ShareThis

Se arma "titingó" en sesión ayuntamiento Ocoa

domingo 20 de febrero de 2011

Se arma "titingó" en sesión ayuntamiento Ocoa

Por Nóbel Mejía.-San José de Ocoa
De bochornoso espectáculo calificamos lo ocurrido la tarde de este jueves 17 en la sala capitular del ayuntamiento de San José de Ocoa. Una sesión abierta, convocada con invitación pública por el alcalde Aneudy Ortiz, se convirtió en un campo de batalla de dimes y diretes.
La sesión fue convocada, entre otras cosas, a los fines de conocer en relación al impasse que ha suscitado la aprobación del presupuesto 2011 del ayuntamiento municipal. De los 7 regidores de la sala capitular, 4 se oponen a la aprobación del presupuesto. Los regidores oponentes son Sandy Lara (PRD), Wilkin Mariñez (PRD), José Del Jesús Troncoso –Jocelín las tres B (PAL/PLD), Cruz Manuel Matos (PLD). Estos acusan de que el nuevo presupuesto redactado por el alcalde y sus asesores esta viciado en algunas de sus partes; alegan que existen niveles de incongruencias con algunas asignaciones, mismas que califican de fantasmas. Citan, basados aparentemente en la legalidad, que un ayuntamiento no puede aprobar un presupuesto estando en déficit.
A la caldeada sesión acudió una gran cantidad de personas, quizás como nunca, en su mayoría al parecer en apoyo a la postura del alcalde. Una importante cantidad de agentes de la policía municipal estaba apostada en el edificio y la entrada principal del recinto estaba semiabierta.
La sesión se inició con la lectura de la agenda a tratar, misma leída por la regidora-presidenta de la sala capitular, Jenny Soto. El primer punto en agenda consignaba la lectura de correspondencias enviadas al ayuntamiento para diversos fines. Durante dicha lectura, el alcalde hizo una objeción a la misma y solicitó que se pasará inmediatamente al debate sobre lo que concierne al presupuesto. Más adelante el regidor Wilkin Mariñez solicitó un turno para hablar y este le fue negado, esto encolerizó al miembro de esa sala. El turno para que los regidores hablaran estaba consignado en un tiempo dentro de la agenda, de igual forma valido para el alcalde. Mariñez exploto al ver coartada su petición para hablar, siendo que al alcalde se le había permitido antes un turno fuera de su tiempo. La acción de Mariñez fue abucheada por parte de los presentes y este se retiró de la mesa; de igual forma sus compañeros Sandy Lara, Jocelín Troncoso y Cruz Manuel Matos decidieron marcharse de la sala junto Mariñez. Antes, Cruz Manuel exigió en tono enfático y desafiante más respeto para los regidores, de igual forma dijo que el alcalde no los intimidará a los fines de aprobar un presupuesto viciado.
Los ánimos del público se caldearon y de inmediato una apreciable cantidad de personas comenzó a cerrar un circulo intimidante hacia el centro del salón, razón que motivó que los agentes de la policía municipal, y agentes de la policía nacional que aparecieron no se de donde, se movilizaran rápidamente a los fines de evitar una desgracia o desorden mayúsculo. En tamaño titingó pude capturar la escena de una señora que por poco le parte una sombrilla al regidor Jocelín Troncoso, esto en momentos en que los regidores salían por la puerta trasera de la sala. Una serie de carteles alusivos a las obras paralizadas por el impasse fue levantada como por arte de magia.
Jenny Soto se vio en la obligación legal de suspender la sesión, dado que los regidores alzados representan la mayoría en la sala capitular. El alcalde municipal acusó a los regidores de andar buscando prebendas personales, exigiendo asignación de obras y el aumento de sueldo a 50 mil pesos. De igual forma señaló como política la postura de los regidores, mismos a los que apuntala como “peledeístas.” Refiere que el presupuesto no ha podido aprobarse debido a la negativa irracional de los regidores en confrontación.
El alcalde anunció que dejó sin efecto la compra de un vehículo personal-institucional consignado en el nuevo presupuesto, donde refirió que se vio precisado a comprar el vehículo con su propio dinero. Además, dijo que a partir de ahora todas las sesiones del ayuntamiento serán totalmente abiertas para todo público. “La época de los negocios de aposento se acabó en esta gestión”, exclamo el joven alcalde. De igual forma expresó que no cederá frente a las presiones que recibe de los regidores que le adversan.
La gran cantidad de público asistente, en su mayoría a favor del alcalde; la importante cantidad de agentes de la policía municipal estratégicamente apostados en el salón; la puerta principal de acceso semiabierta, entre otros datos parafernálicos, me hicieron sospechar desde el principio en un escenario “perfectamente preparado.” De ser así, concluiríamos diciendo que los regidores contrarios a la aprobación del presupuesto fueron llevados a una encerrona, una trampa en la cual cayeron cual niños. Fue una irresponsabilidad de parte de estos el haber abandonado la sala; las encerronas se pelean de frente, con la verdad en la mano. El procedimiento mismo pudo haber sido parte de esa encerrona.
Evidentemente aquí hay dos grupos en conflicto, los regidores “alzados” y los aneudistas. Algunos acusan que tanto Mariñez como Lara le quieren hacer la vida imposible al alcalde Aneudy y todo por politiquería, dado que estos son de la línea de Hipólito Mejía. El alcalde responde a la línea varguista. Siendo así tendríamos que calificar a Cruz Manuel y a Jocelín como “pescadores en mar revuelto.”
Hay gato entre macuto con eso del presupuesto, mientras que las consecuencias son sufridas por el pueblo que aguarda por las obras consignadas en el objetado presupuesto. Realmente el pueblo desconoce o solo conoce parcialmente el contenido de ese presupuesto; no existiendo una claridad sobre cuales son esas incongruencias que acusa el grupo de regidores en oposición. De igual forma da cocoricamo la aptitud de negativa por parte del alcalde frente al reclamo de que “arregle” esas cuestiones mal consignadas en el presupuesto.
La convocatoria al parecer fue una respuesta frente a una intervención televisada que antes había sido llevada a cabo por los regidores en conflicto, misma en donde estos dieron detalles sorprendentes sobre las incongruencias en el presupuesto. El alcalde no fue a los medios y en su defecto convocó a tratar el tema en sesión abierta, o bien “encerrona.”
El alcalde Ortiz acusó a estos de ir a los medios a hablarle mentiras a la población.
Creemos en lo particular que esta película no debió llevarse a una sala capitular, son cosas que se manejan debajo de un palo y bebiéndose una buena taza de café o jugando una partida de dominó. El alcalde jura y perjura que se ha reunido innumerables veces con estos regidores y que los mismos no ceden ni un ápice. Debe respetarse al público y al pueblo, mismo que paga las javas frente a un presupuesto estancado. Gracias a Dios que la sangre no llegó al río, en un momento temí por ello. Hay que tener cuidado, dado que las masas enardecidas suelen salirse de control.

0 comentarios: