ShareThis

Retos, desafíos, ayudas y responsabilidad social

Así afecta el COVID-19 a pacientes con enfermedad cardiovascular ...


Esto del COVID-19 ha revuelto la sociedad, ha alterado nuestra existencia. Este pequeño demonio nos plantea exigencias personales y sociales que son imprescindibles para poder vencerlo.

Nuestro país tiene una realidad que solo si logramos la unidad de todos los dominicanos(sin cliché) podremos enfrentar, los desafíos son muy grandes, desbordan nuestras posibilidades individuales, por mas egoístas que vivamos y seamos)que tenemos de todo).

Es hora de que nuestros líderes políticos, empresariales, sociales, laborales, deportivos, religiosos(nacionales y locales) se decidan unir esfuerzos, de nada vale que todo se haga en el nivel central deben existir medios y mecanismos donde los responsables de las provincias y municipios tengan algo que hacer y lo hagan.

Sin dudas, que el mayor peso, la mayor responsabilidad la tienen los responsables del gobierno, ellos deben ser la vanguardia, aunque no deben sobre dirigir ni tampoco imponer sus criterios a troche y moche. Deben ser humildes y dar participación a "expertos" y "especialistas" de la oposición, de la sociedad civil (olvidando un poco los intereses partidistas, lo cual debe venir también de los opositores).

Es imperativo, obligatorio que quienes solo piensan en aprovechar este momento para seguir en campaña realicen sus aportes llevándolas a través de los organismos existentes o creados para tales fines. Es necesario que esas ayudas lleguen a quienes las necesitan, esas y otras ayudas deben ser canalizadas para lograr la mayor eficacia y eficiencia posible.

No quisiera pensar que nuestra clase política (de la que tenemos una opinión muy personal) sea tan descarada que solo sea capaz de entregar esas ayudas si ello garantiza algún que otro resultado electoral.

Cuarentena, cuatro claves de usos (FUNDÉU - GUZMÁN ARIZA)

Se explican algunas claves para el empleo apropiado del sustantivo cuarentena, de uso cada vez más frecuente en los medios de comunicación con motivo de la emergencia sanitaria del COVID-19.
Cuarentena de quince días, expresión válida
Cuando se emplea con el significado de ‘aislamiento preventivo a que se somete durante un período de tiempo, por razones sanitarias, a personas o animales’, el sustantivo cuarentena no necesariamente equivale a cuarenta días, sino que se refiere a un período inespecífico. Así, son adecuadas frases como «El residencial entra en cuarentena por 15 días», «Tres días en cuarentena viendo desde la habitación cómo algunos jugaban al golf» o «Las empresas que pueden operar en los 15 días del período de cuarentena son las que se dedican a actividades básicas para la población: colmados, supermercados, farmacias…».
Un conjunto de 40 unidades
Con este significado, equivalente a numeral colectivo, cuarentena puede conformarse con unidades de diversa naturaleza: una cuarentena de personas, una cuarentena de pinturas…
Expresa temporalidad
Se llama también cuarentena al tiempo litúrgico que corresponde a la Cuaresma; a la edad comprendida entre los 40 y los 49 años, y un período tiempo de 40 días, meses o años.
Cuarentenar, verbo adecuado
A partir del sustantivo cuarentena es posible derivar el verbo cuarentenar (‘llevar a cabo una cuarentena en un sitio o poner a alguien en cuarentena’), del mismo modo que voces como biografía, batalla o entrevista dan lugar a los verbos biografiar, batallar y entrevistar, tal como indica la Nueva gramática de la lengua española.

pleno o Pleno, formas de escritura (FUNDÉU - GUZMÁN ARIZA RECOMIENDA)

pleno o Pleno, formas de escritura

 
El sustantivo pleno se escribe con mayúscula inicial cuando designa a un órgano jerárquico; en minúscula, si se refiere a una reunión o junta general.
A propósito de la suspensión y nueva convocatoria de las elecciones municipales dominicanas, en los medios de comunicación se pueden leer frases como «14 partidos de oposición exigen reunión de urgencia con el pleno de la JCE», «Manifestantes insisten en que el pleno de la Junta Central Electoral debe renunciar» o «Las elecciones municipales se celebrarán este 15 de marzo… Así lo anunció el pleno de la Junta Central Electoral (JCE) en una rueda de prensa».
Según la norma académica, cuando pleno se refiere a la ‘reunión o junta general de una corporación o de una cámara legislativa’ lo apropiado es el uso de la minúscula: «En el pleno anterior se aprobaron dos resoluciones», «Los plenos se celebran cada quince días», «A cinco horas de la reunión aún se desconoce la agenda del pleno de la JCE». En cambio, se escribe con mayúscula si alude al órgano que se reúne: «El Pleno de la Junta Central Electoral (JCE), encabezado por su presidente, magistrado Julio César Castaños Guzmán, aprobó el Reglamento Sobre Fusiones, Alianzas y Coaliciones» y «El Pleno de la Junta Central Electoral (JCE) recibió este lunes a los integrantes de la misión de observación electoral, que encabeza Eduardo Frei, jefe de misión y expresidente de Chile», incluso si solo está precedido del artículo el: «El Pleno dispuso convocar a audiencia pública».
Así, puesto que los ejemplos citados se refieren al órgano de la Junta Central Electoral que sesiona y aprueba reglamentos, resoluciones, etc., lo indicado sería escribir Pleno con mayúscula inicial: «14 partidos de oposición exigen reunión de urgencia con el Pleno de la JCE», «Manifestantes insisten en que el Pleno de la Junta Central Electoral debe renunciar» y «Las elecciones municipales se celebrarán este 15 de marzo… Así lo anunció el Pleno de la Junta Central Electoral (JCE) en una rueda de prensa».

Expulsado del paraíso Las peñas dominicanas: Esos refugios para botar el estrés

Navegando me encuentro con este articulo, cuyo autor en algún momento fue mi compañero en los avatares universitarios (no se de el hace mucho tiempo) y por ello me atreví a "robarme" y reproducir el fruto de su "intelecto"...

Por: Carlos Castro
Las famosas “Peñas” dominicanas son el junte “semanal o cotidiano-lúdico” donde hombres crean o buscan espacios para compartir tragos y discutir  como verdaderos “machos-masculinos”: O sea, para transferir o dejar aflorar esa energía autoritaria donde hablar gritando es sinónimo de autoridad y tener razón. 

Donde nadie escucha a nadie y cada opinión está afectada por una atmósfera de chateos vía WS, una televisión prendida, o el típico “jolgorio-palabrerío” donde la comunicación per se importa poco, por no decir donde se habla mucho y se dice poco o casi nada “que no es lo mismo ni es igual”.

Rumiando sobre los posibles sellos de estos grupos, diría que son “plazas”  donde el compromiso no es con el deber  sino con la emoción, vas cuando quieres pero cuando apareces de nuevo en “La peña”, el “tigueraje” te recibe con la misma algarabía de “saltos mortales,  hombres por los aires”, “plátano maduro no vuelve a verde, las mujeres no son de nadie y aquí sí se goza…” Sigo rumiando respecto al talento superlativo-simbólico que tiene este pueblo para domesticar y reinventar el ocio.

Nadie podría imaginar la varieté de peñas que hay en el país, las hay sin distinción de ideologías, religiones o clases sociales, y me dicen que por los lares de Villa Juana hay un colmado que los sábados en la tarde conforma  una peña “silente” porque sus integrantes son sordomudos. Ya quisiera ser testigo de una discusión sobre política dominicana en señas. Por lo regular “Las peñas” se pueden armar sobre la base de una cadena misteriosa y espontánea de vínculos familiares y amistosos donde la esencia es: Gastar el tiempo de manera lúdica y relajada hablando y escuchando mierda.  
No dejo de reflexionar respecto a esa voluntad-lúdica del dominicano cuando el junte colectivo es festivo, ¿y por qué no es así cuando juntarse implica el rigor de trabajar? Es observado, que en las convocatorias a una chercha hasta podemos ser puntuales y exigentes respecto a la logística, se cumple con el compromiso, y la cara se llena de orgullo porque traje y me llevaré de forma simbólica mi dosis de placer narcodigestivo. 
Las peñas no se frustran por falta de logísticas o compromisos emocionales de sus integrantes; a veces se  enturbian por la presencia de necios pasao’ de alcohol o groseros en su forma de diferir o rebatir juicios divergentes, pero dicen los peñeros que esos sujetos son los menos porque terminan expulsados o auto-excluidos. Que profundo y relajado somos cuando reunirse implica evadir y ser leves. Que joya de sujeto somos en la supercialidad. 
Sigo reflexionando, ¿existe esta modalidad de “encuentro-goce-palabrería” en otros países? Porque para  ser un “peñero” cotidiano de corazón hay que poseer una energía casi mística, que día a día, tarde por tarde hasta muy entrada la noche se pueda reinventar  un tiempo que domestique los avatares del trabajo. 

El peñero cotidiano (en especial si tiene esposa) se llena de artimañas para evitar regresar a la rutina familiar o trancarse en la soledad de un apartamento que puede ofrecer un combo de televisión, alcohol  y “picaderas” pero carece  del encanto de un grupo de “tígueres” que te garantizan “soltar” estrés sin gastar en fármacos o chapeadoras; tú, tirado  en la esquina de un colmado, en un parque, en los albores del malecón jugando domino, en un bar o una vinoteca, o en el anonimato de una bomba de gasolina diseñada con losetas versión McDonald’s. 

Hay que admitirlo con elogios, “Las peñas dominicanas” son la terapia más barata en la faz de la tierra. No tiene precio sentirse parte de un berrinche grupal que te ayuda a evadir el  tedio cotidiano, “discu-pelendo” temas mediáticos que suscitan importancia hasta que otro tema mediático ocupa la atención del grupo. 

Es encantador fluir en la soledad ociosa del disparate. Es una gran cualidad que la dominicanidad debería exportar  a esos países que carecen de socialización “cálida-lúdica-espontánea”. Es probable que existan pocas culturas que muestren una urgencia tan “perenne”  respecto a diseñar un día a día que contenga una gran  dosis de ocio.  “La vagancia” en su sentido más amplio debería ser nuestro deporte o la religión nacional. 

Nota: Este escrito esta dedicado a “La peña” diaria nocturna y sabatina, que gastando poco y gozando mucho se reúne en el colmado “Carina” a despotricar a los “infelices” “compañeritos” del PLD.

Lidom y BHD presentan “Copa de Campeón”2019-2020


Santo Domingo. La Liga de Béisbol Profesional de la República Dominicana (LIdom) y el Banco BHD León presentaron la Copa BHD León del actual torneo de béisbol otoño-invernal, dedicado este año a la memoria de Carlos Morales Troncoso. La presentación se realizó en una ceremonia en la que también se entregaron trofeos a los jugadores más destacados y al mejor dirigente de la serie regular, quienes fueron seleccionados mediante votaciones en la premiación Pelotero Estrella de la Semana. 


Peter O´Brien, jugador de los Toros del Este, recibió el galardón que lo acreditó como el Jugador Más Valioso; mientras que César Valdez, de los Tigres del Licey, fue premiado como Lanzador del Año. Lewin Díaz, de las Estrellas Orientales, fue elegido como Novato del Año y Lino Rivera, del equipo romanense, fue reconocido como Manager del Año.
Vitelio Mejía Ortiz, presidente de la LIDOM, agradeció el apoyo decidido y solidario del BHD León respecto al torneo otoño-invernal y con el béisbol en sentido general. “Reconocemos al mismo tiempo el empeño de cada uno de los equipos, sus directivos, personal de operaciones, dirigentes, jugadores y técnicos, cuya dedicación ha dado como resultado un torneo competitivo, emocionante y sin precedentes”, expresó.
La presentación de la Copa BHD León y entrega de trofeos se realizó en el Séptimo Cielo del Estadio Quisqueya Juan Marichal. Los reconocimientos entregados en la actividad estuvieron a cargo de Mejía Ortíz y Andrés Vanderhorst, representante de Producciones Apolo, la firma que produce  la premiación oficial de Lidom, “Pelotero Estrella de la Semana”.
“Para el BHD León es un honor apoyar cada año este reconocimiento a los equipos y jugadores que durante toda una temporada mostraron entusiasmo, compromiso, esfuerzo y dedicación; además de despertar grandes emociones en los apasionados de este deporte”, expresó Luis Lembert, vicepresidente ejecutivo de Banca de Personas y Negocios del Banco BHD León.
Otros ejecutivos del BHD León estuvieron presentes en la actividad. Entre ellos, Jorge Besosa, vicepresidente ejecutivo de Banca Empresa; Josefina Navarro, vicepresidenta sénior de Comunicación Corporativa y Responsabilidad Social y José Sanoja, vicepresidente de Mercadeo y Publicidad.
También asistieron al evento Winston – Chilote - Llenas, vicepresidente de la LIDOM, ejecutivos de las seis franquicias participantes y los jugadores premiados.

Oración para los poderosos de la tierra(Manuel Quiterio Cedeño-El Caribe)

Encontré esto en "El Caribe" de la fecha, bajo la firma de: Manuel Quiterio Cedeño . Se me ocurrió "robarmelo" para reproducir por aquí y llevarlo a quienes me leen, creo es un buen texto para reflexionarlo..Amen

“Señor, ayúdame a que siempre diga la verdad frente a los que se creen fuertes; ayúdame a que nunca mienta para ganar el aplauso de los débiles.
“Si me das poder, que no pierda la
sensibilidad.
“Si me das éxito, que no pierda la
humildad, y si me das humildad, que no pierda la dignidad.
“Dios mío, ayúdame a ver siempre la dos caras de los problemas y nunca permitas que acuse a nadie de traicionero, porque no piensa como yo.
“Señor ayúdame a querer a todos, como yo mismo me quiero, y no me dejes criticar a nadie, antes de que me critique yo primero.
“No permitas que me vanaglorie, si logro superarme, y no permitas que me desespere, si llego a fracasar, porque los fracasos nunca impiden el verdadero triunfo.
“Dios mío, permite que yo siempre sea cariñoso con todos; también recuérdame que el perdón es el estandarte de la fortaleza y que venganza es señal de
debilidad.
“Si me quitas la salud, por favor no me quites la esperanza.
“Si me quitas la serenidad, déjame la paz.
“Si llegas a quitármelo todo, déjame tu amor.
“Oh Señor, si he ofendido a otros, dame la voluntad de pedir perdón, y si otros me han ofendido, entonces dame la capacidad de mismo perdonarlo.
“Señor mío y Dios mío, yo sé que tú nunca te olvidas de mí, pues ayúdame a que nunca me olvide de Ti.
Amén”.

Indio, Hindú o Hindi...Como y cuando usarlos...(aclarando dudas Fundeu-BBVA)


Se recomienda emplear el término indio para aludir a los ciudadanos de la India o a lo referente a ese país asiático, hindú o hinduista para lo relacionado con la religión, e hindi para referirse a la lengua mayoritaria en ese Estado.
En los medios es habitual encontrar frases como «La película hindú aclamada en todo el mundo», «Se abre un mercado de 1250 millones de hindúes» o «El candidato domina el inglés y el idioma indio».
Indio hace referencia a los habitantes de la India y es el adjetivo que se aplica a lo relacionado con este país. El DRAE recoge también la forma indo, aunque apenas se usa ya en la lengua general.
Hindú es, en su uso mayoritario, sinónimo de hinduista, es decir, seguidor de esa religión. Su prefiere el plural culto hindúes a hindús, que también se considera correcto. El hecho de que la mayoría de los habitantes de la India sigan esas enseñanzas y la posible confusión con otra de las acepciones de indio (‘indígena de América’) provocó que hace ya más de cien años empezase a emplearse este término como gentilicio de los habitantes de la India. Así ha venido apareciendo en sucesivas ediciones del Diccionario académico, hasta la vigesimotercera, que elimina esa acepción e incluye como primera la que se equipara a hinduismo.
Hindi, por último, es el nombre de la lengua mayoritaria de la India.
Teniendo en cuenta todo lo anterior, y aunque el uso de hindú como gentilicio de la India tiene amplia tradición y no puede tacharse de incorrecto, se recomienda reservar esa palabra para el sentido religioso, y emplear indio como gentilicio e hindi para el idioma.
Así, en los ejemplos previos habría sido preferible escribir «La película india aclamada en todo el mundo», «Se abre un mercado de 1250 millones de indios» o «El candidato domina el inglés y el hindi».
Se recuerda además que el uso del artículo antepuesto al nombre del país es opcional: India o la India.

Yomaira Medina hará tradicional entrega de juguetes


San Juan de la Maguana, RD.- Como ya es tradición en esta ciudad, la diputada Lucía-Yomaira-Medina, anuncio que este domingo va a realizar su acostumbrada entrega de juguetes a niños y niñas de esa localidad. 

Dicha actividad sera realizada, desde la una de la tarde, en el frente del local  de la Fundación Asodemusa, que preside la congresista .
 
Esta entrega de juguetes, con motivo de la festividad de los "Santos Reyes Magos" estará acompañada de un parte artística y musical, con un show con payasos para que sirva de entretenimiento y disfrute a grandes y pequeños.

Con esta actividad se da inicio a la diversidad de actuaciones en favor de toda la comunidad sanjuanera que realiza la diputada Yomaira Medina durante todo el año a través de la Fundación. 

Desvelar y develar, formas válidas(cuanta confusión aclarada). FUNDÉU - GUZMÁN ARIZA

Desvelar y develar, formas válidas

 
Las grafías desvelar y develar son ambas apropiadas cuando
significan descubrir o levantar el velo.

En los medios de comunicación dominicanos es posible encontrar las dos formas: «La fuerza del danilismo en la Cámara de Diputados se ha debilitado tras la división del oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD), lo cual se desveló durante la incidentada sesión de este martes», «El Ministerio Público y la Policía Nacional darán a conocer hoy un segundo informe sobre las investigaciones que ambas entidades llevan a cabo para develar quién mandó a matar al exjugador de Grandes Ligas», «La oficina de MLB en RD desvela pintura de Juan Marichal» o «Quique Antún critica nuevo busto de Duarte develado en Pekín».
Se trata de una cuestión que con frecuencia es motivo de dudas, puesto que en su acepción más antigua (de velar, a su vez del latín vigilare) el verbo desvelar se refiera a la acción de ‘impedir el sueño a alguien’ o ‘no dejarlo dormir’, y ‘poner gran cuidado y atención en lo que se tiene a cargo’.
Por otro lado, comparte significado con la variante develar (del latín develāre: ‘descubrir’, ‘levantar el velo’) tanto con el sentido de ‘quitar el velo que cubre algo’ —de uso mayoritario en el español americano, según explica el Diccionario panhispánico de dudas— como con el sentido figurado de ‘descubrir algo oculto o desconocido, sacarlo a la luz’.
Por lo antes dicho, los ejemplos citados pueden considerarse
correctos.
Finalmente, es oportuno distinguir develar y desvelar de la voz debelar, muy parecida y que proviene del latín debellare, cuyo significado en español es ‘vencer de modo definitivo al adversario por la fuerza o con argumentos’.

Celebraran Copa Sur de Volibol


                          
Equipo de San Juan

Los sextetos femeninos de Barahona y San Juan se medirán a partir de las 2:30 de esta tarde en el primer partido de la Copa de Voleibol Superior del Sur, que se realizará hasta el domingo en el polideportivo de Baní.


                                                                     Equipo de San Juan


A la misma hora también comenzará en el techado de Villa Tapia la Copa del Cibao, la cual reunirá a las selecciones de damas de Samaná, Bonao, Moca, Santiago, Santiago Rodríguez y las anfitriones de la provincia Hermanas Mirabal.




En masculino tomarán parte Nagua, San Francisco de Macorís, Santiago, Moca, Santiago Rodríguez y la provincia Hermanas Mirabal.

El licenciado Alexis García, presidente de la Federación de Voleibol, destacó que Élido Pérez, exalcalde del municipio de Salcedo, preside el comité organizador de la Copa del Cibao, mientras que el senador Wilton Guerrero encabeza la del Sur.


En el torneo sureño competirán en ambas ramas los colectivos de San Cristóbal, San Juan de la Maguana, Barahona y los anfitriones de Baní. Barahona y San Juan de la Maguana se enfrentarán, iniciando a las 4:30 de la tarde en la rama masculina.

Patrimonio Municipal y Constitución


¿Réquiem por los patrimonios municipales de suelo? ¡Viva la Constitución!
25 de noviembre de 2019

El artículo 47 de la Constitución española (C.E.), reconoce el derecho a una vivienda digna: «Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación. La comunidad participará en las plusvalías que genere la acción urbanística de los entes públicos»

Antecedentes preconstitucionales aparte, la legislación básica urbanística ha previsto, y prevé instrumentos encaminados a hacer efectivo ese derecho:
Por un lado, como criterio básico de utilización del suelo, la reserva mínima (determinada por la legislación sobre ordenación territorial y urbanística o, de conformidad con ella, por los instrumentos de ordenación), de un porcentaje del suelo residencial, sea rural en actuaciones de nueva urbanización, o urbanizado en actuaciones de reforma o renovación de la urbanización,«destinado a vivienda sujeta a un régimen de protección pública que, al menos, permita establecer su precio máximo en venta, alquiler u otras formas de acceso a la vivienda, como el derecho de superficie o la concesión administrativa». Véase, actualmente, en el artículo 20.1 b) del Texto refundido de la Ley de Suelo y Rehabilitación Urbana, aprobado por Real Decreto Legislativo 7/2015, de 30 de octubre [TRLRSOU].
Por otro, mediante los patrimonios públicos de suelo. A constituir al menos con los bienes, recursos y derechos que obtiene la Administración por el suelo libre de cargas de urbanización que deben entregar los promotores o propietarios como consecuencia de las actuaciones urbanizadoras, cuya cantidad de suelo es el porcentaje que fije la legislación reguladora de la ordenación territorial y urbanística, con carácter general –con determinadas especialidades y excepciones- entre el 5 y el 15% de la edificabilidad media ponderada de la actuación (artículo 51.1 en relación al 18.1 b) TRLRSOU. Y a destinar los mismos a la construcción de viviendas sujetas a algún régimen de protección pública o a otros usos de interés social en los términos que luego detallaré previstos en el artículo 52.1 de dicho texto refundido.

Es objetivo del presente artículo recordar, a pesar de los “recortes” e “inventos” legislativos de los últimos tiempos, las obligaciones urbanísticas que –a la luz de la doctrina jurisprudencial- recaen actualmente sobre los Ayuntamientos en la materia para que en definitiva pueda hacerse efectivo el derecho a una vivienda digna y adecuada.

En cuanto a la primera de las normas indicadas, la Sentencia del Tribunal Constitucional 75/2018, de 5 de julio, recogiendo lo ya señalado en el FJ 8 A b) de la STC 141/2014, proclama [aunque está juzgando la constitucionalidad del artículo 10. 1 b) del Real Decreto Legislativo 2/2008, de 20 de junio, por el que se aprueba el texto refundido de la ley de suelo, es perfectamente trasladable al artículo 20.1 b) del TRLRSOU] que la reserva mínima de un porcentaje del suelo residencial, sea rural en actuaciones de nueva urbanización, o urbanizado en actuaciones de reforma o renovación de la urbanización, «es una línea directriz o criterio global de ordenación, que se basa en la idea de que las viviendas protegidas han de actuar como factor regulador del mercado de la vivienda, persiguiendo la consecución en este ámbito de ciertos objetivos, económicos y sociales; señaladamente, el garantizar el acceso de ciertas capas de la población a una vivienda digna y lograr una moderación o contención de precios, especialmente en los periodos alcistas del ciclo económico, asegurando la existencia de una oferta de viviendas de protección pública que limite y compita con la oferta de vivienda libre». Concluyendo el TC que se trata de una «medida normativa que tiene una incidencia clara en la actividad económica que encuentra cobertura, por tanto, en las competencias estatales ex artículo 149.1.13 CE, sin que con ello se produzca invasión alguna de las competencias autonómicas».

En cuanto a la segunda de las normas, quiero centrarme –a los efectos de lo perseguido en este artículo- en las cuestiones referentes al destino a que ha de darse al patrimonio municipal del suelo (PMS) y a la naturaleza jurídica del mismo a la luz de la jurisprudencia.

El artículo 52 del vigente TRLRSOU establece, en síntesis, como destino de los bienes que integren el PMS:

-preferentemente, la construcción de viviendas sujetas a algún régimen de protección pública

-también podrán ser destinados también a otros usos de interés social, de acuerdo con lo que dispongan los instrumentos de ordenación urbanística, sólo cuando así lo prevea la legislación en la materia especificando los fines admisibles, que serán urbanísticos, de protección o mejora de espacios naturales o de los bienes inmuebles del patrimonio cultural, o de carácter socio-económico para atender las necesidades que requiera el carácter integrado de operaciones de regeneración urbana.

Las leyes urbanísticas de las diecisiete Comunidades Autónomas recogen, como no podía de ser de otra manera, con los matices de redacción oportunos, el destino de los bienes y derechos integrantes del PMS a viviendas de protección pública. También, otros posibles usos de interés social, especificando los fines admisibles en el marco de lo señalado por la citada legislación estatal.

Es destacable anotar la evolución legislativa que se ha producido en cuanto a la posibilidad de destinar el PMS a “otros usos de interés social”:

-Partiendo del primer texto refundido postconstitucional, el artículo 280.1 del texto refundido de la Ley sobre el Régimen del Suelo y Ordenación Urbana (aprobado por Real Decreto Legislativo 1/1992, de 26 de junio) establecía: Los bienes del Patrimonio Municipal del Suelo, una vez incorporados al proceso de urbanización y edificación, deberán ser destinados a la construcción de viviendas sujetas a algún régimen de protección pública o a otros usos de interés social, de acuerdo con el planeamiento urbanístico.

-El artículo 34.1 de la Ley 8/2007, de 28 de mayo, de suelo: se añade al texto anterior la expresión: «…. de acuerdo con lo que dispongan los instrumentos de ordenación urbanística, sólo cuando así lo prevea la legislación en la materia especificando los fines admisibles, que serán urbanísticos o de protección o mejora de espacios naturales o de los bienes inmuebles del patrimonio cultural».

-El artículo 39.1 del Real Decreto Legislativo 2/2008, de 20 de junio, por el que se aprueba el texto refundido de la ley de suelo: norma legal de 2008 que a su vez añade al texto transcrito de la Ley 8/2007 la expresión: «… o de carácter socio-económico para atender las necesidades que requiera el carácter integrado de operaciones de regeneración urbana».

-Finalmente, el artículo 52.1 del Texto refundido de la Ley de Suelo y Rehabilitación Urbana, aprobado por Real Decreto Legislativo 7/2015, de 30 de octubre no introduce ninguna modificación o adición al último texto, por lo que este queda actualmente y de forma completa así: «Los bienes y recursos que integran necesariamente los patrimonios públicos de suelo, deberán ser destinados a la construcción de viviendas sujetas a algún régimen de protección pública, salvo lo dispuesto en el artículo 18.2 a). Podrán ser destinados también a otros usos de interés social, de acuerdo con lo que dispongan los instrumentos de ordenación urbanística, sólo cuando así lo prevea la legislación en la materia especificando los fines admisibles, que serán urbanísticos, de protección o mejora de espacios naturales o de los bienes inmuebles del patrimonio cultural, o de carácter socio-económico para atender las necesidades que requiera el carácter integrado de operaciones de regeneración urbana».

Sin embargo, entre el Texto Refundido de 2008 y el de 2015, la Ley 27/2013, de 27 de diciembre, de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local, al rebufo de la “sacralización” del principio del equilibrio presupuestario y la sostenibilidad financiera, introduce dos importantes novedades en la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases de Régimen Local (L.R.B.R.L.) en todo cuanto se refiere a las competencias municipales en materia de vivienda y especialmente en cuanto a la promoción de viviendas de protección pública:

-Por un lado, la competencia propia municipal del artículo 25 de “promoción y gestión de viviendas” pasa a ser de «Promoción y gestión de la vivienda de protección pública con criterios de sostenibilidad financiera». Considero que se ha producido una “descafeinización” de la competencia municipal en la materia, ya que si ya en el artículo 2 de la L.R.B.R.L. se establece que para la efectividad de la autonomía garantizada constitucionalmente a las Entidades Locales, la legislación del Estado y la de las Comunidades Autónomas, ….deberá asegurar a los Municipios, …. su derecho a intervenir en cuantos asuntos afecten directamente al círculo de sus intereses, atribuyéndoles las competencias que proceda …… «con estricta sujeción a la normativa de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera», y si en el apartado 3 del propio artículo 25 se indica que las competencias municipales en las materias enunciadas en el mismo [es decir, las competencias propias] «se determinarán por Ley debiendo evaluar la conveniencia de la implantación de servicios locales conforme a los principios de descentralización, eficiencia, estabilidad y sostenibilidad financiera» ¿era necesario –me pregunto- esa especie de “ensañamiento” con la competencia municipal en la materia al añadir la expresión «con criterios de sostenibilidad financiera» a la competencia prevista en la letra a) del artículo 25.2 sobre promoción y gestión de la vivienda de protección pública, la única competencia propia de los municipios a la que se añade tal sujeción a dicho criterio de sostenibilidad? ¿Acaso los Ayuntamientos pueden embarcarse en asumir los costes de cualquiera del resto de las competencias municipales propias sin sujeción al criterio de sostenibilidad financiera? ¿o es que no se ha atrevido el legislador a desplazar del artículo 25 dicha competencia municipal y por ello ha querido atenazarla mediante la expresión indicada?

-Por otro lado, la Disposición Final cuarta introduce un apartado 5 al artículo 39 del Real Decreto Legislativo 2/2008, de 20 de junio, por el que se aprueba el texto refundido de la ley de suelo, apartado trasladado hoy al artículo 52 del vigente Texto refundido de la Ley de Suelo y Rehabilitación Urbana, aprobado por Real Decreto Legislativo 7/2015, de 30 de octubre en idénticos términos, es decir:

«Excepcionalmente, los municipios que dispongan de un patrimonio público del suelo, podrán destinarlo a reducir la deuda comercial y financiera del Ayuntamiento, siempre que se cumplan todos los requisitos siguientes:

a) Haber aprobado el presupuesto de la Entidad Local del año en curso y liquidado los de los ejercicios anteriores.

b) Tener el Registro del patrimonio municipal del suelo correctamente actualizado.

c) Que el presupuesto municipal tenga correctamente contabilizadas las partidas del patrimonio municipal del suelo.

d) Que exista un Acuerdo del Pleno de la Corporación Local en el que se justifique que no es necesario dedicar esas cantidades a los fines propios del patrimonio público del suelo y que se van a destinar a la reducción de la deuda de la Corporación Local, indicando el modo en que se procederá a su devolución.

e) Que se haya obtenido la autorización previa del órgano que ejerza la tutela financiera.

El importe del que se disponga deberá ser repuesto por la Corporación Local, en un plazo máximo de diez años, de acuerdo con las anualidades y porcentajes fijados por Acuerdo del Pleno para la devolución al patrimonio municipal del suelo de las cantidades utilizadas.

Asimismo, los presupuestos de los ejercicios siguientes al de adopción del Acuerdo deberán recoger, con cargo a los ingresos corrientes, las anualidades citadas en el párrafo anterior».

Es decir, el legislador, rompiendo la trayectoria histórica de destinar los bienes y derechos del Patrimonio Municipal del Suelo a la construcción de viviendas sujetas a algún régimen de protección pública o a otros usos de interés social (previamente fijados en la legislación urbanística y de acuerdo al planeamiento aplicable), cuyos “usos de interés social” se han ido ampliando según he relatado antes, introduce por primera vez un destino nuevo, impropio, distinto, de otra naturaleza: reducir la deuda comercial y financiera del Ayuntamiento.

Menos mal que esa posibilidad (que no obligación) de destinar el P. M.S. al fin impropio de reducir la deuda comercial y financiera del Ayuntamiento probablemente se haya convertido en un “brindis al sol” ya que dudo que, aparte de los demás requisitos indicados, se haya producido algún Acuerdo de un Pleno municipal justificando que no es necesario dedicar las partidas del Patrimonio Municipal del Suelo a los fines propios del mismo.

Por todo ello, concluyo,

-Conforme a la doctrina jurisprudencial –así, Sentencias del Tribunal Supremo de 2 de Noviembre de 2.001 o de 21 de julio de 2011- recogida en las de la Sala de lo Contencioso-administrativo Tribunal Superior de Justicia de Madrid de 3 de junio de 2004, de 19 de Junio de 2007 o 18 de diciembre de 2007, entre otras, «la Ley ha querido y quiere que el Patrimonio Municipal del Suelo funcione como un patrimonio separado, es decir, como un conjunto de bienes afectos al cumplimiento de un fin determinado, …….. y ha querido y quiere expresamente, con una claridad elogiable, que el producto de las enajenaciones de terrenos del Patrimonio se destinen no a cualquier fin, por loable y razonable que sea». Y si bien dichos pronunciamientos judiciales se referían a leyes estatales de suelo anteriores, incluido el citado texto refundido de 1992, es evidente que pueden y deben aplicarse a la situación actual de forma que ha de mantenerse que el destino de los ingresos procedentes del Patrimonio Municipal del Suelo ha de ser alguno de los específicos señalados actualmente en el artículo 52.1 del TRLRSOU. Como se proclama en dichos pronunciamientos judiciales «sólo una expresa previsión legislativa en contrario puede hacer que los Patrimonios Municipales del Suelo abandonando su origen, su caracterización y finalidad pasen a convertirse en fuente de financiación de otras y muy distintas finalidades presupuestarias municipales». Y en relación a la expresa previsión legislativa en contrario (introducida mediante el transcrito apartado 5 de dicho artículo 52) ya he opinado sobre la excepcionalidad y “brindis al sol” que supone la misma.

Por ello –aviso a navegantes, ya que estamos en periodo de elaboración del Presupuesto Municipal para 2020- en el estado de gastos deben hacerse las previsiones necesarias respecto al producto de los ingresos derivados de la gestión del Patrimonio Municipal del Suelo, en coherencia con las previsiones legales y jurisprudenciales citadas en cuanto al destino que ha de darse al mismo.

-Siquiera sea como principio rector de la política social y económica el deber de las Administraciones Públicas, y por tanto de las Entidades Locales, de promover las condiciones necesarias y establecer las normas pertinentes para hacer efectivo el derecho a una vivienda digna y adecuada, concretado en las disposiciones citadas del vigente TRLRSOU (artículos 20.1 b) y 52.1) y en las respectivas leyes autonómicas sobre urbanismo y suelo, tiene amparo constitucional la previsión tanto de la reserva mínima de un porcentaje del suelo residencial destinado a vivienda sujeta a un régimen de protección pública como la obligación de destinar los bienes, recursos y derechos integrantes de los patrimonios públicos del suelo a la construcción de viviendas sujetas a algún régimen de protección pública o a otros usos de interés social en los términos expuestos.

Por cierto, aunque las promesas electorales, manifestaciones o pactos políticos deben mirarse con mucha precaución y hasta recelo, he leído que en el preacuerdo de coalición de fecha 12 noviembre del presente año entre los dos partidos políticos que intentan formar nuevo Gobierno tras las recientes elecciones generales, se incluye un punto 2 en el que, entre otros objetivos se indica: «La vivienda como derecho y no como mera mercancía». Veremos.

Así pues, ¡que revivan los patrimonios municipales del suelo! Y sigamos caminando todos por la senda constitucional.

Aborigen campeón TBS San Juan 2019. Gana copa "Banreservas"

Aborigen Campeón XV Torneo Baloncesto Superior de San Juan.
AborigenCampeon2019
Vencen a Trinitarios en el partido decisivo.
San Juan de la Maguana (Edgar Omar Ramírez Read).- En un quinto partido dramático, emocionante e intenso, con un pabellón bajo techo a rebosar, el conjunto de Aborigen, con una reacción en los últimos cinco minutos del partido venció 106-99 a Los Trinitarios para coronarse campeón (3-2) del XV Torneo de Baloncesto Superior de San Juan, y llevarse la Copa “BANRESERVAS”.
Los muchachos de la “tribu”, encabezados por el refuerzo Roberto Tamarez,  empezaron dominando el partido llegando a tener ventaja de 14, pero los de amarillo no se amilanaron y llegaron a la pausa larga con la pizarra 57-53. A partir de ese momento el partido se mantuvo en igualdad y cuando iniciaba el último periodo el marcador era 81-80 a favor de Aborigen. Esto se mantuvo hasta el minuto 6 del último periodo cuando el Refuerzo Tamarez con 8 puntos y Sandro Encarnación 4 y 4 rebotes, más la defensa de Víctor Bermúdez sobre el refuerzo Carlos Rivera despegaron en el marcador y cuando restaban 2 minutos la ventaja de Aborigen era de 11 puntos, lo cual sello la victoria y el campeonato.
Por los ganadores los mejores fueron: Roberto Tamarez 40 puntos 9 asistencias y 4 rebotes, Sandro Encarnación con 17 puntos 11 rebotes y Víctor Bermúdez 20 puntos 11 rebotes. Carlos Rivera 37 puntos 9 rebotes, Cristian Báez con 20 puntos 4 asistencias, Raify Ramírez 9 puntos y 14 asistencias, fueron los más destacados por los derrotados.
TrinitariosSubcampeon2019
SandroJMV2019.JPG
Al final del partido Edgar Omar Ramírez, Antoni Fernández, Edwin Valenzuela y César J. Reyes, presidente, secretario, tesorero y vocal de Abasanj hicieron entrega de la Copa “Banreservas” al Campeón, el trofeo “Egehid” al sub-campeón y el trofeo “Abasanj” al JMV: Sandro Encarnación.
Este exitoso torneo fue organizado por la Abasanj, Con el patrocinio de Banreservas, Egehid, Hotel La Posada y Agua Sublime. Y con el apoyo de la Fedombal y Miderec.