ShareThis

Fiscal defiende adjuntos...Cuando agua suena...

El martes 28 de diciembre de 2010, se dieron a conocer unas declaraciones del
Fiscal Pedro Mateo Ibert en las que este defiende dos fiscales adjuntos. La nota fue publicada en el periódico "El Nacional" bajo la firma de Manuel Espinosa Rosario.
Dicho funcionario tiene todo el derecho de respaldar y defender a quienes comparten con el las funciones y responsabilidades del Ministerio Público en este Distrito Judicial de San Juan de la Maguana.

Lo que no puede, ni debe el Procurador Fiscal, doctor Pedro Antonio Mateo Imbert, es lanzar un "manto de dudas" y plantear una situación de cuestionamiento a los medios de comunicación locales al decir que las denuncias "atribuyendo la comisión de actos dolosos es los fiscales adjuntos", son rumores emitidos por un "medio de comunicación",sin decir el nombre del medio ni del comunicador o persona que lo ha difundido.

Lo cierto es que, desde hace mucho tiempo se han venido difundiendo rumores sobre las actuaciones de miembros del Ministerio Público, Jueces y Funcionarios de otras dependencias estatales en San Juan de la Maguana. Esto,a juicio del suscrito, se enmarca dentro de la lógica en la que se desarrolla nuestra sociedad. En unos casos la oposición política se encarga de intentar denostar lo que signifique "función pública", en otros son algunos medios de comunicación y comunicadores que ven en esa forma de conducirse un mecanismo de obtención de algunos beneficios particulares. En otros son los propios miembros del partido en el Gobierno que se encargan de difundir dichos rumores bajo la aspiración de adquirir o lograr un puesto en el tren gubernamental.

En definitiva, la defensa del Fiscal Mateo Ibert más que aclarar la situación de su subalternos, "enrarece' la atmósfera alrededor de estos. Precisamente es el propio Fiscal quien en sus declaraciones reconoce que las actuaciones de ambos "Fiscales Adjuntos" es cuestionable.

Es el Dr. Mateo Ibert que dice,"...que Mateo Imbert dice que en cuanto al fiscal adjunto, licenciado Eduardo Valdez Piña, ciertamente actuó con negligencia al dejar en libertad a Isidoro Matos Berroa, acusado de la muerte de Carlos Manuel de la Rosa, quien luego admitió el hecho y se dio a la fuga, sin que el Ministerio Publico lo haya reapresado".

Sigue diciendo la nota publicada en el Periódico "El Nacional" que "...del licenciado Luís Diney Ramírez, el doctor Mateo Imbert informó que al asumir sus funciones luego de disfrutar de sus vacaciones, le pidió un informe a éste y a Eduardo Valdez Piña de ambos casos, comprobando que “el primero no recibió unos 35 mil pesos como se ha dicho, para dejar en libertad a los nombrados Charles Ramírez Navarro y a Jorge Manuel Arias Rodríguez, porque el primero no le fue encontrado ninguna evidencia para imponer alguna medida de coerción, y al segundo, aunque se le incautó una pistola ilegal, dijo que se la “habría arrebatado a un individuo que le debía un dinero”.

Lo cuestionable de esto es que a un individuo que se le ocupa "una pistola ilegal" es dejado en libertad sin ninguna medida de coerción. No se si eso se inscribe dentro de la conduca ética que deben mostrar estos funcionarios.

En definitiva, antes de justificar este cuestionable accionar calificando de rumores y lanzando nebulosas sobre los medios y comunicadores el Fiscal Pedro Mateo Ibert debe revisar las "inconductas", "negligencias" de sus subalternos, pues como dice la filosofia popular: "Cuando el rio suena es porque palos trae"...

0 comentarios: