ShareThis

SanJuanera cinéfila vio 47 películas seguidas sin dormir(perdon es de Bolivia)

Boliviana cinéfila vio 47 películas seguidas sin dormir

Matilde Nuñez del Prado
El mate de coca fue parte del secreto para vencer el sueño.
Matilde Nuñez del Prado, una joven de 20 años, pasó 98 horas viendo películas sin dormir y se convirtió en la ganadora de un maratón de cine que se celebró en La Paz, Bolivia.
Cuando salió de la sala se zambulló en abrazos, cámaras, besos, micrófonos y todo lo que le llegó en este momento de fama.
Matilde estudia guitarra, forma parte de una organización que construye viviendas para los pobres y, demás está decirlo, ama el cine.
Me siento súper bien, recontra bien. Quiero dormir, pero tampoco me muero por una cama
Matilde Nuñez del Prado, ganadora del maratón de cine
En contacto con BBC Mundo, dijo que su secreto para vencer el sueño fue el mate de coca, intercalado con otros productos naturales como la gaseosa de guaraná.
"Me siento súper bien, recontra bien. Quiero dormir, pero tampoco me muero por una cama", dijo.
Pero sus horas de sueño serán pocas, porque tendrá que volver al cine a recoger una motocicleta y un aval para ingresar al cine gratis durante un año, los que se ganó por resistir en la competencia.

47 películas, sin descansar

Sala de cine
Habrá un maratón de cine a nivel nacional.
Núñez del Prado, sin embargo, no pudo batir el récord mundial, que fue establecido en 2008 por un canadiense y una alemana, quienes vieron 57 películas, en 123 horas.
Matilde vio 47 películas desde el sábado por la mañana, cuando empezó el maratón con más de 1.200 participantes.
Los organizadores dieron 15 minutos para el descanso después de cada película, y media hora para el desayuno, almuerzo y cena.
Ha habido mucha violencia, mucho terror, demasiados descuartizados, demasiada sangre
Guillermina Terrazas, participante
Los familiares esperaban ansiosos en las áreas comunes para animar y alimentar a los competidores.
Conforme iban pasando las horas, los participantes desertaban de la prueba con los ojos enrojecidos, cansados y con ganas únicamente de dormir. Y no faltaron los que salieron por problemas de salud.
Es el caso de Guillermina Terrazas, de 63 años, la participante con mayor edad, quien resistió 57 horas, pero tras sentir unos mareos decidió ir a descansar.

"Mucha violencia"

Ella, sin embargo, le dijo a BBC Mundo que le encantó la competencia porque se contagió "de juventud", pero recomendó hacer cambios en la cartelera para próximas pruebas. "Ha habido mucha violencia, mucho terror, demasiados descuartizados, demasiada sangre", dijo.
Sala de cine
Los participantes tenían 15 minutos del descanso entre películas.
Rafael Ostria, un joven participante, cree que en la primera parte del maratón, "las películas fueron mediocres". Él cree que la intención era cansar a los competidores para que abandonen las salas lo antes posible.
Mientras se ponía colirio en los ojos, Rafael cuenta que la principal incomodidad de la prueba era la imposibilidad de ir al baño mientras proyectaban las películas. "Me he tenido que aguantar no más", dice mientras ríe con sus amigos.
En cambio, la joven Yohani Alcón cuenta que los peores momentos eran las madrugadas, cuando realmente quería quedarse dormida. Pero, tomando agua con hielo y recibiendo algunos pellizcos de su novio, logró ubicarse entre las 10 finalistas.
José Luis Gómez, gerente nacional de márketing del cine Center, encargado de la organización del evento, dijo a BBC Mundo que con esta prueba "se busca reactivar el hábito por el cine".
El maratón se replicará en Santa Cruz y Cochabamba y, próximamente, se hará una competencia nacional con el deseo de colocar el nombre de Bolivia en el Libro Guinness de los Récords.

0 comentarios: