ShareThis

Restaurar la República(a par de años de estas palabras)




DISCURSO PRONUNCIADO POR EL EDGAR.OMAR RAMIREZ READ,
CON MOTIVO DEL 144 ANIVERSARIO DE LA RESTAURACIÓN DE LA REPUBLICA
San Juan de la Maguana, R.D.
16 de agosto del 2017.-
Buenos Días:
-Señor William de Oleo Jiménez; Gobernador Civil Provincial. Representante del Poder Ejecutivo y del Excelentísimo Señor Presidente Constitucional de la República, Licdo. Danilo Medina Sánchez. Y Presidente de la Comisión Institucional de Efemérides Patrias en Provincia la San Juan (Con el saludo a los Funcionarios y Empleados Públicos aquí presentes)

-Dr. Teodoro Alcántara
Presidente del Centro Duartiano-Filial San Juan (Con el saludo a los demás miembros de esa institución aquí presentes)

-Magistrado Dr. Manuel Antonio Ramírez Suzaña
Juez-Presidente Corte de Apelación del Departamento Judicial de San Juan. Presidente de la Sub-Comisión Provincial Permanente de Efemérides Patrias en Provincia San Juan. (Con él saludo a los demás miembros del Poder Judicial presentes)

-Arq. Hanói J. Sánchez Paniagua.-
Distinguida Alcaldesa Municipal.-

-Dr. Dagoberto Lorenzo
Presidente del Concejo de Regidores del Ayuntamiento Municipal. (Con él saludo a los demás Regidores presentes)

-Su Excelencia Reverendísima
Monseñor José D. Grullón Estrella
Obispo de la Diócesis de San Juan, Azua, Elías Pina 



-General de Brigada German Francisco Fernández Liz
Comandante Tercera Brigada ERD (Con el saludo a los demás miembros de esa Institución Castrense aquí presentes)

-General de Brigada
Aquino Reynoso Robles
Director Regional Oeste PN (Con el saludo a los demás miembros de esa institución aquí presentes)

-Maestra Elvira Corporán de los Santos
Directora del Centro UASD-SJM (Con ella saludo a los  maestros y empleados  de esa institución académica aquí presentes)

-Señora;
Licda. Josefa Medina
Directora Regional de Educación 02-San Juan (Con ella saludo a los Directores de Distrito, técnicos, maestros y empleados de esa institución aquí presentes)

-A los Invitados Especiales, -Funcionarios Públicos Civiles y Militares. Empresarios

- A los Periodistas, Comunicadores y Trabajadores de la Prensa.

-De manera especial, un saludo a los Adolescentes y Jóvenes ESTUDIANTES, aquí presentes.

-Señoras y Señores:

Antes de iniciar quiero me permitan recordar a tres (3) personas cuyas vidas siempre estuvo vinculada a estas efemérides unos todavía están con nosotros, aunque por razones conocidas no están presentes; y el otro recién fallecido, quiero rendir honor y recordar a: 1-Profesor Ramón Valenzuela, 2-Municipe Félix Caamaño y 3-Profesor Víctor Guzmán (Maquini) su guitarra hoy en silencio.
Para que mis palabras no sean una simple reiteración de lo que siempre han escuchado, voy a dividir en dos partes mi alocución:
Hoy celebramos el 154 Aniversario de la Gesta Restauradora. Como siempre un motivo más para el regocijo, para agradecer las acciones, la entrega y el desprendimiento de nuestros hombres y mujeres a través de la historia, para construir esta Nación y dejarnos un legado de heroísmo y amor patrio inconmensurable, sin embargo, pienso que también es una ocasión propicia para la REFLEXION, un momento para analizar y evaluar si ha valido la pena tanto esfuerzo, tanto derramamiento de sangre.
Es un momento ideal para nosotros, los que hoy “veneramos”, “reconocemos” lo que hicieron las anteriores generaciones, reflexionar y cuestionar si con nuestras conductas, con nuestro accionar personal público y privado somos consecuentes con la herencia recibida.
Por tanto, siento mucho defraudar a los que hoy forman este público especial.  Que puedo decir que ustedes no hayan leído y escuchado antes sobre la Restauración? Que aportes puedo hacer, si antes han desfilado por este Podium innumerables intelectuales, brillantes y connotados historiadores? Por tanto, empresa harto difícil la mía pues, para cumplir en lo mínimo con esta encomienda.
Así que no tendré tiempo suficiente para auscultar los trabajos de Ml de Jesús Troncoso de la Concha, en pos de rescatar y reconocer la incesante labor revolucionaria del Prócer Matías Ramón Mella en las luchas restauradoras; sobre todo mencionar aquel encuentro de Mella con el capitán general de la colonia, Teniente general Felipe Ribero. Quien le reclamo “Supongo, general, que usted no habrá estado implicado en esas vagabunderías que han tenido lugar en algunos pueblos de la isla.” “A lo cual contestó Mella: “-No, general; pero si algún día usted oyera decir que el general Mella está comprometido en algún movimiento, jure que no es vagabundería.”
Lamento no poder explicar en toda su extensión lo recogido por Don Emilio Rodríguez Demorizi sobre la Restauración. De manera que solo escogeré aquella alusión a la publicación en 1864, en el No.1 del Boletín Oficial, publicado desde Santiago como vocero por el gobierno provisional de la República en armas, el conocido editorial titulado “Principios políticos de la revolución”, y que don Emilio Rodríguez Demorizi atribuyó a la pluma de Espaillat, donde este compara la revolución contra Báez de julio de 1857 y la guerra Restauradora con estas palabras:
“Es preciso que recordemos que esta revolución no se parece a la del 7 de julio. Esta última fue revolución de unos pocos que arrastraron consigo las masas. En la revolución actual (la Restauración eor), fueron las masas que se levantaron, arrastrando consigo a todos los demás. En la de julio, las masas se pusieron a disposición de los inteligentes; en ésta, los hombres inteligentes se han puesto a la devoción de las masas. En la revolución de julio, era una media docena de individuos los que se hallaban comprometidos; en la revolución presente es todo el pueblo quien lo está”.
Lamento no tener mucho espacio para decirles a los presentes que revise a Roberto Cassa y de allí extraje la conclusión de que si bien la Independencia Dominicana se produce en 1844, al separarnos del Estado Haitiano, no menos cierto es que más “importante fue la ruptura producida con respecto a la Metrópolis, es decir de España”.
Esta Gesta que hoy conmemoramos resulto ser, según Cassa, una especie de reafirmación de lo que conocemos como Independencia Efímera o de Núñez de Cáceres en 1821”. Es decir que la génesis de la Gesta Restauradora la encontramos mucho antes de la propia Independencia Dominicana.
A pesar del poco tiempo concedido para esta participación, es necesario compartir con ustedes el juicio que establece que “Santana apostó a la Anexión ganó y perdió también”. Si bien el 18  de marzo de 1861 se hizo realidad el anhelado sueño del sector conservador que este encabezaba, “la nueva provincia fue convertida en Capitanía General”, pero él fue degradado de Presidente a Capitán General, lo que produjo tal decepción y se vio obligado a renunciar al cargo por problemas de salud.
La errónea y triste decisión del Gobierno de Santana de buscar la anexión, encontró un rechazo casi total de la población. Si se revisa la abundante “historiografía dominicana” podremos darnos cuenta que varios pueblos del Cibao expresaron públicamente su desacuerdo.
En apoyo a lo antes expresado recojo lo que Frank Moya Pons cuenta en su monumental “Manual de Historia Dominicana” diciendo que “tan pronto se proclamó solemnemente la anexión en la plaza de la Catedral  (hoy parque Colón), el 18 de marzo de 1861, los manifiestos forjados a instancias del Gobierno empezaron a publicarse durante las semanas siguientes, dando la impresión de que todo el país había apoyado la reincorporación”.  Sin embargo, la realidad era otra, contraria y efervescente.
Como ejemplos;
 • El día 23 de marzo de 1861 en San Francisco de Macorís se produjeron incidentes cuando se intentó desplazar la bandera tricolor para ser sustituida por la española. El pueblo se amotinó y cuando izaron la bandera española le cayeron a tiros en la misma plaza de la comandancia, teniendo el General Juan Esteban Ariza que disparar un cañonazo sobre los amotinados
-• El 2 de mayo de ese año 1861, en Moca, José Contreras organizó un pequeño grupo de rebeldes para enfrentar a las tropas anexionistas dominicanas que guarnecían el pueblo. (Pero ese movimiento duró apenas algunas horas, porque el General Juan Suero recuperó la comandancia de Moca e hizo presos a los líderes de la protesta, encabezados por José Contreras, quien fue fusilado junto con Cayetano Germosén, José María Rodríguez, e Inocencio Reyes al llegar Santana a Moca el 19 de Mayo de 1861, el mismo día que en Aranjuez los Reyes firmaban el decreto de declaración uniendo el territorio de la República Dominicana al de la Monarquía Española. Juan Bosch) Solo el hecho no ha Bosch!!!!!!!
-• En junio de 1861 una expedición dirigida por Francisco del Rosario Sánchez y José María Cabral penetró por Haití para combatir al ejército español. Algunos expedicionarios fueron emboscados en El Cercado, hechos prisioneros, “juzgados” por un tribunal militar integrado por dominicanos, recibiendo la pena capital. El 4 de julio de 1861 fueron fusilados en San Juan de la Maguana
Y aquí entra en la liza la figura egregia de nuestro insigne “Padre de la Patria”, quien en un manifiesto con fecha 20 de enero del 1861 desmiente “aquellos infundios propagados por el gobierno de Santana, con los que señalaban Sánchez con su movimiento buscaba junto al Gobierno de Haiti instaurar la esclavitud en nuestro territorio”
En ese histórico documento Sánchez exhortó a los dominicanos a derrocar a Santana, a quien llamó tirano, y a no vacilar en declararse libres e independientes, “enarbolando la bandera cruzada del veinte y siete” y proclamando “un gobierno nuevo que reconstituya el país y os dé las garantías de libertad, de progreso y de independencia que necesitáis.”
Si el tiempo no fuera ese tirano, aprovecharía para discurrir en las acciones de nuestro Patricio Héroe de la Independencia y hoy  para INRI, MARTIR de SAN JUAN y LA RESTAURACION.  Por tanto, solo reproduciré el conocido párrafo en el que Sánchez, como si el espíritu de la noche memorable del 27 de febrero lo inspirara, explicó el por qué la expedición armada que lideraba contó con el respaldo coyuntural del gobierno haitiano presidido por Fabré Geffrard cito: “He pisado el territorio de la República entrando por Haití, porque no podía entrar por otra parte, exigiéndolo así, además, la buena combinación, y porque estoy persuadido que esta República, con quien ayer cuando era imperio combatíamos por nuestra nacionalidad, está hoy tan empeñada como nosotros, porque la conservemos merced a la política de un gabinete republicano, sabio y justo. Mas, si la maledicencia buscare pretextos para mancillar mi conducta, responderéis a cualquier cargo, diciendo, en alta voz, aunque sin jactancia, que yo soy la Bandera Nacional”.
La presión internacional ejercida por la monarquía española sobre el gobierno haitiano provocó que este suspendiera el apoyo logístico a los patriotas, lo que provoco el inicio de la retirada hacia la frontera con el fin de reconsiderar la situación. Al pasar de nuevo por El Cercado, el 20 de junio por la noche fueron emboscados por leales al gobierno español apresados, y a principios julio trasladados a San Juan, en donde el general Pedro Santana ordenó que fueran procesados por un Consejo de Guerra que los condenó a la pena capital.
Los aquí presentes conocen lo que sobrevino varios meses después, el primero de junio, la expedición dirigida por Sánchez y Cabral penetró a territorio dominicano y al cabo de días ya se encontraba en El Cercado continuando el avance hacia Las Matas.
Si el tiempo, el espacio y su paciencia lo permitieran, hiciera acopio de los trabajos enjundiosos, profundos y con marcado carácter científico realizados por varios historiadores dominicanos, en especial aquellos producidos por  Emilio Cordero Michel, Santiago Castro y Raymundo González. Y de ese modo destacar el carácter “revolucionario, popular, anti-colonial y antillanista de la gesta restauradora”.
De manera que hoy celebrando estos 154 años de la Restauración,  hago un ferviente llamado a las presentes y futuras generaciones para que estudien y conozcan la Historia dominicana , seguro que esta sería motivo de inspiración, sobre todo a los más jóvenes, “porque nuestro pueblo ha protagonizado una larga lucha por la libertad”.
Señoras y señores, es necesario que todos hagamos el esfuerzo por conocer y comprender más nuestro pasado, para poder entender el presente y afrontar el futuro con ilusión, pasión y con un enorme  valoración de la vida y extraordinario AMOR por la PATRIA.
Asumiendo que estos actos son organizados por la Comisión Permanente de Efemérides Patrias, y abusando de su atención. Yo hubiera tenido el atrevimiento de revisar, y estudiar algunos de los trabajos del historiador Juan Daniel Balcácer y así poder compartir con ustedes sus consideraciones sobre este acontecimiento. Por ejemplo, les diría que es quizás una de “las etapas de nuestra historia más ignoradas por la población dominicana”. Pero también que, según Balcácer, la misma es “el fenómeno social, político y bélico de mayor trascendencia del siglo XIX en el país”.
Sigue diciendo Balcácer “La Guerra Restauradora es considerada como la genuina y auténtica guerra independentista”, Ciertamente se trató de un acontecimiento de caracteres únicos, es la decisión de un pueblo que al separarse de Haití  se había acostumbrado a vivir en libertad y entonces sintió la necesidad de luchar para recuperar la Soberanía perdida por la entrega a España en 1861.
Para nosotros, la Restauración es uno de los momentos en los que el PUEBLO DOMINICANO ha mostrado en toda su magnitud el coraje, arrojo y valentía frente al poderío de aquellos Extranjeros que han pretendido mancillar nuestro suelo. En esta ocasión frente al poderoso Imperio Español. Antes frente a los haitianos y posteriormente frente a los norteamericanos.
Aprovecho esta ocasión, para llamar la atención; pienso que conocedores de esa característica de los dominicanos, los enemigos de nuestra nación utilizan una estrategia diferente. Hoy sus acciones intervencionistas son realizadas en silencio, de forma “pacífica”, de esa manera no alertar el espíritu indómito y guerrero de los dominicanos, es decir sorprendernos. Pienso que debemos despertar del sueño, del letargo en que estamos sumidos y estar preparados a defender nuestro territorio, nuestra Nación, nuestra cultura, ser fieles a nuestra herencia Histórica.
Sigo abusando de su paciencia, pero no puedo dejar pasar esta oportunidad sin mencionar la opinión del Ex presidente de la Academia Dominicana de la Historia, licenciado Bernardo Vega, para quien la Restauración de la República constituye un gran “hito histórico porque, no solo sirvió de ejemplo a otras naciones de Latinoamérica, sino que la misma registra el heroísmo, el patriotismo y triunfo de humildes campesinos dominicanos frente a las tropas profesionales de España”.
Según Moya Pons: "La Guerra de la Restauración, que comenzó siendo una rebelión de campesinos, muy pronto se convirtió en una guerra de razas, por el temor de los dominicanos de color, que eran la mayoría, a ser convertidos nuevamente en esclavos, y de ahí pasó a ser una verdadera guerra popular que puso en movimiento todas las energías de la Nación para lograr su independencia y la restauración de la soberanía." 
También, me atrevería a compartir con ustedes lo registrado por aquel historiador, que mi generación conoció a nuestro paso por los centros educativos, José Gabriel García. Quien en su” Compendio de la Historia de Santo Domingo” (creo en el Tercer Tomo), dice que “la bandera del 27 de febrero de 1844, fue desplegada en Capotillo el 16 de agosto de 1863, por los merodeadores de las fronteras, que como por encanto se habían convertido en ejército revolucionario, ejercito que iba recuperando, una a una, en marcha triunfal, las astas gloriosas de donde había sido arriada violentamente el 18 de marzo de 1861”.
Interesante e importante es destacar el impacto de la Gesta Restauradora dentro y fuera del País y como este fenómeno social es analizado fuera de nuestras fronteras. De manera que les dejo con estas conclusiones desde la Madre Patria, realizada por los historiadores españoles González Calleja y Fontecha Pedraza: La Anexión y subsiguiente Guerra de Restauración marcaron profundamente el devenir nacional de los dos pueblos(España y RD). La experiencia de 1861-1865 produjo una escisión duradera de la identidad nacional dominicana, que, sin embargo, salió fortalecida de su reválida armada de independencia contra la vieja metrópoli. Pero la guerra contra España fue también una contienda civil (…) ya que los anti anexionistas hubieron de librar batalla frente a importantes contingentes de dominicanos leales a España por razones de ideología, religión o parentesco. Con todo, el problema de la salvaguardia de la soberanía dominicana quedó planteado hasta bien entrado el siglo XX. La República Dominicana volvió a caer bajo la influencia de los Estados Unidos, con los cuales firmaron un tratado de comercio en 1868. Hubo incluso un proyecto de anexión vetado por el Senado de Estados Unidos. (Eduardo González Calleja y Antonio Fontecha Pedraza, Una cuestión de honor. La polémica sobre la Anexión de Santo Domingo vista desde España. Santo Domingo, Editora Amigo del Hogar, 2005, p. 159 (Fundación García Arévalo))
Sería un irrespeto, una falta de consideración, un olvido cuestionable, venir a este escenario a compartir con ustedes datos, opiniones, análisis y reflexiones sobre la Guerra Restauradora y no tomar en cuenta a quien, sino el mas importante, al menos es uno de los que con mayor profundidad y amplitud analizo este acontecimiento histórico. Y debo empezar reproduciendo sus palabras cuando la describe como;
“La Guerra de la Restauración es la página más notable de la historia dominicana, como también la más ignorada por la casi totalidad de los dominicanos; se desconoce el esfuerzo colectivo gigantesco, heroico y las hazañas militares que libraron los hombres y mujeres que participaron en ella. Por esto, debe alcanzar en la conciencia de cada uno de nosotros un sitial preponderante dentro de los episodios de la vida nacional.”
Enjundioso es el trabajo del Profesor Bosch analizando las contradicciones  entre los diferentes sectores de la sociedad, y la división existente en la sociedad dominicana, que por su escaso desarrollo económico no contaba con una “burguesía consolidada”, lo cual lo lleva a concluir en que “ El proceso de anexión estaba impulsado por una situación de crisis política nacional, generada por los enfrentamientos entre santanistas y baecistas, cuyas razones eran una lucha de clases sin soluciones pacíficas”
Si revisamos el trabajo de Bosch (para mí el más completo sobre la Restauración) nos encontramos con un análisis amplio de la misma y lo lleva a definirla como “una guerra liberación o de independencia, pero fue también una guerra social”. Destacando como ese acontecimiento se convirtió en el escenario propicio para que personas cuyos orígenes y antecedentes sociales lo condenaban a pasar desapercibidos, sin embargo empuñaron el “machete” y lograron fama y preeminencia social y política. Tal es el caso de Benito Monción, Ulises Heureaux, Gregorio Luperón, Gaspar Polanco.
Diría Bosch: “ de la Restauración salieron convertidos en personajes nacionales destacados, en jefes militares y políticos, 20 individuos de estratos tan humildes como Benito Monción, analfabetos como Gaspar Polanco, que llegó a ser Presidente de la República, o Benito Monción, que adicionalmente su procedencia humilde tenía antecedentes delictivos por sustracción de cerdos cuando desempeñaba la función de peón de Santiago Rodríguez, Como Ulises Heureaux, que llenaría 17 años de nuestra historia, Monción era hijo natural de una cocinera de las islas caribeñas, peleó bajo las ordenes de Polanco y forma parte de los escogidos para fusilar al General Pepillo Salcedo.
Con la mención de estos Héroes Restauradores, dejo a Bosch (invitándoles a leerlo para acrecentar el acervo histórico y conocer la verdadera dimensión del hecho que hoy nos trae a este escenario).
En definitiva considero que la ruptura del orden constitucional que se dio el 19 de marzo de 1861 con el retroceso que significo la anexión con España ratificada por la corona, logra restaurarse con la vuelta al Estado Constitucional consolidado en la vuelta a la Constitución de Moca de 1858. La Convención Nacional del 30 de noviembre de 1864, convocada por el Gobierno Provisional de la Restauración, constituyó, un acto político de ruptura con la ignominiosa degradación sufrida por los rezagos de la anexión.

La proclama por la vuelta a la Constitución de Moca de 1858, tiene todas las características de una constituyente-restauradora que tenía como núcleo esencial, la reafirmación mediante la reconquista de la Republica en oposición a la condición degradante de provincia de ultramar de la Monarquía, propiciada por los efectos de la infamia del pensamiento político del santanismo anexionista.

La vuelta al Estado Republicano, al Estado Constitucional, impulsada por el movimiento Restaurador constituye la gesta histórica de mayor trascendencia del siglo XIX, con igual trascendencia  que la revolución civil de 1861-1865 en los EE.UU. En ambas gestas históricas, se lucha por la construcción del pensamiento republicano rousseauniano, herencia imperecedera de la antigua Grecia.

En la República, la condición del individuo, no se degrada a una simple expectativa de sujeto interdicto bajo la protección de los designios y estipendios del protectorado de la corona. Es así como la Restauración de la República, devuelve al sujeto interdicto, los atributos de la personalidad conjugada en la palabra excelsa: "CIUDADANOS".

Con la proclama Constitucional de 1865, se restaura el ideario de la Revolución Francesa de 1789, inspirada bajo el tributo del trébol de la verdad: libertad, igualdad y confraternidad.

Así, como el sueño norteamericano se debatía entre la vida y la muerte, el costo de nuestra guerra civil, se tiñó con sangre heroica de los hombres y mujeres que ofrendaron su vida por la Restauración de la República; dispuestos a pasar de la condición de ser sujetos interdictos a ser ciudadanos libres del yugo de la opresión.

La gesta de la restauración a la vida republicana, es, ha sido y será por siempre, el recuentro con la DEMOCRACIA y el sentimiento de vivir en constitución (eso que se conoce como Constitution Living). Insisto, significa la pasión desbordante de vivir en constitución que es la fascinación de vivir en libertad, igualdad y confraternidad.

Señoras y Señores, Publico Presente, de manera especial a los Jóvenes:
Las actuales generaciones tenemos contraída la obligación moral del reconocimiento y la gratitud para los hombres y mujeres que forjaron la nacionalidad, sacrificando con sus bienes de fortuna, su personal reposo y hasta sus vidas en Aras de la libertad e independencia del pueblo dominicano, para la estabilidad y bienestar de la República. Han sido numerosos nuestros héroes, algunos resaltados y otros olvidados: Santiago Rodríguez, Gregorio Luperón, Gaspar Polanco, Benigno F. de Rojas, Ulises F. Espaillat, Pedro F. Bono, Pepillo Salcedo, Jose Contreras, Juan Suero (El Cid Negro), Marcos Adon, entre otros.

Debo destacar que entre ese núcleo de hombres que actuaron de manera valiente y noble en defensa de la Patria durante el período de la Restauración, no solo participaron los que siempre se llevan la honra y que son mencionados, destacados en cada conmemoración de la Gesta Restauradora.(Precisamente en el Programa que se distribuye en ocasión de esta efemérides, se recoge una lista de nombres, la cual siempre me motiva a preguntarme si solo ellos son los héroes de esta Gesta. Aprovecho para recomendar la lectura del Diccionario Biográfico Dominicano de Rufino Martínez y el excelente Diccionario Biográfico de los Restauradores de la Republica de Rafael Chaljub Mejia. (Aquí no puedo pasar por alto el escaso número de mujeres que se mencionan como destacadas en la epopeya que conmemoramos-Antonia Batista, María Pérez, Josefa del Monte Pichardo, Eneria Frías, Encarnacion Mota y Agueda Rodríguez de Salcedo)
Permítanme, en este momento de mi intervención, compartir y recordar con ustedes a Manuel de Js. Rodríguez Varona), quien puede ser considerado Sanjuanero (aunque no nació aquí se crio y paso toda su vida en esta ciudad). Quien escribió dos opúsculos muy valiosos: La hecatombe de San Juan o Los mártires del 4 de julio de 1861, editado en 1924, y Héroes de la Restauración en 1941, escrito el último en honra del gran Gregorio Luperón, a quien califica de «pluma y espada de la Restauración».
Pero en este caso quiero referirme al Ensayo que publicara el AGN (por deseos expreso de su familia) titulado: Héroes distinguidos de la Restauración y los seis años en el sur y suroeste de la república.
En esta obra Rodríguez Varona recoge una lista y recuerda con breves datos biográficos los nombres de varios Generales, la mayor parte del Sur, que actuaron en los dos períodos, ambos críticos de la historia dominicana, los cuales dejaron huellas de muerte y desolación en todo el territorio nacional.
Como una forma de que nosotros conozcamos y rindamos el “justo y merecido homenaje” a los sanjuaneros que contribuyeron a la construcción de nuestra Patria, a la consolidación de nuestra Independencia, al fortalecimiento del Estado y la Democracia que hoy disfrutamos, quiero utilizar el trabajo del Doctor Rodríguez Varona y desde este podium expresar mi público, humilde reconocimiento y honra a la memoria de;
- Generales Timoteo Ogando Encarnación y  Andrés Ogando Encarnación:
Nacieron la sección de La Estancia del paraje de Ramón Castillo perteneciente a la común de Las Matas de Farfán, hijo legítimo de Juan Ogando, oriundo de la Sección de Pedro Corto, de la Común de San Juan de la Maguana, su madre se llamó María Catalina Encarnación, oriunda de San Pedro de El Cercado.

- General José María Cabral y Luna, Nació en la Común de San Cristóbal el 19 de diciembre de 1819 en la sección de Ingenio Nuevo, siendo sus progenitores Don Marcos Cabral y Aybar y Doña Ramona de Luna.
Su carácter y recia personalidad puede ser demostrada con estas palabras al General Santana, con motivo del pasional fusilamiento del invicto y glorioso General José Antonio Duvergé: «Desde que se dijo Dios, Patria y Libertad, donde quiera que se ha combatido he estado yo allí; y esto me da derecho a protestar y reconvenirle por el fusilamiento del General Duvergé».
 Recoge la historia que luego en ocasión de la batalla de Santomé el 22 de diciembre de 1855, al despachar Santana a Cabral como jefe de operaciones en dicha acción de guerra, le dijo estas palabras: «General Cabral, si los haitianos beben el agua del Río San Juan, váyase con ellos»;

Sin dudas que Santana se mantenía en prevenciones contra Cabral que aguardaba cualquier motivo para eliminarlo.

- General Francisco Moreno de la Rosa (a) Cico. Nació este ciudadano en la provincia de Barahona, entonces Común de Compostela de Azua. Héroe restaurador que respondió al grito de Capotillo en Las Matas de Farfán, el 17 de septiembre de 1863, en unión del entonces Teniente Mariano Rodríguez Objío y otros valiosos elementos restauradores de esta línea del Sur. Más luego jefe de la línea fronteriza suroeste; figuró brillantemente en toda la guerra de la Restauración y durante los «Seis Años», hombre sencillo, valiente y leal, que militó bajo las órdenes del general José María Cabral y Luna, tanto en las acciones fronterizas, como en la batalla de La Canela.

- General Mariano Rodríguez Objío: Nació en la Ciudad de Santo Domingo de Guzmán, Capital de la República,en la calle el Conde, el 17 de febrero de 1840, hijo legítimo de Don Andrés Rodríguez Rodríguez y Doña Bernarda Objío de Rodríguez. Murió en San Juan de la Maguana el 27 de agosto de 1913 a la edad de 73 años.

- Hermanos Tomás y Rosendo Castillo Terrero: Ambos nacidos en la Común de Baní, hijos legítimos de José Joaquín Castillo y María de Regla Terrero.

- General Andrés Cuello Ramírez: Nació en la población de Las Matas de Farfán, probablemente, por los años de 1819 al 1821, hijo legítimo de Francisco Cuello y Petronila Ramírez, de la misma Común. Iniciándose en la carrera de las armas en la célebre batalla de «Estrelleta», en una sección de la Común de Las Matas de Farfán, distinguiéndose como soldado valeroso y, asimismo, en la batalla de «Santomé», en esta Común, el 22 de diciembre de 1855.

 - General Juan Evangelista Terrero Encarnación. Nació, el 27 de diciembre de 1839, hijo legitimo de Agapito Terrero y Catalina Encarnación, en Las Matas de Farfán. Tomó las armas como patriota en defensa de la República a la edad de 22 años, en el mismo año del fusilamiento del General Francisco del Rosario Sánchez y sus compañeros de martirio; fue este uno de los pocos que siguieron el curso de la guerra con Cabral en espera del desenvolvimiento ulterior que culminó con el pronunciamiento de Las Matas de Farfán en favor de la causa restauradora el 17 de septiembre de 1863, para responder al luminoso grito de Capotillo del 16 de agosto de 1863.

- General Ulises Heureaux (a) Lilís o Hilarión Lebert: A pesar de Nacer este hercúleo o plutónico futuro hombre de Estado, en la Ciudad de Puerto Plata el 21 de octubre de 1845. Contaba con apenas 18 años cuando se alistó en el Ejército Restaurador bajo las inmediatas órdenes de aquella espada fulgurante y heróica que respondía al nombre de Gregorio Luperón, adquiriendo el grado de alférez y más luego el grado de Coronel; fue uno de los combatientes durante los Seis Años en esta línea del Sur al lado y bajo las órdenes del General Cabral desde el año 1869 hasta su terminación en el 1873, o la caída de Báez. Como servir a la patria es servir a Dios, pensamos que por sus bregas libertarias, no obstante sus turbios y censurables errores políticos, la Patria le debe un lugar distinguido en las páginas de su historia como héroe de la Restauración, y los «Seis Años».

- General Silverio de los Ríos, Coronel Benigno del Castillo (a) Ángel de un Ala, Comandante Ceferino Hidalgo, Teniente Manuel Chanlatte, Agapito Zayas (a) Paba Verde, Ambrosio Canario.
Junto al Coronel Eugenio Comas y otros más que abrazaron en esta Común la causa restauradora en unión del General Pedro Florentino, y, más luego a las del invicto y glorioso General José María Cabral y Luna durante el laborioso período de la Restauración y mas luego en el proceloso y ensangrentado periodo de los «Seis Años», esta pléyade de oficiales salidos de esta común, de las Secciones de La Florida, Los
Montones, paraje de la Sección de Juan de Herrera, La Maguana, de esta Ciudad, El Batey y Cardón se distinguieron como ágiles, esforzados y valientes en ambas guerras. Iniciando luego Silverio de los Ríos, los pronunciamientos con Benigno del Castillo, como los más salientes y prestigiosos hombres seccionales como antibaecistas furibundos al lado de los directores políticos de la región.

- General José Montero Oviedo (a) José Yayito: Nació en la Ciudad de Compostela, Azua, cabecera de la Provincia del mismo nombre, en el año 1830, hijo legítimo de los esposos Rafael Montero y María Oviedo; murió en San Pedro de El Cercado, en donde vivió largos años y formó una numerosa y laboriosa familia producto de su matrimonio con Antera Montás Dubois.
El General José Montero Oviedo, sirvió a las órdenes del héroe y mártir General Francisco del Rosario Sánchez en el 1861, en su entrada por la frontera, acompañado en la ocupación de El Cercado y luego en su marcha en unión del General Timoteo Ogando Encarnación, tomando Sánchez el camino de Juan Santiago, en donde fue victima de la célebre y nublada emboscada en que, fuerzas superiores lo coparon y cayó herido junto con 20 de sus compañeros, para ser fusilados en esta Común en el mes de julio de 1861.

- General Pedro Florentino: Nació, hijo adoptivo de Madame Sibrí, venido Hincha, antiguo territorio dominicano, por el Tratado de 1777, en utilidad de posesión por la República de Haití, radicando esta con su hijo en Las Matas de Farfán.

Una de las figuras más activas y complejas del nacimiento de la República hasta el periodo de la Restauración, asesinado en Verret (territorio haitiano), a manos de los Rondones y congéneres -sus antiguos subalternos y partidarios incondicionales-, a fines de la guerra de Restauración.

Y como si el destino quisiera jugarme una de sus “celadas”, el trabajo de Rodriguez Varona, deja de último en la lista al:  
- General Wenceslao Ramírez Roa: Nació en la Común cabecera de la Provincia de la Compostela de Azua, el 4 de julio de 1843, hijo legítimo de Juan Ramírez Félix y Rosa
Roa Moreta; el cual contrajo matrimonio con María Olegaria Tapia Carrasco (Doña Nona), formando una familia legitima de seis hijos, cuatro varones y dos hembras; entre los cuales se distinguen de manera especial, habiendo Don José del Carmen Ramírez (Carmito), adquirido la profesión de Agrimensor Público y en la política el grado de General de Brigada, y Don Juan de Dios Ramírez, también adquirido este mismo grado.

Inició Don Wenceslao Ramírez su carrera político-militar casi adolescente al iniciarse la guerra de Restauración, figurando, también en la de los Seis Años bajo las órdenes del invicto y glorioso General Don José María Cabral y Luna, adquiriendo el grado de Coronel de los Ejércitos Nacionales, fue miembro del Cuerpo de Ayudantes del General Cabral, habiendo tomado parte en la batalla de La Canela, paraje de Cambronal, de la Común de Neyba y más luego, en las acciones guerras de los Seis Años.
Murió el General dominicano Wenceslao Ramírez Roa, en esta Ciudad, el 1 de octubre de 1927, a la edad de 84 años, auspiciado por las distinciones sociales y el cariño de los suyos, distinguido con el apodo de «Nelao», con que todos lo tratában en la intimidad personal.
Su verdadera carrera política principió en el año 1882, en la Común de Bánica, con el cargo de Comandante de Armas o Jefe Comunal, lugar de su residencia, siguiendo más luego desempeñando, desde 1886, los cargos de Comandante de Armas de esta plaza a la terminación de la llamada Guerra de Moya; Jefe de la Frontera Suroeste, Delegado del Gobierno en esta línea del Sur, Jefe de las Fuerzas en la Provincia de Azua, y más, luego, Agente Confidencial en la misma Provincia, con su asiento en esta Ciudad.

Sus progenitores fueron oriundos de Azua y Las Matas de Farfán; cerrándose su ejercicio político en cargos públicos en el año 1911, no obstante haber sido preso a principios de 1912 por el Gobierno de Don Eladio Victoria.

Quisiera seguir con la Biografía de este grande hombre de la “Historia Dominicana”, y junto a los demás,  protagonista de primera línea en la Guerra Restauradora. Por tanto, si bien la tradición es rendir honra y prez a Luperón, Monción, Polanco y el conjunto de líderes políticos y militares que tuvieron destacada participación desde el inicio y durante todo el periodo de la Guerra de Restauración de la Republica en las batallas libradas en el Cibao, no menos cierto es que muy probablemente sin la participación de los hombres del Sur, y porque no de San Juan, esta epopeya que consolido de manera definitiva nuestra independencia no hubiera sido exitosa.

De esta manera concluyo la primera e inicio la segunda parte, a manera de conclusión y espacio de reflexión.
Todos los historiadores parecen estar de acuerdo que la Guerra de la Restauración es la primera gran guerra popular librada por los dominicanos. Quizás tengan diferencias en las causas, los motivos, la significación y hasta en las consecuencias de la participación de los sectores populares, de las masas en la historia. Ella fue el camino para el rescate de la Independencia, la reconquista y consolidación de nuestra Soberanía.
Ahora bien, si observamos cuando Duarte ideo, planifico y organizo el movimiento independentista eran muy jóvenes los que participaron en la búsqueda de crear una República libre, independiente y soberana. También la gran mayoría eran jóvenes cuando decidieron pronunciarse en contra del régimen español que materializó el sueño conservador de la Anexión. Es decir eran personas cargadas de sueños, de utopías.
Por suerte sus ideas se convirtieron en realidad, ellos lucharon para concretizarlas, por ellos hoy tenemos toda una Historia de entrega sin vacilación, de compromiso, de sudor, de sangre, de sacrificios, una Historia cargada de heroísmo.
Recuerden lo que dije al inicio y que ahora repito: Es un momento ideal para nosotros, los que hoy “veneramos”, “reconocemos” lo que hicieron las anteriores generaciones, reflexionar y cuestionar si con nuestras conductas, con nuestro accionar personal, público y privado somos consecuentes con la herencia recibida.
Frente a los acontecimientos que ocurren a diario en nuestra sociedad, debemos preguntarnos  ¿Ya no tenemos ideales? ¿A dónde se han ido los sueños? ¿Solo importan los intereses particulares? Pienso que debemos RESTAURAR LA REPUBLICA
-No nos damos cuenta de la enorme cantidad de hogares rotos, destruidos por el egoísmo, la ambición, la falta de comunicación, de dialogo. Si la FAMILIA es la célula esencial de toda sociedad y esta desintegrada. Que podemos esperar de la Sociedad? Y nosotros PADRES, MADRES, MAESTROS, AUTORIDADES que hacemos para fortalecer esa instancia? Que hacemos para evitar la ruptura, la destrucción del Hogar? Es imperativo, y pienso que en ese sentido debemos RESTAURAR LA REPUBLICA
-Cómo es posible que frente al continuo crecimiento de la Violencia intrafamiliar, el incremento de las muertes violentas de nuestras mujeres, nos quedemos impasibles y vamos perdiendo la capacidad de asombro. Que sigamos observando esta situación con una naturalidad que ofende. Si no transformamos, desde el hogar y ampliada por la Escuela, la cultura patriacal, machista, excluyente y discriminatoria seguiremos lamentando la perdida de valiosas mujeres. Pienso que debemos RESTAURAR LA REPUBLICA.
-Hasta cuando estaremos callados frente al auge de la depravación social, al constante aumento del uso, consumo, tráfico y venta de drogas? Vamos a dejar que los adolescentes y nuestros jóvenes se pierdan en el vicio? No intentaremos nada para combatir la cultura del mínimo esfuerzo? Para erradicar el todo vale, siempre que sea para conseguir los bienes materiales que podemos exhibir como símbolo de éxitos y estatus social? Pienso que debemos RESTAURAR LA REPUBLICA.
-Que hacemos, que vamos a hacer como sociedad, para evitar el creciente aumento del EMBARAZO en nuestras adolescentes? Seguiremos indiferentes ante la perdida de la mitad de su existencia, de su desarrollo personal, de no poder disfrutar de las etapas por las que todo ser humano atraviesa, solo por nuestra indiferencia e indolencia? Pienso que debemos RESTAURAR LA REPUBLICA.
-¿Seguiremos apostando por un modelo de movilidad y ascenso social basado en la corrupción, en el aprovechamiento de los recursos públicos en beneficio personal? O propondremos un modelo basado en la Educación, el Trabajo y Esfuerzo y Sacrificio personal? Pienso que debemos RESTAURAR LA REPUBLICA.
-¿Es posible seguir con esta sociedad caracterizada por el pragmatismo, la utilidad, la apariencia y la hipocresía? ¿No haremos nada para cambiar esta sociedad que está llena de farsantes? ¿Una sociedad de mediocres, sangrante del éxito ajeno? De falta de Solidaridad. Pienso que debemos RESTAURAR LA REPUBLICA.
-No haremos nada por transformar el paradigma que nos lleva a rendir pleitesía y ver como importantes solo a los que “triunfan”, a los que “están arriba”? Seguiremos con ese modelo de sociedad, sin importar que todo lo han logrado usando el arribismo, el engaño, la genuflexión o la pleitesía? Eso debemos cambiarlo, Pienso que debemos RESTAURAR LA REPUBLICA.
-Frente a la continua degradación del medio ambiente, a la acción irresponsable de nuestros conciudadanos en el uso y tratamiento de los espacios y recursos naturales. Seguiremos indiferentes? Debemos orientar y educar para el desarrollo sostenible. Es decir Pienso que debemos RESTAURAR LA REPUBLICA.
-¿Inculcamos en nuestras presentes y próximas generaciones el valor del trabajo, de la dignidad, del honor, de la ética, del sacrificio y de la Patria? ¿Qué hacemos para que cambiemos el rumbo de esta sociedad ahogada en el mar proceloso del triunfalismo más vulgar? Pienso es hora de. RESTAURAR LA REPUBLICA
-Si observamos los fenómenos que vienen ocurriendo en nuestra sociedad, sobre todo aquellos vinculados a la criminalidad, a la delincuencia, nos daremos cuenta que en gran medida sus protagonistas son jóvenes o muy jóvenes. Me pregunto, esta sociedad sufre de amnesia social crónica? (Aprovecho aquí para que los responsables de la PN y del MP de manera conjunta presenten a la sociedad esas estadísticas, que sirvan para sensibilizar a todos los sectores sociales e institucionales para buscar y proponer acciones que impacten positivamente en nuestros jóvenes y adolescentes). Pienso es hora de. RESTAURAR LA REPUBLICA.
-De manera expresa he dejado dos cosas para esta última parte:
1- Todos los días, de manera recurrente escucho voces distintas y en diferentes tonos referirse a la invasión “silente y pacífica”  de extranjeros a nuestro territorio. De manera personal no siento temor, estoy totalmente convencido de lo que quiero y lo que soy: dominicano. Por tanto, no importa cuántos vengan y vayan siempre tendré espacio para consolidar mis valores y principios. Ahora bien, en lo colectivo e institucional llamo la atención de los responsables de las Políticas Migratorias, para que apliquen las Leyes y Normativas de manera estricta, y sin fisuras, respetando siempre la dignidad de todo ser humano.
A mis conciudadanos pedirles que por más sensibles que sean a este tema no se dejen impulsar por las emociones, por el sentimentalismo y menos por el falso y exacerbado en nacionalismo. Nadie rompe sus lazos con sus raíces, con familia, de manera voluntaria, siempre hay detrás un drama, una situación que provoca el desarraigo. Solo pido, tolerancia y comprensión; recordar que son muchos los nuestros en tierras extranjeras y gran parte de ellos lleva en su interior el dolor de estar lejos. No actuemos con doble moral; si nos beneficiamos de los emigrantes lo vemos bien. Si nos beneficiamos de ser emigrantes también(acaso no tenemos como ídolos a los nuestros cuando triunfan en el extranjero, acaso no son emigrantes los Peloteros pero cuanto lo adoramos y apoyamos cuando triunfan!!) Imaginemos si eso no ocurre con los otros en sus países. Pienso aquí también es hora de. RESTAURAR LA REPUBLICA
2-La otra cosa que deje para este momento es la siguiente, y no por última de menos valor: Recién escuche al Ministro de Educación anunciar que todos los Liceos de RD serian convertidos en Politécnicos. Y me pregunté: A dónde caminamos?.
Veo bien que a nuestros jóvenes se les brinden oportunidades de formación que los vinculen al mundo laboral, que obtengan competencias para afrontar con éxitos las demandas de esta sociedad tecnológica, competitiva y de grandes retos. Lo que me preocupa, viendo lo que acontece hoy, es de que vale tener un buen sastre, un buen mecánico, un excelente técnico en refrigeración, un superbo tecnólogo dental o un extraordinario programador. Si estos no actúan con HONESTIDAD, si su accionar es alejado de la ETICA y MORAL. Si en sus labores y conductas personales no conocen la INTEGRIDAD, RESPETO, RESPONSABILIDAD, la SOLIDARIDAD.
Tendremos muchos autómatas pero muy pocas PERSONAS. Tendremos muchos CONOCIMIENTOS, mucha INFORMACION, pero pocos PRINCIPIOS y escasos VALORES.
En definitiva la INDEPENDENCIA y LA RESTAURACION fueron el fruto de una generación de jóvenes llenos de sueños, de dominicanos que dieron todo lo que tenían y eran por una sociedad mejor. En mi nombre y sin dudas en el de todos los presentes, doy las Gracias Eternas a los hombres y mujeres que sacrificaron y lucharon por dejarnos esta República Dominicana de nuestros amores.
Hoy a 154 años de aquel 16 de agosto es propicia para seguir anhelando, una sociedad más DEMOCRATICA, PARTICIPATIVA, JUSTA y EQUITATIVA. Hoy es una oportunidad para evaluar el presente, valorar la herencia histórica que nos dejaron los restauradores y  transformarla para beneficio de las generaciones presentes y futuras.
Loor a los Héroes de la Restauración! Que viva La Republica Dominicana!!
MUCHAS GRACIAS!!!!

El deporte en gobiernos de Danilo Medina

Salto cualitativo del deporte

en Gobierno Danilo Medina





Durante los siete años del gobierno del presidente Danilo Medina, que se cumplen este viernes 16 de agosto, el deporte ha tenido un salto cualitativo que en última instancia se reflejó en la participación histórica de la delegación que representó al país en los XVIII Juegos Panamericanos de Lima 2019, que culminaron el pasado domingo en Perú.

Desde su inicio en agosto de 2012, la gestión desde el Ministerio de Deportes y Recreación (Miderec) -en sus primeros cuatro años dirigidos por Jaime David Fernández Mirabal, quien emprendió el rescate, higienización y reforestación de los complejos deportivos del país; y en los tres siguientes por el licenciado Danilo Díaz-, se ha caracterizado por la concertación de una serie de acuerdos interinstitucionales y con homólogas del sector oficial como del privado, los que han derivado en una gran cohesión de esta entidad, el Comité Olímpico Dominicano, el programa CRESO (Creando Sueños Olímpicos), enmarcado en el Pacto Nacional del Deporte que propició y ha ejecutado Díaz en su gestión de tres años al frente del Miderec; que han favorecido el desarrollo de los atletas y la mejora de sus resultados en competiciones internacionales.

Esta cohesión ha dado como resultado los éxitos cosechados en 2018 en los XXIII Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla, Colombia; donde logró 105 medallas (25 de oro) máximos en una cita con la presencia de Cuba; y los recientes Panamericanos de Lima, donde la delegación nacional conquistó 40 medallas, diez de ellas de oro y 13 de plata, récords ambos para una cita en tierras foráneas, solo similares a cuando el país fue la sede de los Juegos en 2003.

Dichos logros en los dos primeros grandes eventos del actual Ciclo Olímpico (2016-2020) tienen el sello del actual ministro de Deportes, Danilo Díaz, que en sus primeros tres años ha sabido concertar en numerosas reuniones con el Comité Olímpico y sus federaciones para que sus atletas puedan acudir a los fogueos y bases de entrenamientos para llegar con la preparación adecuada a los clasificatorios, con lo que han podido lograr los más altos número de plazas y los resonantes éxitos en las dos citas señaladas arriba: Barranquilla y Lima.

Al día de hoy, el sistema de Alto Rendimiento y Nuevos Valores que impulsa el Ministerio de Deportes da cobijo a más de 430 atletas –que pocos países de nuestras características pueden exhibir-, a los que se les proporciona aporte económico mensual, alimentación con “los tres golpes” diarios, transportación a los centros de entrenamientos, alojamiento y seguro médico. A varios de ellos se les ha construido una vivienda digna o se ha le han mecho mejoras a las que poseen para darles mejor calidad de vida, junto a sus familias, incluidos sus padres, todo lo cual ha repercutido en las grandes jornadas internacionales que han puesto muy en alto a la República Dominicana.

Al Gobierno del presidente Medina Sánchez le cabe el honor de haber acudido al rescate de la gran fiesta nacional del deporte, que son los Juegos Nacionales, con la celebración de su XIV versión en la provincia Hermanas Mirabal en diciembre de 2018, terminando con un parón de 12 años (2006 en Monte Plata). Y cumplió a lo grande entregando en la provincia con Salcedo como municipio cabecera, los más grandes Juegos Nacionales que se hayan realizado en el país; una villa que alojó a unas 5,000 personas que por primera vez en la historia del evento construyó el propio ente oficial del Deportes (Miderec).

También dejó a Salcedo el polideportivo techado más grande para un municipio del país, en el que se pueden practicar 14 deportes; un techado para balonmano; otras obras menores para diferentes comunidades de los municipios Villa Tapia y Tenares, la remodelación de las obras existentes en dicha provincia; así como a las que sirvieron de subsedes, como Duarte (San Francisco de Macorís), Espaillat (Moca), La Vega (piscina olímpica) y Bonao (remo y canotaje).

Para continuar el renglón de los Juegos Nacionales, el presidente Medina ha decidido la realización de las siguiente versión en 2020 y así retomar el antiguo ciclo de dos años, asignando la versión número 15 a la región Valdesia, para ser compartidas por tres de sus provincias: Peravia o Baní, Azua de Compostela y San José de Ocoa. Para ello, el Miderec y el Comité Olímpico ya han realizado varias reuniones con autoridades y deportistas de las tres poblaciones, para trazar el plan a seguir para ejecutar la disposición presidencial.

Otra gran iniciativa de la gestión de siete años fue el rescate a partir de 2017 de los Juegos Patrios en el exterior, en especial en territorio de Estados Unidos (Nueva York, Nueva Inglaterra y New Jersey; Florida y Puerto Rico) y por primera vez en Europa con diez países reunidos en España, que sirvieron como eliminatorias para recibirlos como zonas en los Juegos Nacionales de 2018 y de los cuales surgieron atletas que han integrado selecciones nacionales y que aportaron preseas doradas en los Panamericanos de Lima.

Los elementos citados de la ejecutoria de la obra deportiva del Gobierno del presidente Danilo Medina, han dado como resultado el salto cualitativo del deporte dominicano en sus siete años de gobierno, como quedó reflejado en el rotundo éxito en los Juegos Panamericanos de Lima, como resultado de la atención al atleta de alto rendimiento y nuevos valores, del rescate de las infraestructuras y de la cohesión del Ministerio de Deportes y Recreación con el sector privado del deporte representado por el Comité Olímpico y el empresarial encabezado por el CRESO y demás entes del sector oficial, que han dado un repunte a la actividad atlética de la República Dominicana, que se encuentra en su punto más alto.



PIE DE FOTOS



1-Presidente Danilo Medina

2-Ministro de Deportes Danilo Díaz.

3-El presidente Danilo Medina y el ministro de Deportes Danilo Díaz en la durante la ceremonia de entrega de la bandera a los atletas para los Panamericanos de Lima.







--
DiMaggio Abreu

Premio Nacional de Literatura Deportiva 2007, RD