ShareThis

Un año de cárcel para un mendigo que robó media barra de pan por usar "un medio violento" - Yahoo! Noticias


Un año de cárcel para un mendigo que roba media barra de pan por usar un medio violento;
http://es.noticias.yahoo.com/9/20090225/tes-un-ano-de-carcel-para-un-mendigo-que-61bd63d.html

Barcelona, 25 feb (EFE).- Un juzgado de Barcelona ha condenado a un año de cárcel al mendigo que robó media barra de pan agarrando por el cuello de la bata a la dependienta porque, pese al mísero botín, empleó "un medio violento e intimidatorio" para conseguir la "baguette".

La sentencia condena por un delito de robo con violencia e intimidación al indigente, de nacionalidad francesa y que fue juzgado en rebeldía al no haber acudido a su juicio dado que, en su condición de mendigo, ni siquiera pudo ser citado a la vista por carecer de domicilio estable.
Según cree probado el juez, el robo ocurrió el 9 de septiembre de 2008, cuando el mendigo se dirigió a la panadería "El Pan" de Badalona (Barcelona) y agarró una barra, mientras agarraba por el cuello de la bata a la dependienta y le gritaba en francés con el propósito de amedrentarla.
La barra de pan se cayó al suelo y se partió en dos trozos, tras lo que el mendigo huyó con la mitad de la "baguette", añade la sentencia, que da por buena la versión de los hechos expuesta por la panadera.
En la sentencia, el juez recuerda que el delito de robo "no viene determinado por el resultado ni por el objeto sustraído (como a veces se puede leer en algún titular)", sino por el empleo de la violencia o intimidación.
"Si no concurren esos medios violentos, la conducta no es constitutiva de delito de robo sino de hurto; en esta figura sí que tiene relevancia el objeto, ya que si su valor es inferior a 400 euros, estaríamos ante una falta de hurto", aclara la sentencia.
Para concluir que se trató de un robo violento, el juez tuvo en cuenta el "sentimiento de temor y miedo" que aquejó a la víctima mientras el mendigo la intimidaba y resalta en su sentencia la "honestidad" de la panadera cuando en el juicio dijo que si el indigente le hubiera pedido la barra, se la habría dado.
En anteriores declaraciones, el mendigo negó que intimidara a la dependienta y dijo que había cogido unos panes porque no tenía dinero para comprar comida, pero el juez no ha tenido en cuenta su versión ya que no pudo sostenerla en la vista oral debido a su "incomparecencia no justificada".
Pese a que el Código Penal castiga el robo con violencia con penas de dos a cinco años de prisión, el juez impone al ladrón un año de cárcel en atención a la "menor entidad de la violencia e intimidación ejercidas", como planteaba la Fiscalía, que pedía una condena de año y medio.

La sentencia condena por un delito de robo con violencia e intimidación al indigente, de nacionalidad francesa y que fue juzgado en rebeldía al no haber acudido a su juicio dado que, en su condición de mendigo, ni siquiera pudo ser citado a la vista por carecer de domicilio estable.
Según cree probado el juez, el robo ocurrió el 9 de septiembre de 2008, cuando el mendigo se dirigió a la panadería "El Pan" de Badalona (Barcelona) y agarró una barra, mientras agarraba por el cuello de la bata a la dependienta y le gritaba en francés con el propósito de amedrentarla.
La barra de pan se cayó al suelo y se partió en dos trozos, tras lo que el mendigo huyó con la mitad de la "baguette", añade la sentencia, que da por buena la versión de los hechos expuesta por la panadera.
En la sentencia, el juez recuerda que el delito de robo "no viene determinado por el resultado ni por el objeto sustraído (como a veces se puede leer en algún titular)", sino por el empleo de la violencia o intimidación.
"Si no concurren esos medios violentos, la conducta no es constitutiva de delito de robo sino de hurto; en esta figura sí que tiene relevancia el objeto, ya que si su valor es inferior a 400 euros, estaríamos ante una falta de hurto", aclara la sentencia.
Para concluir que se trató de un robo violento, el juez tuvo en cuenta el "sentimiento de temor y miedo" que aquejó a la víctima mientras el mendigo la intimidaba y resalta en su sentencia la "honestidad" de la panadera cuando en el juicio dijo que si el indigente le hubiera pedido la barra, se la habría dado.
En anteriores declaraciones, el mendigo negó que intimidara a la dependienta y dijo que había cogido unos panes porque no tenía dinero para comprar comida, pero el juez no ha tenido en cuenta su versión ya que no pudo sostenerla en la vista oral debido a su "incomparecencia no justificada".
Pese a que el Código Penal castiga el robo con violencia con penas de dos a cinco años de prisión, el juez impone al ladrón un año de cárcel en atención a la "menor entidad de la violencia e intimidación ejercidas", como planteaba la Fiscalía, que pedía una condena de año y medio

0 comentarios: