ShareThis

Otra genaracion que se pierde?

FUERTES DESCENSOS EN LA OCUPACIÓN DE LOS JÓVENES

La amenaza de una 'generación perdida', cada día más cerca

  • La ocupación de los que tienen hasta 19 años cae un 23,3%
  • Los organismo internacionales lo advierten: tenemos un gran problema
Actualizado jueves 27/01/2011 18:42
ELMUNDO.es ha visitado una oficina municipal de empleo en Madrid, donde orientan y aconsejan a jóvenes en paro | Ricardo Domínguez
Pablo L. Barbero | Ricardo Domínguez (vídeo)
Madrid.- La última Encuesta de Población Activa arroja unas cifras de empleo juvenil que, lejos de mejorar, empeoran cada trimestre y dan muestra de la preocupante situación del colectivo. En España hay 840.000 personas de menos de 25 años que está en paro, y el tramo de edad de entre 20 y 24 años es uno de los que más ha notado la subida, con 25.000 jóvenes más apuntados a las listas del paro en los últimos doce meses.
Otro dato revelador es el de la ocupación, donde los menores de 25 concentran los mayores descensos, con un 23,3% en los jóvenes hasta 19 años y un 10% entre 19 y 24 años respecto al mismo periodo de 2009. Aunque no se ve reflejado en la misma proporción en los datos de desempleo, es caldo de cultivo de futuras incorporaciones a las colas del Inem.
La fuerza y las energías propias de la juventud se desvanecen un poco más cada vez que se conocen estos datos. Nos lo han advertido por activa y por pasiva: el desempleo juvenil en España es un problema, y gordo, cuyas consecuencias a largo plazo pueden ser impredecibles.
En Davos, el Presidente del Foro Económico Mundial advirtió de que "puede haber otro mayo del 68" porque en países como España "el paro juvenil es insostenible". Durão Barroso, presidente de la Comisión Europea, dijo unos días antes que "los niveles de desempleo entre los jóvenes en algunos países son un escándalo", mientras la Organización Internacional del Trabajo (OIT) ya ha advertido de la amenaza de que se cree una "generación perdida". El miércoles Rajoy le recordaba al presidente Zapatero que "el 43% de los jóvenes no trabaja", y culpaba de ello a la incompetencia del Gobierno.
Según los expertos, en caso de perpetuarse en el tiempo podría desembocar en una generación de jóvenes desanimados que, después de una larga y frustrada búsqueda de empleo, se auto excluyen del mundo laboral. Aunque no hemos llegado a ese punto, la degradación del nivel de vida de parte de la juventud hace que muchos estén haciendo las maletas hacia lugares con un futuro más próspero.

Un oasis en el desierto

En medio de este desolador panorama laboral, hay quienes dedican su tiempo y energías en ayudar a los desorientados y facilitarles la búsqueda de un futuro mejor. Es el caso de Margarita Salvador, técnica de empleo en la agencia de zona del distrito de Hortaleza, en Madrid, donde atiende a los vecinos desempleados a la hora de orientar su perfil laboral y enfocar su carrera hacia los perfiles más solicitados por las empresas.
Margarita anima a la gente a que "canalicen todas las energías y motivación de la juventud, porque quien quiere puede trabajar". "Hay que seguir formándose, seguir buscando", advierte. Pero es realista y reconoce que hoy más que nunca es "difícil". "Recomiendo que, depende de qué perfiles, intenten buscar trabajo en el extranjero hasta que aquí demos el empujón que nos queda", concluye.
En las ocho agencias para el empleo que el ayuntamiento de Madrid tiene repartidas por la capital cuentan con programas específicos para los jóvenes desempleados. Abarcan todo el proceso de búsqueda de empleo, empezando por la elaboración del curriculum vítae. Dan servicios de orientación mediante tutorías personalizadas, a donde puede acudir cualquier desempleado, joven o no, previa cita, y dan talleres de formación y un servicio de intermediación laboral donde ponen en contacto al candidato con la empresa. El proceso continúa "hasta que ellos encuentran trabajo", afirma Margarita.
En los últimos meses Margarita ha podido comprobar que cada vez más gente joven se acerca a sus oficinas. "Hemos visto que ha aumentado el volumen de jóvenes cualificados, provenientes de ingenierías, licenciaturas o doctorados, que lo tienen mucho más difícil". También acuden muchos que empezaron a trabajar de adolescentes en sectores poco cualificados, y que al quedarse en paro se han dado cuenta que necesitan formación para el futuro.
Con una tasa de más del 40%, España es el país de la UE con un mayor desempleo juvenil. Su situación contrasta con la de socios como Alemania y Holanda, donde el paro afecta a menos de un 9% de los menores de 25 años.

0 comentarios: