ShareThis

Independencia o Carnaval...la debacle cultural?

Es febrero, celebramos la Fiesta Nacional(Independencia o Carnaval?)...ocasión propicia para que todos y cada uno reflexionemos sobre esta realidad que nos atormenta.
Habrá que ser cauteloso al acercarnos a los medios de prensa, la sangre nos puede caer en el rostro; o tal vez los hechos inmorales tapiarnos la conciencia. Antes de todo una disgresión:
No pasa un día sin ser sorprendidos por una acción delincuencial, pero ya no es sorpresa saber que en estos estan involucrados miembros de los organismos castrenses, esos cuya misión fundamental es preservar la paz, la seguridad y la tranquilidad de la familia dominicana. Ojalá que no perdamos la capacidad de asombro, más que no perdamos la fe y credibilidad en estos, porque si bien existen "muchas manzanas podridas", tengo la plena seguridad de que el "macuto" contiene una mayor cantidad de buenas, demósle el respaldo para que estos se sienta firmes y seguros en el proceso de profilaxis y recuperación de la dignidad de esas instituciones.
Si perdemos la fe es casi seguro que habremos perdido la batalla, que hemos claudicado frente al crimen organizado, a la delincuencia y la criminalidad, que nada tenemos que hacer los que tenemos esperanzas de una "mejor sociedad", de "un mejor país".
Una vez hecha la disgresión anterior, quiero llamar la atención de un hecho importante y a la vez preocupante que acontece en San Juan de la Maguana.
En los últimos tiempos venimos asisitiendo a un proceso de "rescate" , "reafirmación", "recuperación" de los elementos de la Cultura Aborigen, Taina, Cimarrona, Olivorio, Lemba, Caonabo, en fin de todo aquello que tiene algo que ver con la conformación del "ser e identidad sanjuanera". Hasta se habla de la creación de una "Marca Ciudad", nada que objetar, todo entra en lo ideal, en lo deseable y hasta necesario.
Lo preocupante es que los intelectuales, gestores y promotores culturales,historiadores, en fin "Cientistas Sociales" en general, me parece que se han dejado arropar por una corriente de improvisación e inmediatista(por no decir utilitarista) cuya "espesura del bosque", no los deja ver el Sol. De una forma de ver y sentir la cultura como un elemento puntual y disgregado y no como consustancial al proceso de desarrolo de toda sociedad.
Lo anterior tiene su expresión más evidente en la forma como se ha venido manejando el asunto del "Carnaval Barriga Verde", este año. Nadie asume la responsabilidad de que para celebrar este espectáculo o expresión cultural del pueblo, se hay tenido que ocupar de forma irresponsable la principal plaza de la Ciudad.
Que para satisfacer egos e intereses no santos y ajenos a la Sociedad Sanjuanera- aunque estos
se pinten como salvadores y defensores del pueblo-se haya permitido ocupar un lugar que el propio Ayuntamiento Municipal denominó, por Resolución, "Plaza de la Independencia y la Restauración".
Que se haya entregado, por oscura negociación y con el objetivo de celebrar "3 días de Carnaval" , el lugar donde se encuentra enclavada la única escultura del "dominicano más ilustre", del "Padre de la Patria" por antonomasia y donde por tradición, costumbre(o cultura?) se celebran cada años los actos oficiales correspondientes al 27 de febrero, es motivo de honda preocupación.
Con cual moral podemos nosotros reclamar a las presentes y futuras generaciones que respeten, veneren y rinda honor a los hombres que entregaron "vida y bienes" para legarnos una "Patria libre y soberana", cuando no somos capaces de respetarlos y honrarlos. Todo sea en aras del rescate de nuestra "expresión cultural".
Podremos sentirnos orgullosos de "ser dominicanos" cuando ponemos al servicio de la lujuria, de la francachela, del desorden, de la lascivia, el lugar donde vamos cada año a venerar nuestros heroés, pienso si existe algún dominicano, alguna institución que sea capaz de instalar en pleno Parque Independencia(en la Capital de la República) una tarima para que desfilen las comparsas y los "disfrazados" y carpas para despachar bebidas que permitan disfrutar en toda su extensión y "posibilidades" de la alegria del Carnaval(todo sea en nombre de la carne).
Espero que los promotores de importantizar, de rescatar nuestros genuinos y valiosos elementos culturales, no sean capaces de "relativizar" el hecho e interponer el criterio de que el Carnaval es sinónimo de Pueblo, que entiendan lo importante que sería preservar los hechos y figuras fundamentales en la construcción de nuestra nacionalidad.
Que si bien es cierto habrá que hacer un proceso de exorcismo para que los demonios que trae la "negritud" desaparezca del imaginario popular y erradicar muchas de las visiones oscurantistas, europizantes que nos han ocultado al negro y al índigena, no menos cierto es que "los Trinitarios" son parte fundamental de ese proceso identitario y debemos mantener su imagen impoluta y venerarla por siempre.

0 comentarios: