  cuya  absorción es fundamental ya que determina una parte de la energía que llega a nuestras células, de tal manera que se considera ésta como combustible esencial del proceso metabólico realizado en nuestro organismo(algo como la gasolina para un automóvil).
En el momento que ésta glucosa que procede de los alimentos es absorbida, el Páncreas segrega una hormona, la insulina, la cuál es indispensable para que las células de nuestro organismo pueda absorber dicha glucosa.
El equilibrio entre los alimentos que consumimos, en forma de azúcares y almidones(pan, pastas, cereales, frutas, arroz, etc.) y la insulina que produce el páncreas es lo que va a determinar una cierta regularidad en los niveles de   glucemia, o glucosa en la sangre(lo que conocemos como azúcar), y que bascula entre 60 a 110 miligramos antes de las comidas y hasta 140 miligramos después de las mismas.
Si el páncreas no es capaz de segregar la insulina o la segrega en cantidades insuficientes, la glucosa no se absorbe y sube su nivel en la sangre(hiperglucemia), produciéndose lo que conocemos como Mellitus Diabetes, esto independientemente que existan otras hormonas que también intervienen en dicho proceso de absorción.
La privación de total o parcial de insulina da origen a dos variantes de Diabetes;
a-    Diabetes tipo I: la falta de insulina es total, esta incide particularmente en personas jóvenes, sus síntomas aparecen muy rápidamente y para su tratamiento se emplean inyecciones de insulina.
b-    Diabetes tipo II: la falta de insulina es parcial, la aparición es más lenta, suele acontecer en personas de más de 40 años, y puede ser provocada por un exceso de peso del enfermo. Su corrección suele realizarse son antidiabéticos por lo general orales.


II
El fallo en la regulación de la glucosa y la elevación de los niveles en la sangre, el organismo tiende a compensarlo, provocando su eliminación  a través de los riñones, lo que se consigue aumentando la expulsión de agua, éste fenómeno se conoce como Poliuria y por este se llega a expulsar de tres a cuatro litros de orina diariamente.
Consecuencia de este anterior proceso, se provoca la sensación de sed intensa que acompaña a los diabéticos y que estos tratan de mejorar con el consumo de grandes cantidades de agua. Esto último se conoce como Polidipsia.
Otro de los síntomas típicos e importantes de la diabetes es lo que se conoce como Polifagia o aumento del apetito, debido a que las células que no consiguen su energía por parte de la glucosa, tratan de obtenerla aumentando el consumo de alimentos.

No obstante, aunque una persona identifica estos síntomas en su comportamiento cotidiano lo más habitual es que acuda al médico por tener sensación de cansancio y astenia muscular lo cuál es generado por el déficit de energía que afecta a las células en general y a las musculares en particular.
Otro síntoma es el adelgazamiento que aparece en el diabético el cual obedece a la falta de calorías que genera la no absorción de la glucosa, el organismo intenta obtener estas calorías consumiendo parte de sus grasas y de su masa muscular. Se han identificado otros síntomas secundarios como, picores, resistencia a las infecciones, hormigueo en las extremidades, etc.

Los factores de riesgo en la aparición de la diabetes son; la herencia genética, la obesidad, el sedentarismo, el entorno ambiental, estos se han identificado en estudios con familias con pacientes afectados de la enfermedad.
Es importante que una persona con los síntomas antes mencionados deba acudir a la consulta médica a fin de que, a través de análisis de sangre y orina, se pueda determinar si padece o no la enfermedad y si debe hacerse una prueba de tolerancia a la glucosa.

TRATAMIENTO.-
El ejercicio físico es importante en el tratamiento de la persona que padece diabetes por cuanto este le permite y ayuda a mantener un peso adecuado. Este peso ideal puede estimarse por el índice de masa corporal, según la fórmula de Lorenz, o por las tablas ya establecidas que relacionan la talla(estatura) y el peso. Para su obtención importa saber que andar(caminar)a 5km/hora supone un gasto calórico o energético de 180 calorías, andar de prisa 420 calorías y correr(trotar)unas 700 calorías.
El ejercicio físico mejora el nivel glucémico(azúcar en sangre), al ser utilizado por los músculos como fuente de energía y al procurar un aumento de la sensibilidad o tolerancia a la insulina.
La contraindicación más importante del ejercicio físico es la HIPOGLUCEMIA, es decir la disminución de glucosa en la sangre a la que puede inducir el ejercicio físico si no se toman medidas adecuadas. Esta produce  taquicardias, temblores, trastornos psíquicos, por lo que es conveniente que el deportista diabético se provea de hidratos de carbono de acción rápida como ; azúcar, chocolate, caramelos, bebidas azucaradas, etc,.Además que haga una alimentación regular cada 3 ó 4 horas, y si es posible no realizar deportes de riesgo solo, sino acompañados.
Debido a  lo anterior es que el diabético que va a realizar ejercicio físico debe reducir antes su medicación hipoglucemica o hacer una suplementación dietética para que no se produzca una reducción importante de la glucosa en la sangre.
En líneas generales los llamados deportes aeróbicos como caminar, correr, nadar, pasear, deben primar sobre los anaeróbicos o de fuerza en personas con diabetes.
El ejercicio físico debe comprender una fase de calentamiento de unos 10 a 15 minutos aproximadamente, y después del entrenamiento o competición, hacer otra fase de enfriamiento  para relajar o desentumecer los músculos y eliminar los productos de deshecho.
Como condición imprescindible para realizar deportes o cualquier actividad física importante, si se padece esta o cualquier otra enfermedad, incluso si se está sano, se debe realizar un exhaustivo reconocimiento cardiovascular y analítico antes de empezar.

Edgar Omar Ramírez Read
Especialista Universitario en Salud, Ejercicio Físico y Rendimiento Deportivo
San Juan de la Maguana(08-marzo-2011)

0 comentarios: