ShareThis

Como se escribe!!! Para los que escriben y lo practican!!

Básquetbol o basquetbol, hispanización de basketball

  
116
En las noticias deportivas de los diarios dominicanos, en concreto las informaciones sobre el baloncesto, es común que aparezca esta palabra escrita con k, unas veces con tilde y otras no, como en estos ejemplos: «Basket de RD clasifica a los Panam 19», «RD cae en Basket; Uruguay derrotó a criollos 66-57», «Venezuela triunfa en básket silla de ruedas», «Juan Pablo Duarte derrota a Quisqueya en el basket La Romana», «Peter John Ramos debuta este domingo con el Barias en el básket distrital» o «El Capotillo tiene […] equipos deportivos: dos de voleibol, tres de basketball, dos de artes marciales…».
El Diccionario panhispánico de dudas explica que basketball se ha adaptado gráficamente al español con dos acentuaciones (/básquetbol/ y /basquetbol/), ambas válidas, mientras que el acortamiento básquet, igualmente válido, ha de escribirse con tilde por ser palabra llana terminada en consonante distinta de n o s. Desaconseja las grafías semiadaptadas con k: *basketbol, *básketbol y *básket.
Por lo tanto, en los ejemplos anteriores habría sido mejor escribir: «Básquet de RD clasifica a los Panam 19», «RD cae en básquet; Uruguay derrotó a criollos 66-57», «Venezuela triunfa en el básquet en silla de ruedas», «El Juan Pablo Duarte derrota al Quisqueya en el básquet de La Romana», «Peter John Ramos debuta este domingo con el Barias en el básquet distrital» y «El Capotillo tiene […] equipos deportivos: dos de voleibol, tres de básquetbol, dos de artes marciales…».

Carta abierta de Pau Gasol...sobre una mujer como "dirigente" en NBA

want to tell you a little something about my parents.
I grew up just outside of Barcelona, a child of two highly successful professionals. My father was a nurse and my mother was a doctor. Naturally, I took to studying science — and after high school I even did one year of med school, before eventually devoting my time fully to basketball. I sometimes think about what would have happened if I had stuck with medicine and followed in my parents’ footsteps.
I remember how people would often mistake my father as the doctor and my mom as the nurse — it happened more often than it should have, in my mind. To me, that my mother was a successful doctor … this was just the norm. And don’t get me wrong: I admired my dad’s hard work and job as well. But I grew up knowing that my mom got into a more rigorous school and program, and thus she had the more prominent job. That wasn’t weird, or a judgment in any direction. It was just the truth. And we never really thought twice about it.
Growing up, my brothers and I always admired this standard set by our parents.
And now that I’m an adult, and looking forward to being a parent in the near future myself, I realize even more how lucky I am to have been raised to that standard. It’s a standard by which the only question worth asking — it isn’t about if you’re the right “kind” of person for your job. Rather, it’s about how well equipped you are for the job.
In 37 years, I can honestly say, I’ve never once thought of my mom as a “female” doctor.
To me, she has always just been … a doctor.
And a great one, too.

The reason I wanted to start by telling you about my parents, is that their story makes me think about today’s NBA. Specifically about how, in the 72-year history of the league, there has never been a female head coach. Even more specifically, it makes me think of Becky Hammon: a coach who has been the topic of much conversation lately, and who I’ve had the opportunity to play for in San Antonio.
But if you think I’m writing this to argue why Becky is qualified to be an NBA head coach … well, you’re mistaken. That part is obvious: One, she was an accomplished player — with an elite point guard’s mind for the game. And two, she has been a successful assistant for arguably the greatest coach in the game. What more do you need? But like I said — I’m not here to make that argument. Arguing on Coach Hammon’s behalf would feel patronizing. To me, it would be strange if NBA teams were not interested in her as a head coach.
Ronald Cortes/Getty Images
What I would like to do, though, is knock down a few of the silly arguments and talking points against Coach Hammon’s candidacy — and the larger idea of a female NBA head coach — that I’ve seen floating around.
The argument that I see most often is thankfully the one that’s easiest to disprove: It’s this idea that, at the absolute highest level of basketball, a woman isn’t capable of coaching men. “Yeah, female coaches are fine coaching women’s college basketball, or the WNBA,” the argument goes. “But the NBA? The NBA is different.”
First, I’ve just gotta tell you: If you’re making that argument to anyone who’s actually played any high-level basketball, you’re going to seem really ignorant. But I also have a simple response to it — which is that I’ve been in the NBA for 17 years. I’ve won two championships … I’ve played with some of the best players of this generation … and I’ve played under two of the sharpest minds in the history of sports, in Phil Jackson and Gregg Popovich. And I’m telling you: Becky Hammon can coach. I’m not saying she can coach pretty well. I’m not saying she can coach enough to get by. I’m not saying she can coach almost at the level of the NBA’s male coaches. I’m saying: Becky Hammon can coach NBA basketball. Period.
I’ll tell you a quick story to illustrate my point. This year, in a practice a few months back, I was drilling the pick-and-roll with Dejounte Murray. It was a standard drill, just the two of us alone at one basket: I would set the screen and either pop out for the jumper or roll to the lane. If I popped, Dejounte would hit me with a chest pass. If I rolled, a bounce pass. Like I said, a very standard drill — we’ll do this a million times.
But what I remember about this particular drill is that, at some point during it, Coach Hammon stopped us mid-motion. Coaches Hammon, Borrego and Messina walk over, and Becky says to Dejounte, “D.J., O.K. — your bounce pass? It’s too low. You’ve got to hit Pau exactly where he needs it. Run that again.” We then talk some more as a group about how I need the ball a little more precise, with a little more zip, so I could have a better chance to finish the action at the rim. And then we repeat the drill a few times, alternating from the left and right sides of court. Of course, Dejounte being Dejounte, he figures it out fast — and pretty soon we’re flying through. But something about that moment has just always stuck with me. Just, like … the level of knowledge of the game that Becky showed, you know what I mean?
She noticed a small detail out of the corner of her eye — and then instantly located both the problem and the solution. And not only that, but we were also able to communicate with each other in such a way that we got the result that we needed. It’s a good reminder, I’d say, of the importance of communication between team members — especially at the NBA level. I don’t think I caught another stray pass the rest of the season.

Another argument that I’ve seen tossed around — maybe even sillier than the previous one — is that Becky rose to her current position because having her on staff was “good p.r.” for the Spurs.
What?
Seriously: What?
No. We’re talking about the NBA here — a business where there’s a lot of money on the line, and little patience for mediocrity. Also we’re talking about the San Antonio Spurs, one of the most successful NBA franchises of this century: a system that has produced David Robinson, Tim Duncan, Manu Ginóbili, Tony Parker — and that’s just the Hall of Famers. This is a team that won 50+ games for 18-straight seasons, and five championships in the last 20 years.
Darren Abate/AP Images
Would you really expect Coach Pop to develop his staff any differently than he develops his players? Of course not.
Pop’s only standard for doing anything is whether it’ll help us in just one way … and it isn’t getting good p.r.
It’s getting W’s. And getting those W’s The Spurs Way.

O.K. — and then one more thing. It’s almost too stupid to include here … but at the same time, in another way, I also think it’s pretty important. And it gets at something about this league, in the bigger picture, that I’ve been thinking about a lot lately.
It’s this idea that, if there were a female head coach in the NBA, there would be some sort of … “awkwardness in the locker room.”
Maybe you’re laughing to yourself as you read that. And I get it. It’s ridiculous. But I think it’s worth taking seriously, too, for a moment — just in terms of how embarrassing it is for us as a league that this is something people are actually talking about.
First, as for the idea itself: I mean, of course it’s a myth. Give me a break. There’s really nothing to say about it even. The players dress in a certain area, and the coaches dress in a certain area. O.K.? And yes, I’m sure, within that coaches area, Becky has a private space. But the point is — it’s not like you’re seeing male head coaches sharing a space with players while they’re changing. It doesn’t happen. So all I can tell you is that from a decade and a half of personal experience … this line of thinking — like I said, it’s all just very ridiculous. In terms of the locker room, and in terms of behind the scenes, there really is no practical difference in this league between having a male or a female head coach.
Mark Sobhani/NBAE/Getty Images
But I also think it goes to something deeper than that, when people will make this argument — in a way that really bothers me. It goes to this idea that … as we’re making all of these amazing strides in society, in terms of increasing our social awareness, and making efforts toward ideas like diversity and equality, and just sort of creating this more inclusive world … somehow sports should be an exception. It’s this idea, for some people, that sports should almost be this haven, where it’s O.K. to be closed-minded — like a bubble for all of our worst ignorance. And that as athletes, if we have any problems with the way things are, we should (as the saying goes) “stick to sports.”
So when I see arguments — or even jokes — that we shouldn’t have female head coaches in the NBA because of “locker room” situations or whatever … I guess it just reminds me that, for as much progress as we’ve made as a league over these last few years … we still have a ways to go. Because let’s be real: There are pushes now for increased gender diversity in the workplace of pretty much every industry in the world. It’s what’s expected. More importantly — it’s what’s right. And yet the NBA should get a pass because some fans are willing to take it easy on us … because we’re “sports”?
I really hope not.
I hope the NBA will never feel satisfied with being forward-thinking “for a sports league.” Let’s strive to be forward-thinking for an industry of any kind.

Last week, I don’t know if you saw, but the Suns hired the first European-born head coach in NBA history, Igor Kokoškov.
By all measures, this was a very cool piece of news for the league. But on a personal level … man, I have to tell you: this was a special moment for me. It’s been 17 years now since I was drafted — and yet I can still remember the comments from some of the people at the time. It was, Oh, no … you can’t take a Euro at No. 3. That’s craziness. Maybe later in the first round, yes. This kid has talent after all. But top five??? Top five … there you’re looking for a franchise player. Someone with a killer instinct, and leadership capabilities. And these Euro guys — they’re soft, man. No, you can’t take this kid at No. 3.
And of course they did take me at No. 3. Now, you see European players going high in the draft all the time. It’s just very ordinary. This year, with Luka Dončić, who knows — maybe it’s another No. 1 out of Europe.
And it’s really been the same with coaches. At first, no teams in the league are staffing up with foreign assistants. But then some innovative teams start to do it … and they have success. And then you see the other teams start to follow. And now, Igor has the Suns’ job as their head guy.
And I don’t mean to compare Igor to Becky, because I don’t think it’s exactly the same. But I just think it’s this beautiful thing, you know, to see the NBA begin to reflect the larger world. Because it’s such a big world, isn’t it? And I think any time you can expand your horizons, toward something new and meaningful … it can only make you a better person.
Which is also why I’m so encouraged to see this league taking the lead on so many important issues. I see it when we’re coming together over something as urgent as Black Lives Matter … I see it when guys like DeMar and Kevin are being vocal and open about emotional wellbeing … I see it when Adam Silver, our commissioner, is marching in an LGBTQ pride parade … I see it when MVPs like Steph and LeBron keep showing the world that nobody is too famous to use their platform to stand up for what they believe in … and of course I see it when a franchise like the Bucks is willing to give an interview for their head-coaching vacancy to a candidate who — male or female — absolutely deserves it.
I see it everywhere now in this league, and it fills me with pride.
John Locher/AP Images
Because to me, this league — it’s a family. And one of the things that comes with being a family … it’s that you’re the ones who can be the most critical of each other. You’re the ones who can most tell it to each other like it is. Because at the end of the day, you know it’s all love.
So what I would say to my NBA family right now, I think, is, Hey — let’s all keep up the great work. Let’s be proud.
But let’s also not be satisfied.
Let’s recognize that one protest does not mean we have solved the problem of racial inequality in this country. One parade doesn’t mean we’re doing everything we can for the LGBTQ movement. And one coaching interview doesn’t mean we have solved the issue of gender diversity in our workplace.
A more complacent league, it might take a look at these accomplishments — and be comfortable saying, O.K., we did it, we’re finished. But the NBA is not a complacent league.
It’s a great league.
And to me, a great league would take a look at this, and say, We’ve come a long way, and we’ve shown a lot of growth … but there’s still a lot more growing left for us to do. A great league would say, Yes, this is progress — but it isn’t the finish line.
Wait and see. We’re just getting started.

La envidia: cáncer que corroe(Articulo de Virginia Padilla)

La envidia: cáncer que corroe

Por: Virginia Pardilla (Periodico Hoy 11-5.2018)
Si hay un sentimiento destructivo parecido al odio, es la envidia; lamentablemente es común y casi todas las personas la sienten en algún momento de su vida, aunque no en el mismo grado y forma. Hay niveles de envidia que pueden generar conductas verdaderamente tóxicas en la vida de la persona que la siente, por ende, la importancia de aprender a identificar y manejar este sentimiento tan dañino.
La envidia es un sentimiento o emoción que refiere a la evaluación social; en éste, existe dolor, es un sentimiento colmado de rencor, tristeza, incomodidad y, en fin, un malestar emocional significativo; se experimenta cuando otra persona posee algo que el envidioso no tiene, puede ser: bienes materiales, características físicas, emocionales o intelectuales, relaciones personales, virtudes. En pocas palabras “sufrir por lo que otro tiene”. Sin embargo, es una distorsión, ya que por lo general se sobrevalora el objeto de envidia, se le atribuyen significados especiales e impide que la persona que siente envidia reconozca sus propias cualidades.
Es un sentimiento que también acarrea consecuencias negativas a quien es objeto de éste, pues quien siente envidia por lo generar es una persona tóxica, y su vida puede ser incluso un desastre si deja calar este sentimiento, pues el mismo puede eclipsar las emociones positivas y las virtudes que esta persona podría tener si no fuera por la envidia.
A menudo, sentir envidia viene acompañado de obsesiones, ya que puede llegar al extremo de centrarse en la otra persona y no en sí mismo. Las personas que sienten envidia, tienden a ser débiles de espíritu, perezosos, no experimentan el impulso de esforzarse y sacrificarse, ya que éste se apaga; se conforman con la vida que llevan y cuando alguien les da una buena noticia y/o está contento, el envidioso tratar de robarle esta felicidad. De igual modo, cuando los demás alcanzan sus sueños y/o objetivos, el envidioso piensa que fue pura casualidad, pues es Incapaz de reconocer los atributos y el empeño que le ganó logros a la otra persona, ya que incluso experimentan el éxito de los demás como una herida, por eso no es de extrañar que siempre esté amargado y desee arrebatar la felicidad ajena.
En cambio, cuando algo genera malos resultados en la vida de otros o ve que alguien comete un error, la persona avasallada por la envidia lamentablemente se alegra e incluso siente satisfacción; este es un estado de vida apagado y triste, en el que llega anhelarse la caída de los que escalan con esfuerzo. En situaciones extremas, pueden incluso llegar a accionar con la envidia como impulso, llevando a cabo conductas concretas para destruir lo que otro ha logrado.
Según Napoleón, la envidia es una declaración de inferioridad, mientras que Aristóteles dijo: “la envidia es la prosperidad de los otros”. Para la mayoría de los psicólogos, es un producto de la baja autoestima, y de la comparación compulsiva con los demás; es, además, fruto de no conocerse a sí mismo, pues la persona que siente envidia no identifica sus propias oportunidades y fortalezas, sus propias virtudes por pulir y su propia luz, por esto, la envidia es a la vez causa y fruto de infelicidad. Aunque estas personas puedan parecer seguras de sí mismas, en realidad, esta falsa seguridad realmente se trata de una personalidad egocéntrica, llena de miedos y contradicciones.
En algunos momentos, estas personas pueden llegar a mostrarse abiertas y con gestos de admiración; lo que de común se considera “envidia sana”, pues hay niveles de envidia en los que este sentimiento puede ocultarse.
Si la envidia es reconocida y expresada, si la persona hace un proceso de perdón hacia sí mismo, y hace la pace con sus defectos, mientras sus virtudes empiezan a ser notables para sí mismo, entonces este sentimiento tan deprimente puede llegar a ser controlado en primer lugar, y finalmente superado.
Cómo podemos hacer frente a las personas envidiosas:
El que te envidia tiene complejo de inferioridad, por lo cual hay que tener un poco de compasión.
Debemos definir si la persona que nos envidia nos importa o no. Si el vínculo con esta persona nunca ha sido significativo, entonces lo mejor es que lo ignores e intentes evadir sus falsos intentos para relacionarse contigo. Sé discreto delante de esta persona y evita que esté presente en las celebraciones de tus logros, ya que la envidia puede aumentar y llegar a ser incontrolable, lo cual muchas veces degenera al otro hasta la posición de rival y puede llevarlo al asesinato fisco o emocional de la persona envidiada.

Cómo se puede superar ser un envidioso:
Aprende a vivir y disfrutar lo que quieres y tienes. Desempolva tus fortalezas, ten en cuenta que no viniste al mundo desprovisto de la capacidad para cultivar grandes virtudes.
Reconoce que los logros de los demás requieren sacrificios y esfuerzos, y que tú puedes tener tus propias metas, las cuales puedes lograr con enfoque y empeño.

Reconoce lo mal que te hace sentir esta emoción tan negativa. Acéptate con tus fortalezas y debilidades, ya que ninguna debilidad es tan grande como avasallar tus cualidades, a menos que permitas que se conviertan en sentimientos dañinos.
Aprende a disfrutar tu vida, acércate a personas o grupo de personas que puedan ayudarte a sanar tu historia, ya que ser feliz y exitoso tiene más relación con la salud emocional y espiritual que con grandes hazañas.
Aprende a vivir y disfrutar lo que quieres y tienes. La autora es psicóloga y educadora, directora y fundadora de MLC SCHOOL , Twiter: @SVirginiaP Instagram: @Virginiapardilla279 Twiter: @MLC_Schoolrd.

Como se escribe(segun Fendeu-Guzman Ariza)

Gracias, no de gratis

  
69
La palabra gratis no necesita de la preposición de para expresar que algo es gratuito, por lo que se recomienda evitar la expresión de gratis.

Se trata de un uso habitual en el habla coloquial que en ocasiones se cuela en los medios de comunicación en frases como «María Angélica expresó que es tanta la pasión que siente por este arte que hasta lo haría de gratis», «Nosotros [el Gobierno] se lo vamos a hacer de gratis», «Todo cuesta mucho y nadie se mueve de gratis» o «Los comerciantes de charamicos no están de gratis en la acera de la Winston Churchill».
El Diccionario panhispánico de dudas indica que esta forma se debe al cruce entre las expresiones sinónimas gratis y de balde y desaconseja su empleo.
Pueden emplearse como sinónimos de gratis los términos gratuito, en función de adjetivo, y, como adverbios, de balde, gratuitamente, de manera gratuita y sin costo.
Así, en los ejemplos citados habría sido preferible escribir «María Angélica expresó que es tanta la pasión que siente por este arte que hasta lo haría gratuitamente», «Nosotros [el Gobierno] se lo vamos a hacer gratis», «Todo cuesta mucho y nadie se mueve de manera gratuita» y «Los comerciantes de charamicos no están de balde en la acera de la Winston Churchill».

Aprender a escribir(Guzman Ariza recomienda)

Ocurrencia, uso y abuso

  
47
El sustantivo ocurrencia es válido con el significado de ‘hecho de ocurrir algo’, pero puede alternar con otros como aparición, presencia, frecuencia o coincidencia, según el contexto.

En los medios de comunicación pueden verse frases como «Por la ocurrencia de los aguaceros, el COE contabiliza 400 desplazados a casas de familiares, siete viviendas afectadas y 13 comunidades incomunicadas», «Lo mínimo que espera el ciudadano es que, ante la ocurrencia de un hecho semejante, las autoridades investiguen» o «El incremento de la ocurrencia de hechos vandálicos contra la red de telefonía pública constituye una alerta para la sociedad».
El Diccionario de la lengua española define ocurrencia como ‘idea inesperada, pensamiento, dicho agudo u original que ocurre a la imaginación’ y ‘encuentro, suceso casual, ocasión o coyuntura’. La primera de estas acepciones se ha formado a partir de ocurrírsele algo a alguien, pero nada impide emplear ocurrencia a partir de ocurrir algo.Dicho esto, aunque el sustantivo esté bien formado desde el punto de vista lingüístico, estilísticamente se recomienda no abusar de él y recurrir a sustantivos sinónimos, a paráfrasis que expresen el mismo sentido o, directamente, a la omisión de cualquier sustantivo, ya que a menudo resultan superfluos.
Así, en los ejemplos iniciales podría haberse escrito «Debido a los aguaceros, el COE contabiliza 400 desplazados a casas de familiares, siete viviendas afectadas y 13 comunidades incomunicadas», «Lo mínimo que espera el ciudadano es que, ante un hecho semejante, las autoridades investiguen» y «El incremento de (la frecuencia de) hechos vandálicos contra la red de telefonía pública constituye una alerta para la sociedad», donde se marcan entre paréntesis partes de las que se puede prescindir sin cambio de significado.
Por otra parte, el sustantivo ocurrencia sí se emplea con normalidad, y así lo recogen diccionarios de uso, como el Clave, con el significado de ‘frecuencia de uso’, especialmente en textos sobre lingüística: «Mientras que la palabra “justicia” se repite en 172 ocasiones, existen apenas cinco ocurrencias de la palabra “impunidad”».

Tributo al Mejor "jugador de futbol" del Mundo: Andres Iniesta

Este uno de los ejemplos de cronicas que ponen a pensar "porque no puedo escribirla Yo"....Aqui le reproduzco este treabajo que encontre en el Diario "El Espectador"....
____________________________________________________________

ESTA SEMANA SE SABRÁ EL DESTINO DE UNO DE LOS MEJORES FUTBOLISTAS DEL PLANETA

Ojalá Andrés Iniesta no se fuera nunca

Redacción deportes(El Espectador)
“El Cerebro” fue la gran figura en la final de la Copa del Rey, su trigésimo título vestido de azulgrana. Tiene una oferta multimillonaria de la liga china, pero el fútbol europeo reclama su permanencia.
Iniesta luego de marcar el cuarto gol en el triunfo del club blaugrana ante Sevilla. AFP
Dice Pep Guardiola que en el fútbol hacer lo simple, lo sencillo, resulta, casi siempre lo más difícil. Y explica que si hay un jugador que sabe lo que exige cada jugada es Andrés Iniesta. “Acelera cuando se necesita, hace la pausa en el momento justo. Y nadie, nadie, hace brillar tanto a sus compañeros como él”. Una definición clara del juego de manual sumado a la genialidad, de pensar más rápido que los demás y para los demás.
Ese Iniesta al que se refiere el hoy entrenador del Manchester City fue el artífice de la goleada del Barcelona 5-0 ante el Sevilla, en la final de la Copa del Rey, en la que Lionel Messi y Luis Suárez apenas lucieron como sus coristas. La estrella fue el volante de 33 años, nacido el 11 de mayo de 1984 en Fuentealbilla, una población desconocida en la provincia de Albacete que hace tiempo dejó de ser recóndita para el mundo, que se volvió famosa por el simple hecho de ser la casa de uno de los grandes volantes de los últimos tiempos.
Andrés es, de seguro, el mejor futbolista español de la historia. Comenzó a jugar cuando tenía ocho años. Y aunque su estatura siempre fue menor que la de los demás, su cabeza era más rápida. Tenía habilidad, tacto, la visión para poner el balón donde nadie lo pondría, entendiendo, desde muy niño, que la pelota siempre corre más que el jugador y que tratarla con respeto, hasta con delicadeza, da resultado. A los 12 años fue fichado por el conjunto blaugrana e hizo de La Masía su nuevo hogar. Carles Rexach, el mismo que le firmó el contrato a Lionel Messi en una servilleta, recuerda que Andrés era callado, pero cordial. Que nunca se quejó por nada ni causó problemas.
Y que esa timidez se transformaba en coraje dentro de la cancha. Con 18 años debutó en el primer equipo azulgrana, con el que completó 31 títulos, entre ellos cuatro Ligas de Campeones de Europa, tres Mundiales de Clubes, nueve Ligas de España (con la que ganará seguramente el próximo fin de semana) y seis Copas del Rey en 16 temporadas, en las que ha jugado 670 partidos y ha marcado 57 goles. Números que avalan por qué Iniesta es el señor del fútbol, o mejor dicho, es el fútbol en su máxima expresión.
Como si fuera poco, fue uno de los pilares de la mejor selección española de todos los tiempos, la bicampeona europea (2008 y 2012) y campeona Mundial en Sudáfrica 2010. Fue justamente él quien marcó el gol más importante en la historia de La Roja, el del 1-0 en la final ante Holanda, en Johannesburgo, el que les dio el título a los dirigidos por Vicente del Bosque, el premio para el niño escuálido y pálido que soñó con jugar una Copa del Mundo, para el pequeño con piernas como las patas de una mesa, delgadas, frágiles, el hijo de un albañil que personificó el sueño de su padre: ser futbolista.
Y aunque la vida lo puso en una época en la que siempre tuvo por arriba a dos monstruos como Lionel Messi y Cristiano Ronaldo, Andrés logró hacerse un espacio, lograr que su apellido fuera un sentimiento para muchos, un sinónimo del buen juego, de la magia sin ser mago. “Es el mejor jugador del mundo, porque Messi y Ronaldo son de otro planeta”, afirmó una vez Wayne Rooney, el inglés que lo tuvo que sufrir muchas veces, que no pudo quitarle la pelota, tampoco detenerlo.
Elegante y tranquilo en la cancha, a pesar de su juventud, Iniesta consideró siempre a Xavi Hernández como su modelo y maestro. Tal vez por eso se sonroja cuando le dicen que lo superó. Tiene contrato vitalicio con el Barcelona, pero ya se habla de una posible partida hacia el fútbol chino, del que recibió una multimillonaria oferta.
Tras ganar la Copa del Rey y dar una nueva exhibición de clase el sábado, advirtió que esta semana anunciará su decisión. Su talento está intacto, su manera de entender el juego mismo, respetándolo por encima de todo, también. Podría, sin problemas, estar un par de temporadas más en el Nou Camp y agrandar su leyenda. Seguro que el dinero no lo motiva, pues hace rato aseguró su futuro y el de su familia, dedicada a la producción de vinos.
Sea cual sea su rumbo, antes afrontará el Mundial de Rusia con la mayor ilusión, pues podría ser el último que juegue. Será una de las piezas claves en el equipo del técnico Julen Lopetegui, quien tiene claro que esta puede ser la gran despedida para el volante que hizo soñar a todo un país. Ojalá, por el bien del fútbol y de quienes admiran a los jugadores talentosos, el 8 del Barcelona no se vaya de un club en el que su legado seguirá por siempre, en el que será recordado como el señor del fútbol.

Ley Partidos; Primarias Abiertas vs Cerradas; Secuestro Opinion

En las ultimas semanas la sociedad dominicana se ha mantenido, "secuestrada" en su intereses y opiniones, por el debate que suscita a divergencia entre distintos actores sociales en relacion a que en el proyecto de Ley de Partidos Politicos, actualmente aprobado por el Senado en dos lecturas consecutivas, se establezca la realizacion de "primarias internas, simultaneas y abiertas", para la escogencia de los candidatos presidenciales de cada organizacion politica.
Por un lado se han expresado varios legisladores y alguno que otro miembro de partidos y organizaciones de la "sociedad civil", otro tanto ocurre con los que no estan de acuerdo con esta modalidad de seleccion de candidatos.  Argumentos a favor plantean que estas "primarias abiertas", son un instrumento idoneo para favorecer el desarrollo democratico y la garantia del ejercicio pleno de la participacion de la poblacion en la vida politica del pais.
Curiosamente, los argumentos de quienes se oponen a esta modalidad, ya utilizada en otras ocasiones y paises, son practicamente los mismos; las "primarias abiertas" son un atentado a lo establecido en la Constitucion Dominicana, limitan el ejercicio demoratico toda vez que desconoce la naturaleza de los partidos y ademas restan importancia a la categoria de miembros. Por ultimo, se argumenta que de realizarse una consulta abierta con el padron de la JCE, los electores que acudan a votar quedaran en evidencia eliminando el caracter "secreto" del derecho al voto.
No obstante, ambos grupos argumentan tener la razon y de momentos no se ve con claridad la solucion al impase, lo cierto es que con esta discusion la poblacion dominicana, el Sistema de Partidos en su conjunto se encuentra entrampado, pues tal parece que esto no es mas que una estratagema para llegar lo mas cerca posible de las proximas elecciones y luego argumentar la "im"posibilidad de aprobar una legislacion que sirva de limite y control al accionar de las organizaciones politicas en el pais.
Algo que llama poderosamente la atencion es que mientras la mayoria de los lideres politicos, legisladores, iglesia, empresarios, profesionales, y multiples sectores sociales se han expresado en relacion al tema, el unico que no ha expresado su opinion al respecto es el actual Presidente de la Republica, Licdo. Danilo Medina, aunque todo su entorno y connotados miembros de su corriente al interior del PLD son de los principales promotores y defensores de esta modalidad.
En aras de edificar un poco a quienes siguen este debate, voy a reproducir los argumentos que utilizo la SCJ para declarar "inconstitucional" la Ley 286-04 que establecia la realizacion de primarias en los partidos. (Posteriormente hare lo propio con la opinion del TSE)
Antes debo establecer que, para quien escribe, este "affaire" no es mas que una estrategia para mantener la atencion centrada en el PLD y su liderazgo, lo cual convierte a los demas en "testigos de excepcion" de una situacion, no aprobacion de Ley de Partidos, que al final favorece a todos los que han vivido y viven del desorden institucional que esto representa. 
Aqui les dejo los juicios de la SCJ para declarar inconstitucional las primarias abiertas si usted puede busquese la Constitucion actual y compare:
“Considerando, que si bien es cierto que algunos Estados han incluido en su ordenamiento jurídico el sistema electoral de elecciones primarias mediante el voto universal, directo y secreto con participación de todos los electores para la selección de las candidaturas de los partidos y agrupaciones políticas, convocadas y controladas por las autoridades estatales, como el que favorece la Ley 286-04, no es menos valedero que dicho sistema ha venido siendo sustituido, por su escaso uso, por el sistema tradicional que permite escoger al elector los candidatos del partido al que pertenece mediante el voto afirmativo de la mayoría emitido en convenciones separadas celebradas por cada partido y, además, por estimarse que el primero facilitaba combinaciones antidemocráticas en perjuicio de los más idóneos candidatos; que este último sistema es el que auspicia nuestra Constitución;
“Considerando, que, de otra parte, de conformidad con los artículos 89 y 90 de la Constitución, las Asambleas Electorales se reunirán de pleno derecho el 16 de mayo de cada cuatro años para elegir el Presidente y Vicepresidente de la República; asimismo, para elegir los demás funcionarios electivos, mediando dos años entre ambas elecciones…; así como que corresponde a las Asambleas Electorales elegir al Presidente y al Vicepresidente de la República y demás funcionarios electivos; que sin embargo, la nueva ley pone a cargo de la Junta Central Electoral y de las juntas electorales, convocar, como se ha dicho, la celebración de las convenciones primarias de los partidos políticos, a más tardar cuatro meses antes de las elecciones generales, con el fin de seleccionar las candidaturas de los partidos y agrupaciones políticas para las funciones electivas; que al señalar la citada nueva Ley n.º 286-04 que el sistema de elecciones primarias que ella instituye operaría con la participación de todos los electores, es decir del voto universal, obviamente que está patrocinando una convocatoria de las asambleas electorales para que se reúnan en fechas y con fines distintos a los indicados en las disposiciones constitucionales antes citadas, ya que estas (las asambleas electorales) deben reunirse únicamente el 16 de mayo de cada cuatro años para elegir los funcionarios electivos de la nación, y no para seleccionar las candidaturas de los partidos participantes en el torneo electoral, por lo que por este motivo la denominada Ley de Primarias resulta también no conforme con la Constitución”.

Corrupcion en America Latina(el BID habla)


 

Corrupción en América Latina, por Elena Ospina
“La corrupción es la que no deja desarrollar al Perú”. Así de tajante se mostró el Presidente peruano Martin Vizcarra mientras supervisaba las obras de una carretera en San Martin a principios de esta semana. Tan solo unos días después, estamos inmersos en la última edición de la Cumbre de las Américas. Una oportunidad excepcional donde presidentes, empresarios, sociedad civil y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) se reúnen en Lima para discutir el tema de la transparencia y la corrupción.
Vizcarra tiene toda la razón, y no solo en Perú. La corrupción está saliendo muy cara a todos los latinoamericanos.
La factura oculta de la corrupción
Además de obstaculizar la toma de decisiones públicas, la corrupción erosiona la asignación eficiente del gasto público, fomenta la evasión fiscal, genera costos adicionales en el financiamiento de empresas y gobierno, y desalienta la inversión. Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el costo real de la corrupción debe estimarse a partir de las pérdidas en la producción generadaspor la mala asignación de recursos, distorsiones de incentivos y otras ineficiencias. Ahora sabemos que la corrupción, además de disminuir las inversiones en un 5%, también aumenta el costo para hacer negocios en un promedio de hasta un 10%. Y no solo eso. El Fondo Monetario Internacional estima que el 2% del PIB Mundial se pierde en el pago de sobornos. En otras palabras: la corrupción cobra factura por muchos lados.
La corrupción también tiene un efecto negativo en la confianza en las instituciones públicas y el Estado. Si bien es difícil determinar estadísticamente el impacto exacto en el desarrollo, algunos autores han llegado a estimar que una mejora de los indicadores de corrupción del cuartil más bajo podría elevar el ingreso per cápita en aproximadamente US$3.000 en América Latina a mediano plazo.
La calidad institucional y la transparencia de los gobiernos son clave a la hora de crear un clima empresarial que incentive la inversión. La burocracia enrevesada puede afectar la productividad y el crecimiento económico de un país. ¿Cómo? Las reglamentaciones opacas y engorrosas restringen el acceso a la información y abren oportunidades para comportamientos discrecionales. En algunos casos, a eso se une a una débil institucionalidad de las agencias gubernamentales responsables de la rendición de cuentas. Eso pone las cosas difíciles a las empresas que quieren operar en un país, especialmente a las de menor tamaño.
Corrupción pública, corrupción privada…corrupción, a fin de cuentas
La corrupción sigue siendo, como decía Vizcarra en su discurso, uno de los mayores problemas de América Latina. Por ejemplo, según el Informe de Competitividad Global del Foro Económico Mundial, muchos países de la región no tienen una posición competitiva en los indicadores de “ética y corrupción” y “ética corporativa”. Solo 5 países de nuestra región se encuentran en el tercio superior, y más de la mitad están por debajo de los 100 mejores puestos. En realidad, los niveles de corrupción apenas se han movido. La diferencia con tiempos anteriores es que hoy en día, se ve.
Odebrecht, los llamados papeles de Panamá… en la era de Internet, cada vez es más difícil ocultar las prácticas deshonestas tanto de servidores públicos como de ejecutivos privados. “Este descontento también es una señal de que nuestras democracias están madurando, y de que nuestras instituciones hoy operan con mucha más independencia”, explicaba el presidente del BID Luis Alberto Moreno ante una audiencia de empresarios y mandatarios durante la III Cumbre Empresarial de las Américas. “La revolución digital que le ha dado tanta visibilidad a la corrupción también nos ofrece nuevas herramientas para combatirla”, añadió. Ahí está el mensaje optimista. Con la corrupción, podemos elegir entre ver el vaso medio lleno o medio vacío.
¿Hay luz al final del túnel?
Justamente esta semana en Lima empresas y gobiernos se sientan alrededor de la mesa para buscar soluciones prácticas y concretas a la lacra de la corrupción. Las propuestas que se discuten se refieren tanto a lo que se debe hacer desde el sector público, pero especialmente a que debe hacer el sector privado para enfrentarse de manera creíble este problema.
¿Quién está detrás de una empresa? ¿Qué compañías financian campañas electorales? ¿Cuál es el criterio que se aplica al adjudicar una obra de inversión pública? Muchos de los escándalos de los periódicos estos se hubieran evitado si esta información hubiera estado accesible desde el principio para funcionarios y empresas. Porque seamos claros: mucha corrupción existe porque los sistemas opacos y poco transparentes proporcionan una garantía de discreción e impunidad.
Estos días, empresas y gobiernos hablan de cómo crear normas y sistemas para contestar a esas preguntas –y muchas más– de manera casi sistemática. Vamos a oír hablar de regulaciones para registros de beneficiarios finales, reformas estructurales a los sistemas de contratación pública, medidas de simplificación administrativa, y de cómo empujar al sector privado para implementar políticas internas que prohíban contribuciones políticas ilegales, los sobornos o la entrega de obsequios a funcionarios públicos.
Tenemos una oportunidad única para que confluyan la voluntad política y las respuestas técnicas. Delia Ferreira, presidente de Transparencia Internacional y miembro de un grupo de expertos que está asesorando al BID en este tema, recientemente nos decía que la gente hoy exige “más información, más integridad, menos impunidad y, menos indiferencia”. La gente pide, en resumidas cuentas, soluciones. Soluciones para que nadie tenga que empezar un discurso diciendo que la corrupción está cortando las alas a América Latina.