ShareThis

A propósito de la Tertulia del Bolero en San Juan


Por: Sinecio Ramírez

A proposito de la Terulia del BOolero en San Juan

Dice José del Castillo en Su "Pequeña Historia del Bolero dominicano"
Que el Bolero dominicano moderno nace como una expresión de rebeldía de los dominicanos ante la atropellante ocupación militar norte americana de 1916.

Y así nació el movimiento nacionalista musical en la Republica pisoteada.
Fueron sus Cultores los miembros de la Peña del Gran Músico Juan Francisco García en Santiago incluidos sus discípulos, Julio Alberto Hernández a los que se sumaron: Piro Valerio, Bienvenido Troncoso y Chencho Pereyra. Y otros autores capitaleños como José Dolores Cerón, Max Guzmán, Leopoldo Gómez, Porfirio Golibart y Enrique García, quienes aportaron los temas de algunas de las primeras grabaciones discográficas dominicanas realizadas en Nueva York en Diciembre de 1929.

El Primer Disco Dominicano lo Grabó el Tenor Sancarleño Antonio Mesa Bonc "El Jilguero de Quisqueya" (13 junio 1895- 21 Mayo 1949) en Nueva York en 1927 con el trío Borinqueño incluyendo letras de: Luis Lockward, Salvador Sturla, Alberto Vázquez, Porfirio Golibart ente otros.

En San Juan Musicalmente no conocemos de compositores de antes de 1947,
si los hubo, fueron muy discretos.
El problema es Simple: San Juan es Tierra de Intérpretes no de Autores, de Constructores no de Diseñadores.
Tenemos un Gran Saxofonista de Jazz, el Ing. Claudio Figuereo Alcántara
Su Hermano Osiris también maneja el Saxo y el Bombardino y Compone ( o Arregla) Danzas
Un excelente Trompetista de Jazz en Guillo Carías Marra
Una Cantante y Compositora Irma Carías
Una Soprano Lírica de Primera en Marianela Sánchez
Y un virtuoso del Piano electrónico en Su Hermano Tony.
Y las Familias de músicos se extienden con los Hermanos Cadena y el Profesor Arnaldo Bloise y otros discípulos de la Escuela de Bellas artes de Doña Monina Cámpora de Piña Puello. No Me Acostumbrare a llamarla de Soltera.
Dos Mezzosopranos sanjuaneras engalanaron por años el Coro Nacional Tataíta Ramirez Duval Fallecida en Febrero 2009 y Altagracia Tatica Valenzuela. Otra Mezzosoprano Sanjuanera es la Dra. Rhina Ramirez Mancebo.
Y no sería justo dejar de mencionar a nuestro gran Tenor, Compositor y maestro:
Ramón Valenzuela.

Y varios musicólogos entre los que no puedo dejar de mencionar a: Cesar Namnum el Hijo de Juan Nuestro Jefe de Bomberos y Secretario de la H Cámara de Comercio y de Monchín de Los Santos Figuereo locutor y Disk Jockey bolerista, nieto de Luis de los Santos.

No me incluyo yo por respeto de un aprendiz a los profesionales.

En 1947 al Inaugurarse el Hotel Maguana esa noche se hizo un enorme despliegue de fuegos artificiales, verdaderamente impresionante. El Cielo explotó como a las 11:00 PM llenándose los aires de luces de Bengalas rojas, azules, blancas y verdes, fuertes detonaciones de montantes desparramaban cascadas de bolas de fuego blancas cayendo a lentamente o muy rápido.
Todo esto impresionó mucho a un joven músico Sanjuanero llamado Danilo Mesa nacido en "La Culata" el 12 de Diciembre de 1926 hijo Florinda Mesa de la Rosa. Danilo fue seleccionado por la gerencia del Hotel para dirigir el Conjunto musical que amenizaba todos los Fines de Semana el Bailable del Maguana. Primero en la Terraza del segundo Piso y luego en la Piscina.
Por esos años estaba muy pegado el tema de Luis Alberti : Luna Sobre el Jaragua y a Danilo se le ocurrió musicalizar un verso alusivo a la noche de la Inauguración como una parodia, pero el estilo y la letra son tan distintos que resultó un excelente bolero original , con una melodía muy propia y original. Así Nació LA NOCHE

LA NOCHE

La Noche con lumbres de Bengalas
Sobre el Hotel Maguana
Es un sueño de amor

Se aspira el perfume llanero
Y se ve tan bonita
La inmensidad del cielo

La luna con su traje de plata
De esas lindas mujeres
Su figura delata
De esas que llevan

En su cuerpo ideal
Las formas de una reina
Inmortal en San Juan

Ella la tentadora indiana
Jamás pudo soñar
Con un hotel Maguana
Como este de San Juan


Danilo Mesa Compositor Sanjuanero

Una pequeña muestra de sus Composiciones

1 Si me agarras Gozas Merengue del 1 er LP de Jhonny Ventura en 1962

Del LPRS 1150 El Pica Flor de REMO Records
Grabados en Nueva York Con Ramón Gallardo y su Combo en 1968

2 El Pica Flor Merengue
3 ¿Que Pasó? Merengue
4 El Peligroso Merengue

REMO Records Corp. / 664-10 Th Avenue / New York 10036 NY USA /Phone. 212-581-9011

Boleros :
5 La Noche (del Maguana)
6 Las Heroicas Hermanas Mirabal
7 Imposible Olvidarme


OTROS BOLERERISTAS SANJUANEROS
Yo quiero que tú sepas
que mi alma está sufriendo
por tú amor
Yo no tengo la culpa
que tus ojos hechiceros
cautivaran aquel día, un corazón.
Desde entonces soy esclavo de tus ojos
Un eterno prisionero de tú amor
No me niegues la ternura de tus
Labios ni la dulce sonrisa de tu
Rostro encantador
Tu bien sabes, que te quiero
locamente
Ya mi vida no es posible
sin tú amor
Música y letra de Máximo Morillo
Interprete: Ramón Valenzuela
Otro autor Sanjuanero es el Dr. Hector Cabral Ortega,
Juez de Primera Instancia y Fino Poeta Autor de la Letra de "Arenas del Desierto " con música de Rafael Colón, pieza obligada del repertorio del gran Tenor Dominicano Jesús Manuel Lópe Balaguer .


El bolero que terminó siendo son
O una Pequeña Historia del Bolero dominicano
Por Jose del Castillo


Los Soneros de Borojol .-

Santo Domingo, RD.- En plena Ocupación Militar Norteamericana de la República Dominicana (1916-24), cuyas órdenes ejecutivas imponían al país una nueva arquitectura institucional en múltiples aspectos (ejército, finanzas, arancel, régimen de tierras, salud, educación), surgió como justa reacción el movimiento nacionalista.

Poetas de la talla de Fabio Fiallo, oradores como Arturo Logroño y Luis Conrado del Castillo, cruzados de la civilidad del calibre de los hermanos Federico y Francisco Henríquez y Carvajal y el historiador Américo Lugo, se lanzaron a las plazas a movilizar a la gente.

En Santiago, Rafael Estrella Ureña, Rafael César Tolentino y un bisoño Joaquín Balaguer dispararon sus galeras patrióticas desde las trincheras de La Información. Coincidiendo con esta atmósfera política, se desarrolló el fenómeno del nacionalismo musical.

En torno al maestro Juan Francisco (Pancho) García se nucleó en la Ciudad Corazón un grupo de jóvenes músicos, animados por el rescate de aires folklóricos y tradiciones románticas que alimentaran sus producciones líricas y musicales.

Julio Alberto Hernández fue uno de sus miembros más destacados. En 1928 compiló un Repertorio Dominicano, que junto a las composiciones suyas y de Pancho García, sumó las de trovadores santiagueros como Piro Valerio, Bienvenido Troncoso y Chencho Pereyra. Y las de otros autores como José Dolores Cerón, Max Guzmán, Leopoldo Gómez, Porfirio Golibart y Enrique García, quienes aportaron los temas de algunas de las primeras grabaciones discográficas dominicanas realizadas en Nueva York en diciembre de 1929.

Según refiere Arístides Incháustegui en su obra El disco en la República Dominicana (1988), Eduardo Brito, Chita Jiménez, Bienvenido Troncoso, bajo la dirección de Enrique García e identificados como el Grupo Dominicano, registraron para la casa Victor su música y sus voces. De medio centenar de piezas, 37 eran boleros (más del 70%), 6 criollas y 5 merengues, entre otros.

Se trataba de trovadores acompañados por dos guitarras, de cuyas cuerdas -como sucediera con el merengue liniero en el siglo XIX- salían boleros, criollas y canciones románticas. El Grupo Dominicano dio ritmo a sus grabaciones con maracas, clave, güira, tambora y tumbadora, reforzado en Nueva York por un guitarrista y un trompetista boricuas.

Entre los compositores resaltaba Bienvenido Troncoso, con 12 boleros, de los cuales he podido escuchar en las voces de Brito y Troncoso La muchacha blanca, con el golpe de clave que recuerda los boleros son de Miguel Matamoros y su trío, y La vida en el desierto.

De este autor, en versión del Trío Borinquen con la voz de Antonio Mesa, he apreciado A Natalia, Allá en el Edén, y Ansias locas. Y cantado como un son por Francis Santana, La triste realidad. Los Soneros de Borojol con Guillo Carías grabaron varias de estas piezas.

En su recopilación 100 Temas/100 Voces/100 Años, Nandy Rivas incluyó en sus dos "Troncoson": Aurora, Si yo te diera, La triste realidad y Yo no creí. Todos boleros cuando fueron grabados a finales del 20 y hoy conceptuados como sones, seña de la evolución que ha tenido el bolero en nuestro país.
Piro Valerio figura con 7 números en este grupo germinal, siendo el más popular La Mulatona. En formato de bolero son lo conocí a finales de los 50 o principios de los 60 en el Típico Najayo de la Feria de la Paz.

Era emblema de Ramón Gallardo y su conjunto en la voz de Rafaelito Martínez. Juré volverte a ver -de una belleza literaria y musical ejemplar- es recuerdo desde niño en las voces de Brito y Troncoso. He disfrutado el bolero Honorina, con acompañamiento de guitarras y violín. Otros títulos son Negra santa y Amor sin límites.

En sus incursiones en los temas de la vieja trova santiaguera (la de los Caballeros), Víctor Víctor relanzó de Valerio Juré volverte a ver, bajo el nombre La brisa de la tarde, en la producción En Son de Felicidad, con arreglos de Jorge Taveras.

En su selección "Puro Piro" Nandy Rivas incorpora Los mangos (que son de Baní, como figuran estos mangos en su primera grabación en 1929), Los andullos (que debieron ser de Santiago) y La Mulatona.

De Julio Alberto Hernández -para quien el bolero dominicano "escrito originalmente en compás de dos por cuatro, lleva letra muchas veces amorosa, y es uno de los géneros más cultivados en el país… (siendo) el más romántico… (ya que) se presta para las conquistas sentimentales" - figuran 8 composiciones: 5 boleros y 3 merengues. Algunos títulos de boleros son muy sugestivos, Encalácate y Los Vagos.

Otros representados en esta lista privilegiada son Chencho Pereyra, con 5 boleros, Enrique García, con los boleros La mujer y los celos y Mi bandera. José Dolores Cerón, con la criolla como Como tú me besabas, que posteriormente se conocería Como me besabas tú, una de las grandes piezas de la música popular dominicana de todos los géneros, y quien participa con el bolero La diosa del amor.

Otros boleros de estas grabaciones pioneras son Te quiero, de Leopoldo Gómez, Sólo tuyo, de Porfirio Golibart, Nenita, de Ramón Wagner, Elsa, de Luis María Jiménez, y Dulce Angélica, de nuestro inolvidable Eduardo Brito.

El Trío Borinquen (identificado por conveniencia de mercadeo del disco como Trío Quisqueya y Grupo Quisqueya), integrado por los puertorriqueñ os Rafael Hernández y Salvador Ithier y el dominicano Antonio Mesa, realizó entre 1927 y 1930 numerosas grabaciones que recogieron, junto a las inspiraciones de quien sería una gloria de la música popular latinoamericana, los boleros, criollas, guarachas y merengues de los dominicanos.

Diez de Julio Alberto Hernández, seis temas de Troncoso, seis guarachas de Cerón, cuatro de Peña Morel, tres de Golibart y tres de Raudo Saldaña, dos de Salvador Sturla (La Muñeca y No puedo vivir sin tus palabras).

Eduardo Scanlan, con Serenata y Alberto Vásquez con un tema que pegó en todo el Caribe, La Dorila, una hermosa criolla que escuché en labios de mi madre Fefita. Y la serenata Ya brilla la aurora.

Este conjunto de canciones está todavía pendiente de un estudio pormenorizado. Ya asoman ensayos novedosos como los de Fernando Casado y Diógenes Céspedes, junto a las excelentes monografías de Arístides Incháustegui sobre Eduardo Brito, Antonio Mesa y la producción discográfica pionera.

Y se cuenta con una obra de primera calidad del fallecido historiador Miguel Holguín Veras, Acerca de Canciones Antiguas Dominicanas (2001). Sin dudas, las referidas composiciones representan una buena muestra del bolero de trova de los años 20, todavía mucho más vasto en autores y temas.

El trío Matamoros se formó en 1925 y sus primeras grabaciones con la Victor se realizaron en 1928 (los sones Son de la loma, La mujer de Antonio, El que siembra su maíz y los boleros Olvido, El beso, Juramento, Elixir de la vida) y 1929 (Reclamo místico, El paralítico, Ansias, Dulce boca), siendo este año el de su primera visita a Santo Domingo, que se reinteraría en 1930.

La emblemática Lágrimas Negras se llevaría al acetato en 1931, junto a El Trío y el Ciclón, pieza en la que Miguel Matamoros narra las vicisitudes provocadas por el ciclón de San Zenón a su paso devastador por Santo Domingo.

Hoy, la audición de estas grabaciones dominicanas muestra líneas de parentesco con el bolero son que Miguel Matamoros y su famoso trío popularizaron para la época en que se realizaron nuestros registros musicales en el acetato. También evidencia lo que se dio en llamar la canción bolero, más libre y caracterizada por su contenido romántico. Asimismo, se perciben diversos formatos rítmicos que difícilmente al oído de nuestros días son reconocibles como boleros.

Aún al bolerómano que vivió hace ya más de medio siglo la era dorada de este género entre los 40 y los 50, familiarizado con una amplia gama de boleros adjetivados (son, moruno, tango, ranchera, mambo, chacha, rítmico, jazz, blues, rock, twist, bossa nova ), se le dificulta la tarea.

No es fortuito que muchos de los temas que se grabaron como boleros en aquellas sesiones memorables ahora aparezcan soneados, convertidos en sones y como tales se toquen y se bailen. Gracias a los grupos que en barrios de Santo Domingo y en su periferia mantuvieron esta tradición caribeña, como los Soneros de Borojol.

O al impulso de agrupaciones como Maniel y César Nannum que han realizado una encomiable labor de preservación y de aquellos cantantes como Víctor Víctor y Francis Santana, que han reivindicado su filiación sonera.

Ni hablar del Cuco Valoy del dúo Los Ahijados convertido en Brujo con Tribu. O del Sexteto Enriquillo, que realizó una magnífica grabación sonera en la voz del gran Joseíto Mateo.
Porque en la dinámica rítmica de la vida, esa canción que nació bolero terminó siendo son.


Interprete: Ramón Valenzuela


El súper temerario José Manuel Jiménez es el Rey Momo del Carnaval Barriga Verde 2009

El súper temerario José Manuel Jiménez fue seleccionado como el Rey Momo del Carnaval Barriga Verde 2009 en San Juan de la Maguana. El Super Temerario fue escogido como rey momo por el Comité Organizador del Carnaval Barriga Verde 2009

El Super es un pintoresco personaje de esta ciudad querido y respetado por toda la sociedad.

Durante largos años la producción artesanal popular de caretas y trajes tradicionales para el Carnaval Cimarrón Sanjuanero, se ha enriquecido con los impresionantes diseños y máscaras que elabora José Manuel Jiménez (El Super), quien ha sabido confeccionar un vestuario que respeta las líneas básicas originales.


Fue masiva la participación en el Carnaval Barriga Verde 2009




Con un desfile de más de 50 comparsas y varios personajes individuales, luciendo
vistosos atuendos, sencillos y originales como trajes e indumentarias, del "Carnaval Popular Barriga Verde 2009", concluyó el Carnaval Barriga Verde 2009, que durante tres días fue celebrado en el Arco de Triunfo a la entrada San Juan de la Maguana, los días, 26, 27 y 28 de febrero.
Caretas confeccionadas por artesanos locales, simbolizaron personajes históricos, mágicos, religiosos, negros esclavos cimarrones, Indios, El personaje mesiánico Liborio Mateo entre otros.

El Carnaval Barriga Verde 2009, contó con el apoyo de la alcaldesa Hanoi Sánchez, presidenta del comité organizador, quien agradeció al apoyo masivo del pueblo, así como los aportes realizados por la estación radial Z 101, su propietario Bienvenido Rodríguez y su director Willy Rodríguez.

Las Raíces culturales de la región, la identidad regional y nacional, los símbolos patrios, atabales, campesinos en burros, enmascarados negros cimarrones con fuetes, estuvieron representados en el gran desfile de cierre del Carnaval Barriga Verde 2009.


Para la ocasión el Carnaval Barriga Verde y San Juan de la Maguana, contaron con la visita del sociólogo Dagoberto Tejeda, la doctora Milagros Ortiz Bosch y el empresario de la Radio Willi Rodríguez


| 0 comentarios | edit



Cantante dominicana. Nació en Las Matas Farfán, el de marzo de 1945. Su excepcional voz se puso de manifiesto mientras desempeñaba la plaza de contralto solista de Coro Nacional al final de la década de los años 60.

Rhina Ramírez fue uno de los descubrimientos del compositor Manuel Sánchez Acosta, quien la presentó exitosamente en su programa de televisión. A partir de 1970 va acumulando galardones en diversos festivales de la canción, nacionales e internacionales. Ha sido una de las artistas dominicanas de mayor proyección en el extranjero, cantando en Venezuela, Brasil, Colombia, México, Puerto Rico, Francia, España y Estados Unidos, hasta llevar su arte a diversos países de Oriente Medio.

En diferentes oportunidades recibió el premio El Dorado, otorgado a la artista dominicana más destacada en el extranjero. El impacto visceral de su voz y su hermosa presencia escénica la ha mantenido en el favor del público por más de 25 años. La crítica nacional ha sido unánime al enjuiciar sus dotes de gran cantante y su presentación con la Orquesta Sinfónica Nacional, cantando las Siete Canciones populares de Falla, despertó un gran interés

Rhina Ramírez es una de las más acertadas vocalizadoras de Sánchez Acosta con sus versiones de Paraíso Soñado, Ven, Saona y Cuatro temas, una balada de la cual Chucho Avellanet tiene una versión excelente.



Datos extraídos de "Vida musical en Santo Domingo *1966-1996 Arístides Inchaustegui Blanca Delgado Malagón".


| 0 comentarios | edit


Las Serenatas

Por. Ramón Valenzuela


El sanjuanero es siempre de temperamento romántico, de ahí que se vea siempre esa postura y que no contento con endilgar a la dama preferida las finas saetas de un piropo en la ocasión en que no se le presentara la oportunidad de un encuentro con ella, tratara siempre de llevar en horas de la noche a su ventana, la bella canción que fuera capaz de despertarla del sueño, haciéndoselo perder y prender el amor en su corazón. Juan Clavellina, Turín Valenzuela, Mario Ruiz, Gustavo Dimaggio, Milciades Santil, Máximo Morillo, Marcos Fortuna, Frank Estepan, Eduardo Batista y otros mas poseedores de dulce voz y aventajados guitarristas, a mi modo fueron en San Juan los pioneros de la interpretación de boleros y las serenatas, costumbres que el modernismo no ha podido hacer desaparecer por completo, ya que a partir de estos la juventud ni ha dejado nunca de cantar a la ventana de la mujer de sus amores, bellas tonadas como las que a continuación se copian:

Yo quiero que tú sepas

que mi alma está sufriendo

por tú amor

Yo no tengo la culpa

que tus ojos hechiceros

cautivaran aquel día, un corazón.

Desde entonces soy esclavo de tus ojos

Un eterno prisionero de tú amor

No me niegues la ternura de tus

Labios ni la dulce sonrisa de tu

Rostro encantador

Tu bien sabes, que te quiero

locamente

Ya mi vida no es posible

sin tú amor

Música y letra de Máximo Morillo

Interprete: Ramón Valenzuela

--
Edgar Omar Ramirez Read
C/Mella 95,bis
San Juan de la Maguana
Republica Dominicana
Telefonos(809)906-8696
                    557-3097
mail:readramirez@yahoo.es
        edgar_omarr@hotmail.com

0 comentarios: